eldiario.es

Menú

GALICIA

El Plan gallego de la Red Natura vulnera hasta seis directivas de la UE

El colectivo Salvemos Cabana advierte a la Xunta de que incumple las principales disposiciones legales del derecho comunitario en el ámbito de espacios protegidos y denuncia el proyecto ante las autoridades de la Unión.

- PUBLICIDAD -
Manifestación contra la mina de Corcoesto

Manifestación contra la mina de Corcoesto

El Plan Director de la Red Natura recogido en el Decreto 37/2014 vulnera hasta seis Directivas de la Unión Europea, según advierte la plataforma Salvemos Cabana, que acaba de denunciar en Europa dicho plan aprobado por la Xunta de Galicia. Según el colectivo contra la minería contaminante, el decreto que incluye la aprobación de este polémico Plan es contrario en parte de su articulado "a las principales disposiciones legales establecidas por el derecho comunitario en el ámbito de los espacios naturales protegidos", siendo claramente incompatible con el Programa General de Acción en materia de Medio Ambiente hasta 2020, cuyo primer objetivo declarado es el de "proteger, conservar y mejorar el capital natural de la Unión".

Por todo esto, Salvemos Cabana denunció la situación ante la Secretaría General de la Comisión Europea por "incumplimiento del derecho comunitario". Según el colectivo, en las actuales circunstancias "hará vulnerables a zonas de Galicia hasta ahora protegidas, dado que puede afectar potencialmente a un total de 59 Zonas de Especial Conservación (ZEC) y a 16 Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA)". Esta denuncia se une a la presentada por la Plataforma por la defensa de Corcoesto y Bergantiños, junto a asociaciones vecinales de la zona, ante la Comisión Europea contra el mismo Plan Director de la Red Natura al considerar también que da prevalencia y "total libertad de acción" a las actividades extractivas frente al deber de protección y conservación de lugares protegidos.

Segú advierte Salvemos Cabana, el Plan vulnera la Directiva 92/43/CENE (relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la flora y fauna silvestres), la Directiva 2000/60/CE (por la que se establece un marco comunitario de actuación en el ámbito de política de aguas), la Directiva 2008/56/CE (por la que se establece un marco de acción comunitaria para la política del medio marino), la Directiva 2008/99/CE (relativa a la protección del medio y el derecho penal), la Directiva 2009/147/CE (sobre la conservación de las aves silvestres) y la Directiva 2011/92/UE (relativa a la evaluación de las repercusiones de determinados proyectos públicos y privados sobre el medio ambiente).

El documento aprobado por la Xunta recoge en su artículo 23 que la Red Natura "se considera como área de exclusión a la hora de planificar y autorizar nuevas actividades y aprovechamientos mineros a cielo abierto". Pero, no obstante, advierte de que "con carácter excepcional se podrán autorizar nuevas actividades extractivas a cielo abierto" en aquellas zonas protegidas a nivel europeo "que sean identificadas como zonas con potencial minero por el Plan Sectorial de Actividades Extractivas de Galicia o que queden incluidas en un ayuntamiento minero declarado al amparo del artículo 45 de la Ley 3/2008". Una maraña legal que pone la alfombra roja a las minas a cielo abierto.

También permite este Plan Director de la Red Natura 2000 la repotenciación de parques eólicos, la ampliación de centrales hidroeléctricas o la instalación de nuevos aprovechamientos de producción de energía eléctrica renovable que estén incluidos "en el Plan Energético de Galicia vigente" y cuya viabilidad está condicionada por lo dispuesto "en la normativa sectorial correspondiente".

Además, el artículo 55 también señala que se permitirá la instalación de actividades de acuicultura y de explotaciones acuícolas en plena Red Natura, incorporando "los criterios, principios y normas establecidos en el Plan Director de Acuicultura, adaptándose en todo momento a la normativa sectorial vigente".

Salvemos Cabana advierte de que con este Plan se abre la puerta, además de a la minería y a la acuicultura, a otras actividades de "alto impacto ambiental" como las concentraciones parcelarias, que "pueden derivar en monocultivos forestales o en el aumento de la edificabilidad incluso en las áreas de mayor nivel de protección".

El planteamiento que hace la Xunta contradice, según el colectivo, la legislación europea aplicable a la propia Red Natura 2000, principal instrumento para la conservación de la naturaleza en la Unión Europea y cuya finalidad, por definición, es asegurar la supervivencia a largo plazo de las especies y los tipos de hábitat en Europa, contribuyendo a detener la pérdida de biodiversidad. Son seis las Directivas que vulneraría.

Además, el Plan Director aprobado por la Xunta es "claramente incompatible" con el Programa General de Acción en materia de Medio Ambiente hasta 2020 (VII PMA), cuyo primer objetivo es proteger, conservar y mejorar el capital natural de la Unión", pues "la UE sigue perdiendo biodiversidad y muchos de sus ecosistemas están seriamente degradados". Las propias autoridades comunitarias señalan que "el PMA materializa el compromiso de la UE, las autoridades nacionales y las partes interesadas por acelerar los avances en los objetivos de la Estrategia sobre la Biodiversidad hasta 2020 y el Plan para salvaguardar los recursos hídricos de Europa", debido a los "servicios esenciales" que la naturaleza presta a las sociedades humanas, dice Salvemos Cabana, que se pregunta "cuál es el concepto de protección de la naturaleza que a nivel europeo defiende el PP de Galicia ante la ofensiva extractivista y de explotación intensiva de los bienes comunes que en esencia es la raíz de la dramática crisis ambiental, económica y social que estamos presenciando en los últimos años".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha