eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Alemania acaba con las matrículas universitarias

Los dos estados alemanes que mantenían tasas deciden suspenderlas

Baviera destinará 421 millones de euros más para educación

32 Comentarios

- PUBLICIDAD -

Los estudiantes que se inscriban en una universidad de Baviera el próximo invierno no tendrán que pagar tasas universitarias. Así lo anunciaba la versión sureña del partido de la canciller Ángela Merkel, la Union Cristianodemócrata (CSU), que gobierna el Estado en coalición con los liberales del FDP, al igual que en el Estado federal. Para ello, Baviera destinará 421 millones de euros más a la educación, de los cuales 219 se irán a compensar a las universidades por la bajada de ingresos que producirá la medida. 

Aún no ha pasado una década desde que las matrículas se introdujeron en Baviera, la región que registra los ingresos mas elevados del país. En principio se planteó celebrar un referéndum para que los ciudadanos pudiesen decidir si mantener las matrículas o acabar con ellas. Más de un millón de bávaros se registraron en las listas electorales en tan solo dos semanas. Las últimas encuestas aseguraban que tres de cada cuatro bávaros estaban a favor de acabar con las tasas. Tal vez por ello, y por la proximidad de las elecciones de septiembre, la CSU ha dado finalmente su brazo a torcer y la universidad vuelve a ser gratuita en el Estado. 

En 2002 la nueva ley de universidades prohibía a nivel nacional la posibilidad de introducir el pago de matrículas para estudiar en la universidad. Siete estados alemanes recurrieron dicha medida. Consideraban que el Estado central se había extralimitado en sus funciones y que la política de educación superior debía ser competencia de cada Estado. Tres años después, el Tribunal Constitucional les dio la razón e impusieron tasas académicas a los estudiantes que se matriculaban en sus regiones. 

Desde entonces, solamente dos de esos estados las mantenían: Baviera y Baja Sajonia. En Hesse las quitaron en 2008, en Sarre en 2010, en Renania del Norte-Westfalia en 2011 y en Baden-Wurtemberg y Hamburgo se pagaron hasta el pasado año. En otros nueve estados alemanes nunca se ha pagado por las matrículas de la universidad.  

El debate sobre la gratuidad

Según encuestas de la institución universitaria para la asistencia social de los estudiantes (Studentenwerk), solo un 11-14% de los hijos de padres con ingresos bajos llega a la universidad, mientras que en el caso de las rentas elevadas la cifra se eleva al 83%. En los hogares más modestos solamente 36 de cada cien chavales acaba el bachillerato. Esta polarización social en la eduación superior es la razón por la cual una parte del movimiento antibolonia y antitasas reclama el pago de tasas en función de la renta, así como la abolición de las mismas solo en los casos de ingresos más bajos. 

El columnista Christian Füller citaba a Marx en el periódico Tageszeitung, recordando que dicho filósofo ya en 1875 criticaba la gratituidad de la universidad en el programa del partido socialista con estas palabras: "Si en algunos estados las instituciones de educación superior fuesen gratuitas, ello solo significaría que las clases altas mantendrían su educación a costa del bolsillo de los impuestos de la comunidad". 

Ante dicha cita se generó un debate sobre el contexto de la misma, ya que en el siglo XIX los trabajadores pagaban unos impuestos más altos en proporción a los actuales y el porcentaje de estudiantes de origen humilde era aún menor. Por otro lado, el partido socialista proponía con dicho programa la gratuidad de todas las fases de la eduación, no solo de la universitaria, así como la introducción de impuestos progresivos. 

Los comités de estudiantes de las universidades se han manifestado durante todos estos años para acabar con el pago de las matrículas y ven como una victoria la abolición de las mismas. Critican sin embargo el nuevo sistema de préstamos personales y la disminución del número de becas. El jefe de la conferencia de rectores, Horst Hippler, cree que la discusión volverá a la palestra en un par de cursos por la insuficiente financiación estatal de las universidades. De hecho, tras la dimisión de la ministra de Educación por el plagio de su tesis doctoral, la nueva ministra Johanna Wanka ha asegurado que tratará de reintroducirlas en el 2017.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha