eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

“No te culpes porque haya terminado con mi vida. Los únicos culpables están en el Gobierno”

Una británica se suicida y culpa a los recortes del gobierno en una carta póstuma

Stephanie Bottrill, de 53 años, terminó con su vida, después de que Downing Street elevara en 80 libras mensuales el precio de su casa de protección oficial.

- PUBLICIDAD -

España no es el único país que se enfrenta a la tragedia de los suicidios motivados por los recortes. El 4 de mayo Reino Unido perdió a una ciudadana que no soportó más la presión económica. Los últimos recortes anunciados por David Cameron fueron la gota que colmó el vaso, según explicó ella misma a su hijo Steven, de 27 años, en una carta. “No te culpes porque haya terminado con mi vida. Los únicos culpables están en el Gobierno”.

El 1 de abril entró en vigor la drástica rebaja de las ayudas sociales para reducir el déficit. Eso se tradujo para Stephanie en una subida de 80 libras mensuales (unos 94 euros) de su renta a consecuencia del nuevo “impuesto por habitación vacía” (en inglés, bedroom tax). Todos los cambios pueden afectar a unas 220.000 familias.

Con la puesta en marcha de las reformas recibió una notificación oficial que le obligaba a pagar 80 libras más al mes por su casa o mudarse. Desde hace 18 años Stephanie Bottrill vivía en una casa de protección oficial en Solihull, cerca de Birmingham, al este de Inglaterra. Allí crió a sus dos hijos como madre soltera. Ahora que sus hijos ya no viven en casa sus dos habitaciones estaban vacías.

La nueva regulación estipula que quien viva en una casa de protección oficial tendrá que pagar una renta más alta si no está aprovechando toda la casa. El objetivo de la reforma es evitar que el contribuyente tenga que pagar por las habitaciones vacías.  Stephanie sufría de una enfermedad autoinmune crónica llamada miastenia gravis que le impedía trabajar, por lo que su sustento dependía del sistema británico de benefits (subsidios sociales) que ha sido recortado.

Ella no se quería ir pero sabía que lo tenía que hacer porque no podía permitirse pagar la nueva tasa. “Fue demasiado duro para ella”, ha declarado su hijo a la prensa británica.

¿Omitir la noticia?

El lunes la mayoría de la prensa británica decidió convertir en noticia el suicidio de Stephanie Bottril pese al riesgo de que se eso pueda inducir al suicidio a otras personas. BBC, The Independent, The Times, The Mirror y Daily Mail, decidieron que era más importante asumir ese riesgo y dar luz al hecho de que hay ciudadanos que están siendo arrastrados a la desesperación por los recortes, mientras The Guardian solo lo mencionaba en su blog informativo.  

En España durante muchos años la política general de la prensa ha sido evitar la publicación de muertes por suicidio. El drama de los desahucios ha cambiado esa tendencia en el último año, aunque no deja de ser una decisión delicada.

Conscientes del riesgo, The Mirror y The Independent decidieron terminar sus artículos sobre el suicidio de Bottrill dando al lector el contacto de Samaritans, una línea ayuda telefónica muy conocida en el país . “Si usted también está afectado por este asunto, está en apuros o siente tendencias suicidas puede llamar a Samaritans en el número 08457909090”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha