eldiario.es

Menú

GALICIA

Los datos desmontan las principales previsiones del plan económico estrella de Feijóo

El Gobierno gallego se dispone a elaborar la segunda edición de su Plan Estratéxico, presentado en 2010 para "llevar a cabo la segunda modernización de Galicia".

Los datos oficiales se apartan de las previsiones económicas del primer plan en ámbitos como la convergencia del PIB con Europa, la educación o la inversión en I+D+i.

- PUBLICIDAD -
Feijóo presenta el Plan Estratéxico, en junio de 2010

Feijóo presenta el Plan Estratéxico, en junio de 2010

En junio de 2010, apenas un año después de llegar al Gobierno, la Xunta convocó un acto de los que el PP le censuraba al bipartito. El gabinete de Feijóo citó en el Palacio de Congresos de Galicia al Ejecutivo en pleno, además de a un buen número de altos cargos y representantes de múltiples ámbitos sociales, políticos y económicos. El evento, para el cual se diseñó y construyó un escenario específico, era la presentación del Plan Estratéxico 2010-2014: Horizonte 2020, un documento que la Xunta le presentó al Parlamento aunque este no participó en su elaboración y que iba a servir, en palabras de Feijóo, para "llevar a cabo la segunda modernización de Galicia", situando la primera en los gobiernos de Manuel Fraga.

El plan, explicó Feijóo en aquel acto, "fija métodos y metas a corto, medio y largo plazo". "Nos convoca en 2010, nos cita continuamente para evaluarnos, nos examina en 2014 y nos emplaza hasta 2020", continuó. Casi cuatro años después de aquella cita en el Palacio de Congresos y muy cerca de ese "examen", el Gobierno ya prepara un nuevo plan estratégico, según confirmó el propio presidente al final del Consello de la Xunta del pasado jueves. Su gabinete se dispone a "preparar la Galicia del 2020" en un momento en el que, a la luz de los datos, aún queda camino por recorrer para conseguir los objetivos fijados en el primer plan.

Además de múltiples metas difícilmente mensurables, tales cmo convertir a Galicia en una "ciudad única" o lograr el "crecimiento inteligente", el plan incluye también indicadores muy concretos cuya evolución es posible evaluar de manera objetiva. Si bien no existe información actualizada de todos ellos, los últimos datos disponibles muestran una situación que aún está notablemente alejada de la prevista por Feijóo en su segundo año de gobierno, comenzando por los que el plan engloba bajo el epígrafe de "crecimiento".

Según el plan, en el año 2014 Galicia debería estar ya muy próxima a la convergencia con el resto de la Unión Europea en lo que se refiere a su producto interior bruto per capita. Concretamente, en 2010 el país conseguía el 90% del promedio comunitario en este indicador y la Xunta preveía que en 2014 estaría ya en el 95% para, en 2014, llegar al 100%. Según Eurostat, la oficina estadística de la Unión, en diciembre de 2013 la cifra ni siquiera era la misma de 2010, sino que había bajado hasta el 86,70%. Algo semejante acontece con la población empleada de entre 20 y 64 años. El Gobierno aspiraba a que superara el 65% en este 2014 pero, según el IGE, en el tercer trimestre de 2013 estaba en el 57,89%, también por debajo del punto de partida.

Los datos tampoco acompañan al ser comparados con las previsiones del plan en uno de los ámbitos en los que la Xunta pone más énfasis: la internacionalización de la economía. Específicamente, el plan se refiere al "grado de apertura de la economía", indicador que se obtiene sumando las exportaciones y las importaciones y dividiéndolas entre el PIB. Según el Gobierno, en 2010 esta tasa estaba en el 125% y en 2014 se iba a conseguir llegar al 135%. Si realizamos esta operación con los últimos datos disponibles, correspondientes a 2012, el indicador se queda en el 111%. No obstante, otras maneras más ortodoxas de medirlo lo dejan en el 56%.

Conocimiento y sostenibilidad

Otro de los ámbitos en los que el Plan Estratégico ponía su acento es el "conocimiento", desde el sistema educativo hasta la I+D. Así, la Xunta medía en aquel entonces un fracaso escolar del 26% y esperaba ponerlo por debajo del 20% en 2014, con el "horizonte" de mermarlo hasta menos del 10% en 2020. El IGE detecta actualmente un 22,30%, menor que el de 2010 pero mayor de lo previsto. Mayor desequilibrio existe en el dato que mide la que, según la Xunta, debe actuar como palanca del desarrollo futuro, la innovación y el desarrollo. El Gobierno preveía que la inversión en I+D, tanto pública como privada, iba a superar el 1,5% en 2014 frente al 1% de 2010. Según el IGE, estas inversiones han caído sistemáticamente en estos años y ya están en el 0,88%. Algo mejor se han comportado las patentes registradas, si bien la Xunta preveía 200 y al final de 2013 eran 185.

En lo relativo a la sostenibilidad, indicador centrado esencialmente en la energía, los últimos datos disponibles no permiten realizar una evaluación real del 2014, toda vez que el Inega solo ofrece información actualizada con fecha de 2011. En este sentido es posible intuir que en esse momento los números iban en la dirección correcta, ya que por ejemplo la Xunta preveía que el consumo eléctrico de fuentes renovables llegaría al 95% en 2014 y en tan solo un año había pasado del 61,30% al 70,30%. Del mismo modo, la previsión de producción de renovables sobre el consumo total llegaba en 2011 al 18,60%,  cuando la meta para 2014 es del 30%. Con todo, la nueva reglamentación de las renovables decidida por el Gobierno central precisamente en 2011 puede haber cambiado radicalmente el escenario futuro.


- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha