eldiario.es

Menú

GALICIA

Feijóo reitera que no cesará a los cargos imputados por la hepatitis: "Cumplieron con su trabajo"

"Ninguna preocupación, al contrario", dice el presidente de la Xunta sobre el auto que amplía la investigación a un posible delito de homicidio

Insiste en su inocencia y se "sorprende" de que el dictamen no sea visto como positivo para los afectados

EXCLUSIVA |La Fiscalía acusa al Gobierno de Feijóo de homicidio por retrasar fármacos para la hepatitis C por “razones presupuestarias” 

55 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Feijóo no destituirá a los cargos del Sergas investigados en el caso de la Hepatitis C y defiende su labor

Feijóo no destituirá a los cargos del Sergas investigados en el caso de la Hepatitis C y defiende su labor

No sólo no le preocupa el auto, sino que cree que es "en beneficio de los investigados". El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, está satisfecho con la última resolución de la Audiencia Provincial de A Coruña, que estimó parcialmente el recurso de la Fiscalía para ampliar la imputación de dos altos cargos del Servizo Galego de Saúde (Sergas). Serán ahora investigados no sólo por prevaricación sino por un posible delito de homicidio imprudente por el supuesto retraso en el suministro de los medicamentos contra la hepatitis C a seis enfermos que fallecieron.

Incluso, el jefe del Ejecutivo gallego está plenamente confiado en que ni Félix Rubial, que había sido director general de Asitencia Sanitaria del Sergas y actual gerente del área sanitaria de Vigo, ni Carolina Gómez-Criado, subdirectora general de Farmacia, serán condenados porque "cumplieron con su trabajo". Por esa razón -"y evidentemente", destaca Feijóo- aclara que no los va a cesar. "Al final se acreditará que los médicos del Sergas no tienen más compromiso que los pacientes", ha insistido, para "agradecerles" luego que "cumplan con sus deberes".

Además, el presidente de la Xunta se declara "sorprendido" de que "este auto se interprete de forma negativa hacia los investigados". Según él, "clarifica bastantes cosas" al aclarar que "se dicta para proteger y mejorar los derechos de los investigados" y porque "no se pronuncia en el fondo" de la cuestión. "En ningún caso hace una valoración desfavorable de la conducta de los investigados", ha insistido tras asegurar que el pronunciamiento de la Audiencia Provincial no le produce "ninguna preocupación, al contrario".

"Es un auto coherente, garantista y lo suficientemente explícito", añade Feijóo, a quien le "parece bien que se investigue" pero que llega a "sugerir" a aquellos que tengan interés "que lean el auto". "Pido a todo el mundo que seamos coherentes al evaluar los autos y me gustaría que antes de hacerlo la gente los haya leído con atención; es la única orma de no ser injustos frente a personas que están siendo investigadas", recomienda el presidente de la Xunta.

Así, Feijóo recuerda que en el auto dictado la pasada semana se asegura "que no existe base objetiva o médica sobre la relación causal entre los fallecimientos y los supuestos retrasos en el inicio de la medicación". Lo que también dice el auto, y no cita el presidente de la Xunta, es que parece "inadecuado escindir la posición procesal de los denunciados y estimar que la actuación de ellos puede ser delictiva por obstaculizar supuestamente que los pacientes hubiesen recibido tratamiento y, a la vez, considerar que son ajenos a las imputadas consecuencias de esta percepción tardía o ausencia de tal tratamiento". En definitiva, que si puede ser delictivo no suministrar los fármacos a tiempo también tendrán que ser imputables las supuestas consecuencias de muerte que esto supuso.

Con todo, Feijóo sigue confiando plenamente en la inocencia de los investigados y se niega a cesarlos, tal y como habían reclamado tanto la Plataforma Galega de Afectados pola Hepatite C como En Marea y el BNG. Ya hace unos meses, cuando se conoció la acusación de la Fiscalía, el presidente de la Xunta había sido muy duro con los médicos que formularon las denuncias, a los que calificó de "indignos" e incluso había definido como "insidias" las acusaciones de que la decisión de no aprobar tratamientos había provocado el fallecimiento de pacientes. Atribuía las demandas a "líos que hay en los hospitales entre servicios y en los mismos servicios" e incluso había ido más allá al atribuir a la oposición las acusaciones del Ministerio Fiscal y calificarlas de "disparate" e "insulto" mientras presumía de "pagar" los tratamientos. "Por dos o tres pacientes, no me parece lógico relacionar esas denuncias con la austeridad", había sentenciado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha