eldiario.es

Menú

GALICIA

Villares reivindica la continuidad de En Marea e insta a "prepararse para 2020"

El nuevo partido instrumental logra 70.000 votos más que AGE en 2012, pero se queda por detrás en apoyo ciudadano que cuando se presentó como coalición a las elecciones generales.

- PUBLICIDAD -
Villares y miembros de En Marea, tras valorar los resultados

Villares y miembros de En Marea, tras valorar los resultados

En Marea salió a la carrera electoral del 25S a las prisas, con un proceso de elección de candidaturas accidentado y tardío que culminó a las puertas de la propia campaña. En este contexto, el partido instrumental recién nacido eligió para optar a la Presidencia al exmagistrado Luís Villares, a quien le correspondió, como debutante en política activa, enfrentarse a las expectativas que señalaban a la formación como posible líder de un eventual cambio de gobierno. Esas aspiraciones se han dado de bruces este 25 de septiembre con una realidad más amarca que dulce: En Marea se estrena como tal para liderar la oposición en votos, pero no en escaños, y en su primera intervención pública tras conocer los resultados Villares ha reivindicado esa condición con un mensaje en clave interna, de continuidad de una organización que debe, dice, "prepararse para 2020".

En Marea mejora los resultados del espacio político del que la organización es heredera, AGE, a la que supera en casi 70.000 votos, pero se queda notablemente por detrás de los sufragios logrados por la formación cuando concurrió como coalición -de Anova, Podemos y Esquerda Unida- a las generales de junio y de diciembre del pasado año. "La ciudadanía nos ha colocado como primera fuerza de la oposición, como segunda fuerza del Parlamento", ha constatado Villares, y desde esa condición, afirma, deben intentar "articular el espacio de la mayoría social, de soñar un mundo más justo". "A partir de ahora, iniciamos un camino", agrega.

Mientras planean sobre En Marea interrogantes como la compleja articulación de su grupo parlamentario, de los más reducidos para la primera fuerza de la oposición en la historia de la autonomía, el candidato se marca el reto de "articular a las mayorías sociales para el futuro". El nuevo partido, afirma, "ha nacido para quedarse". "Hemos venido para quedarnos, para construir, desde hoy y para siempre, es un proyecto que va para rato", ha agregado en compañía de los alcaldes de Santiago y de A Coruña, de Xosé Manuel Beiras y de quienes serán miembros de su grupo parlamentario.

Aunque el segundo puesto de En Marea en cuanto a sufragios es definitivo, la paridad en escaños con el PSdeG se produce por un margen muy estrecho. Los socialistas se han quedado a apenas un centenar de votos de sumar un escaño más por Ourense, el tercero en esa circunscripción. En el improbable escenario de que los de Xoaquín Fernández Leiceaga logren esos sufragios en el voto de la emigración, se daría la circunstancia de que En Marea se mantendría como segunda fuerza más votada, pero como tercera en representación en la Cámara de la décima legislatura autonómica.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha