eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los gastos de Rodríguez-Ponga (ex secretario de Estado de Hacienda): 100.000 euros en El Corte Inglés

El que fuera la mano derecha de Montoro en el Gobierno de Aznar consumió el 40% de los gastos de su tarjeta en los grandes almacenes

El Corte Inglés contrató a Rodríguez-Ponga como consejero de una filial dedicada a la fabricación de muebles, Móstoles Industrial

Inspector de Hacienda, se encargó de implementar una de las últimas reformas tributarias

TABLA: Los extractos completos de la tarjeta black de Estanislao Rodríguez-Ponga

- PUBLICIDAD -
Estanislao Rodríguez-Ponga con Cristóbal Montoro del que fue su mano derecha en 2003

Estanislao Rodríguez-Ponga con Cristóbal Montoro, de quien fue su mano derecha en 2003.

Hay casos muy llamativos en el uso de tarjetas 'black' de Caja Madrid: el de un ex secretario de Estado de Hacienda como Estanislao Rodríguez-Ponga. Fue la mano derecha de Cristóbal Montoro en el Ministerio de Hacienda en el Gobierno de José María Aznar. Desde su posición, pilotó cambios relevantes en la Ley General Tributaria y fue muy criticado por su lucha contra el fraude fiscal. Por supuesto, Rodríguez-Ponga es inspector de Hacienda en excedencia y actualmente tiene cargos en el grupo El Corte Inglés y en Testa Inmobiliaria.

Pese a este currículo, Rodríguez-Ponga no tuvo ningún problema en utilizar la tarjeta 'black' en gastos evidentemente personales. El conservador estaba casi obsesionado con quemar su plástico en un mismo punto: El Corte Inglés, donde posteriormente fue contratado. Su pasión por la cadena de grandes almacenes le llevó a gastar al menos 100.000 euros en los casi seis años que tuvo acceso al codiciado plástico. En total, un 40% de los 255.000 euros que fundió con la tarjeta se los llevó la cadena del triángulo verde.

Los viajes de la empresa dirigida por Dimas Gimeno eran su talón de Aquiles y se llevan el grueso (57.000 euros) de esos 100.000 euros. Pero también el supermercado e Hipercor, en concreto el centro de Sanchinarro. Hasta 8.000 euros se podía gastar en una sola visita (el 5 de octubre de 2011), pero con frecuencia eran miles de euros los que abonaba con su tarjeta 'black' en las visitas al supermercado.

La otra debilidad de este inspector de Hacienda era el hotel Abama, en Tenerife, donde Rodrígez-Ponga acudía con frecuencia. En este hotel-campo de golf-spa, ese destino de las islas afortunadas, el político popular se gastó a cargo de Caja Madrid 5.800 euros. El resto de los gastos del experto fiscalista se fueron, sobre todo, en repostar en las gasolineras, en aparcamientos y autopistas de pago.

Se da el caso de que Rodríguez-Ponga ya se tuvo que ver las caras con la Justicia por una fiscalidad irregular en otra entidad financiera. El astur-madrileño fue director fiscal del BBV en la época que se fraguó el caso Privanza, que instruyó Baltasar Garzón, y el caso fue sobreseído. Después de su paso por la entidad vasca, Rodríguez-Ponga recaló en el departamento fiscal de Caja Madrid entre 1997 y 1999, cuando todo apunta que se gestó el inicio de estas tarjetas opacas fiscalmente. De ahí pasó al departamento fiscal de Repsol y en 2000 pasó a formar parte del equipo de Montoro. Precisamente, sustituyó al cesado Enrique Giménez Reyna por el caso Gescartera.

Otro de los beneficiados por las tarjetas 'black', José María Buenaventura, era hasta hace una semana director de gabinete del actual secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre. Buenaventura dimitió al salir a la luz el escándalo.

Esta información de los gastos detallados está contenida en el CD que analiza el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu y que ha provocado la citación como imputados de Rodrigo Rato, Miguel Blesa e Ildefonso Sánchez Barcoj el próximo 16 de octubre. La existencia de las tarjetas 'black' fue desvelada, sin embargo, diez meses antes, en diciembre de 2013. Entre los correos de Blesa publicados por el diario.es, que los obtuvo a través de una fuente anónima derivada por el Partido X, había uno en el que dos directivos de la entidad aludían al plástico.

La información de eldiario.es provocó una investigación interna de Bankia, cuyos resultados fueron remitidos al FROB. El Fondo de Reestructuración Bancaria, ante la gravedad de los hechos, los puso inmediatamente en conocimiento de la Fiscalía Anticorrupción. El Ministerio Público analizó su contenido e informó a Andreu en septiembre de la posible existencia de delito societario y de apropiación indebida en los usuarios de las tarjetas, cuyos gastos no eran declarados a Hacienda. Andreu ha abierto una pieza separada del caso Bankia y ha llamado a los dos expresidentes y al director financiero.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha