eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Corea del Norte prohíbe salir del país a todos los malasios

Pyongyang afirma que mantendrá la prohibición hasta que el caso del asesinato del hermano del líder norcoreano tenga "una resolución adecuada"

Malasia ha confirmado que once de sus ciudadanos se encuentran actualmente en el país, de los cuales tres son personal diplomático y el resto familiares

- PUBLICIDAD -
Kim Jong-un, un enigmático dictador convertido en celebridad "online"

Kim Jong-un en una imagen de archivo. EFE

Corea del Norte ha anunciado este martes que prohíbe abandonar el país a todos los malasios hasta que el caso del asesinato del hermano del líder norcoreano en Kuala Lumpur tenga "una resolución adecuada".

La Cancillería norcoreana ha notificado a la embajada de Malasia en Pyongyang que no permitirá salir a ningún malasio hasta que la seguridad de sus ciudadanos y personal diplomático en el país del sureste asiático "no esté totalmente garantizada mediante la resolución adecuada del caso", según una nota de la agencia de noticias KCNA.

El Gobierno de Malasia (que tenía un acuerdo recíproco de exención de visados con Corea del Norte) ha confirmado que once de sus ciudadanos se encuentran actualmente en el país, de los cuales tres son personal diplomático y el resto familiares.

El anuncio norcoreano llega justo después de que la policía malasia informara este martes de que tres norcoreanos solicitados para la investigación de la muerte del hermano del líder de Corea del Norte se refugian dentro de su embajada en Kuala Lumpur y que la legación diplomática de Pyongyang no está colaborando con las pesquisas.

El comunicado del régimen Juché también llega un día después de que Pyongyang declarara persona "non grata" al embajador malasio en Corea del Norte.

La decisión se tomó como represalia por la expulsión de su embajador en Malasia, ordenada por Kuala Lumpur el pasado sábado, tras sus críticas a la investigación por el asesinato de Kim Jong-nam, hermano de Kim Jong-un.

Kim Jong-nam murió el 13 de febrero tras ser asaltado en el aeropuerto de Kuala Lumpur por dos mujeres -detenidas e imputadas- que le frotaron la cara con un arma química.

Pyongyang, por su parte, sostiene que la muerte fue causada por un ataque cardíaco y ha acusado a las autoridades malasias de conspirar junto a Estados Unidos y Corea del Sur, dos países con los que se mantiene técnicamente en guerra desde 1950.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha