eldiario.es

Menú

DESALAMBRE

La UE aportará 100 millones de euros para "incentivar el retorno voluntario" de refugiados desde Libia

El Consejo Europeo ha aprobado un acuerdo con la ONU para que los migrantes que ya están en Libia regresen a sus países y renuncien a llegar a Europa

"La financiación para el desarrollo debe utilizarse para sacar a la gente de la pobreza no para mantenerla fuera de Europa a toda costa", denuncian las ONG

- PUBLICIDAD -
Rajoy felicita a Gentiloni y asegura el trabajo conjunto en favor de los ciudadanos

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy (c), antes de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea. EFE

Desde la caída de Muamar el Gadafi, Libia se ha convertido en uno de los principales países desde donde los refugiados llegan a Europa y la inexistencia de un Gobierno estable impide el cierre de la ruta pretendido por los líderes europeos. La operación militar Sofía que la UE lanzó en el Mediterráneo en 2015 para "luchar contra las mafias" tampoco está funcionando: este año han llegado y han muerto más migrantes en su intento de llegar a Italia que durante el mismo periodo del año pasado. 

Muchas han sido las voces que desde el seno de la UE han pedido la búsqueda de un acuerdo con Libia como el firmado con Turquía, que clausuró el Egeo a pesar de las muchas críticas recibidas por parte de las ONG. Pero la falta de un interlocutor en Libia impide la réplica del pacto.

Los líderes europeos pretenden ahora "incentivar el retorno voluntario" a sus países de origen de los migrantes que están ya en Libia, antes de que se embarquen en el peligroso viaje a Europa. Así lo han recogido en las conclusiones de la cumbre que este miércoles han celebrado en Bruselas. Coincidiendo con la reunión, la Comisión Europea ha firmado un acuerdo con la Organización Mundial para las Migraciones (OIM), dependiente de la ONU, para llevar a cabo el proceso.

Bruselas destinará 100 millones de euros a lograr este objetivo, con el que se pretende atender a 24.000 personas, aunque no todas ellas partirán desde Libia, ya que el programa abarca también otros 13 países africanos. La OIM lleva años promoviendo los retornos voluntarios, por lo que la UE aprovechará la estructura que ya ha montado la ONU en los países de tránsito para lograr su máximo objetivo, que no es otro que el de impedir que sigan llegando más refugiados a Europa.

Se trata del último intento de Bruselas en su política migratoria hacia África, después de que las medidas acordadas en los últimos meses no hayan dado sus frutos. Los acuerdos de asociación que Bruselas firmó en junio con Níger, Nigeria, Senegal, Malí y Etiopía que buscaban condicionar la ayuda al desarrollo al control del flujo migratorio han logrado algunos avances pero no a la altura de lo esperado en un principio por los líderes comunitarios.

Por ahora, el acuerdo realizado con Níger ha tenido los mayores efectos por el momento. Si en mayo abandonaban el país unas 70.000 personas para cruzar el Sáhara y llegar a Europa, en noviembre lo hicieron solo 1.500, según los datos del informe que ha realizado la Comisión Europea. Las mismas fuentes indican que se ha detenido a 102 traficantes y se han devuelto a sus países de origen a 4.430 personas. Pero existe el riesgo de que el control sobre esta ruta esté desviando el tráfico hacia Malí.

En el resto de países, las cifras son más moderadas. Son los Estados miembros, y no la UE, los que realmente tienen los recursos para llevar a cabo los retornos a los países de origen. Ante esta perspectiva, Bruselas ha frenado su apuesta por firmar acuerdos similares con otros países.

La alta representante de la UE, Federica Mogherini, quería cerrar en diciembre nuevos acuerdos, pero los líderes europeos no parecen tener ahora mismo tanto entusiasmo, aunque no cierran la puerta a hacerlo en el futuro. "A la luz de esta experiencia, se podrán estudiar posibles acuerdos", dicen las conclusiones de la cumbre.

Las ONG critican la política migratoria de la UE y exigen el cese de la firma de acuerdos que impiden la llegada de refugiados a Europa. "La financiación para el desarrollo debe utilizarse para sacar a la gente de la pobreza, en apoyo de las estrategias a largo plazo de los países en desarrollo, en lugar de utilizarla cada vez más para mantener a la gente fuera de Europa a toda costa y amenazar con retirar fondos si los terceros países no cumplen", dice la confederación europea de ONG.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha