eldiario.es

Menú

Manuela Carmena reduce 923 millones de euros la deuda de Madrid en 2016

Ahora Madrid ha disminuido el endeudamiento del ayuntamiento un 32% desde que gobierna

El Ayuntamiento de Madrid termina el año con una deuda ligeramente superior a la que presupuestó Ana Botella para 2018

El consistorio lleva dilapidados 351 millones en productos financieros tóxicos contratados por Gallardón. En 2016, los gastos financieros por estos productos ascendieron a 69 millones

112 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Carmena pide al Congreso que tome "ejemplo" de la investidura del Gobierno municipal de Madrid

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena

El Gobierno de Manuela Carmena ha reducido la deuda del Ayuntamiento de Madrid a 3844,69 millones de euros. El consistorio cierra 2016 con 923 millones menos de endeudamiento. Esto supone que el Ejecutivo municipal ha amortizado un 19% de deuda con respecto al cierre del ejercicio anterior, cuando se situó en 4.767,30 millones.

El Ejecutivo de Ahora Madrid quiere acabar la legislatura reduciendo la deuda a la mitad de la que se encontraron al llegar al Ayuntamiento, cuando superaba los 5600 millones de euros. Esto supone que el equipo de Manuela Carmena ha reducido su endeudamiento un 32% desde que gobierna, es decir, un total de 1793 millones de euros.

Los datos son aún mejores si se comparan con los que dejó presupuestados el Gobierno anterior con Ana Botella al frente. Las cifras de endeudamiento del Ayuntamiento de Madrid del Banco de España indican que el Gobierno de Ahora Madrid termina 2016 muy cerca de lo que Botella planificó para 2018. Entonces, se presupuestó cerrar 2016 con 4729 millones de deuda; 2017, con 4.212, y 2018, con 3723.

"La deuda de la ciudad de Madrid supera los 1223 euros por habitante siendo todavía de las más elevadas en relación a las grandes ciudades del Estado español", explica el consistorio en un comunicado. Concretamente, se trata de la segunda más endeudada.

La herencia de los 'swap'

El concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, adelantó el pasado miércoles que el Consistorio cierra el año con cerca de 1.000 millones de superávit. En la pugna con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, por la regla de techo de gasto, la Ley de Estabilidad Presupuestaria obliga a los municipios a adelantar deuda con el superávit.

Madrid ya reduce su deuda aceleradamente a pesar de tener superávit. Otro de los factores por el que el Gobierno de Carmena insiste en no amortizar más deuda anticipadamente son los paquetes financieros denominados 'swap' contratados por el Ayuntamiento de Alberto Ruiz Gallardón.

¿En qué consisten? En asegurar un tipo de interés fijo en los pagos de los préstamos municipales sujetos a interés variable. Si el interés variable se dispara, el Ayuntamiento paga el interés fijo. Pero si el interés variable se desploma, que es lo que ha pasado en el último lustro, el Ayuntamiento de Madrid paga muy por encima de lo que le tocaría.

El Consistorio pone cifras a la repercusión que tienen estos productos para las arcas públicas, un sobrecoste al que el gobierno municipal está obligado a hacer frente. Los préstamos del Ayuntamiento de Madrid adscritos a los swaps ascienden actualmente a 1.621 millones de euros -tras el cierre de 2016-. Durante este ejercicio el gasto financiero por estos productos ascendió a los 69 millones de euros de un total de gasto de 163, según los datos a los que ha podido acceder este medio. El consistorio lleva pagados un total de 351 millones de euros desde que se contrataron en 2010.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha