eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

O Rajoy o "el crack"

52 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Hermano Lobo

Una portada de la revista Hermano Lobo, en agosto de 1975.

En la caja de las excusas de Mariano Rajoy existen dos comodines que se repiten sin cesar: la herencia recibida (marca registrada) y el "hemos evitado el rescate" y "el crack de España" (pendiente de registrar). Según esa visión, todos los incumplimientos electorales de la larguísima lista presidencial se resumen en dos: o bien son culpa de Zapatero o bien son el mal menor. Mariano Rajoy no quería tomarnos el pelo y hacer justo lo contrario a lo que prometió. Lo hace contra su voluntad. Le duele más a él que a los demás.

Las dos excusas son falsas, como ya le recuerdan hasta desde la prensa conservadora. La primera, porque "la herencia recibida" era de sobra conocida por Rajoy, que no puede alegar que le pilló por sorpresa sin dimitir por incompetente al minuto después; fueron las autonomías gestionadas por el PP –y no el Gobierno central– quienes más se desviaron del déficit previsto en 2011. La segunda, porque, por mucho que el presidente saque pecho, estamos rescatados ya: España ya ha solicitado la ayuda de Europa para salvar a la banca y a cambio ha firmado un duro memorando donde entrega a la troika el control del sector financiero. También ha aceptado cumplir con una serie compromisos macroeconómicos, un programa de reducción del déficit que día a día se traduce en recortes y subidas de impuestos (y los que nos rondarán). En la práctica, no hay una gran diferencia con la entrega de soberanía que firmó Irlanda o Portugal.

En los próximos meses, es muy probable que Rajoy recurra a más dinero del rescate previsto en el memorando de rescate. No será para crear un fondo para ayudar a los desahuciados o evitar despidos, como propone el PSOE. Según fuentes solventes del sector financiero, los 40.000 millones que se han empleado hasta ahora para sanear el sector financiero español no van a bastar. Hace falta más. El Gobierno tendrá que recurrir a una parte importante de esos 60.000 millones que quedan hasta los 100.000 millones que aprobó Europa para España.

Si hemos entregado el control del sector financiero, si hemos condicionado el rescate al cumplimiento de las políticas macroeconómicas que imponga la Comisión Europea  y el BCE, si el dinero es a crédito, va a la deuda pública española y lo tendremos que devolver ¿cuál es entonces la diferencia con un rescate total? Principalmente dos cosas: que solo podemos usar el dinero europeo para ayudar a la banca, pero no para abaratar la financiación de la deuda pública española. Y, por supuesto, que Rajoy puede presumir de "haber evitado el crack". Demos gracias al señor.

P.D. La letra nada pequeña

Aquí está el memorando del rescate para los que no lo hayan leído ya. Está publicado en el BOE y lleva la firma de Luis de Guindos, Luis María Linde y Olli Rehn. Recomiendo su lectura, especialmente los primeros dos párrafos; son de una aplastante claridad:

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha