eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Cantabria sufre más de 800 incendios solo en los cuatro primeros meses del año

Los 875 incendios registrados en el primer cuatrimestre del año han calcinado más de 14.000 hectáreas y cuatriplican los 258 sufridos en todo el 2016

"Aunque las condiciones meteorológicas pueden explicar algunas de esas cifras, es evidente que la inmensa mayoría son provocados", subraya Antonio Lucio

El Gobierno se marca como objetivo aprobar por unanimidad el plan estratégico contra los incendios forestales para garantizar su continuidad

- PUBLICIDAD -
La falta de visibilidad impide actuar a los medios aéreos en el incendio de Portugal

Un bombrero trabajando en las labores de extinción de un incendio. EFE

A finales del año 2015, en el mes de diciembre, los habitantes de la comunidad autónoma de Cantabria se echaban las manos a la cabeza viendo arder sus preciados montes en lo que terminó siendo  la mayor catástrofe ambiental provocada por el fuego en la historia de la región: casi 10.000 hectaréas quemadas -un tercio de ellas de arbolado autóctono- como consecuencia de los 396 focos aparecidos en apenas quince días.

Este año, Cantabria no ha llegado a estar en alerta máxima ni las imágenes han sido tan espectaculares -y dantescas- como en aquella ocasión, pero el fuego ha ido igualmente cobrándose sus pedacitos de la 'tierruca', esta vez sin levantar tanta expectación. Mientras que en 2016 hubo 258 incendios y se quemaron 2.654 hectáreas -datos muy por debajo de la media de la última década-, solo en el primer cuatrimestre de 2017 se han producido ya 875 incendios, con más de 14.000 hectáreas quemadas de las que unas 1.500 corresponden a superficies arboladas. 

Los datos han sido presentados este martes por el jefe del Servicio de Montes, Javier Espinosa, en la Mesa Sectorial Forestal y del Medio Natural, que, entre otros asuntos, ha abordado esta problemática en la comunidad autónoma y ha analizado el Plan Estratégico de Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales aprobado por el Consejo de Gobierno.

"Aunque las condiciones meteorológicas pueden explicar algunas de esas cifras, sigue siendo evidente que la inmensa mayoría de los incendios son provocados, bien premeditadamente –la mayor parte- o como consecuencia de negligencias", señalan desde la Consejería de Desarrollo Rural.

El informe de este departamento coincide con las impresiones que la experta e investigadora Virgina Carracedo adelantaba recientemente en una entrevista con eldiario.es en la que advertía de que  "el número de incendios y la superficie quemada en Cantabria sigue creciendo" y alertaba, además, de que los incendios son cada vez más "grandes". La comunidad cántabra es junto a Asturias la única comunidad en lo que esto sucede.

La mano del hombre

En ese contexto, el director general del Medio Natural, Antonio Lucio, ha afirmado que "las referencias habituales a que los montes están sucios", son en muchos casos una excusa para no decir claramente que los incendios están provocados por la mano del hombre y que el estado de la vegetación condiciona la extensión y virulencia de los  incendios, pero no su inicio".

Sin embargo, a pesar de que la inmensa mayoría de estos desastres tienen un responsable directo, casi nunca se encuentran culpables. De las 499 investigaciones abiertas por la Fiscalía de Cantabria por incendios forestales en el año 2014, tan sólo cuatro acabaron en juicio.  Es decir, en más del 99% de los casos los responsables quedan impunes, según refleja la documentación de la memoria fiscal consultada por eldiario.es Cantabria.

"A medio y largo plazo"

El Plan Estratégico de Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales (PEPLIF) aprobado por el Gobierno autonómico "trasciende" el objetivo prioritario de reducir de forma significativa los incendios forestales en Cantabria, ya que, en el fondo, “plantea un nuevo modelo de gestión de los montes”.

El director general Medio Natural ha explicado que este documento, que debe continuar su tramitación en el Parlamento, "está pensado en el medio y largo plazo, sin verse condicionado por los tiempos de una legislatura". Así, la Consejería de Medio Rural considera que "el apoyo unánime al PEPLIF de todos los grupos políticos con representación parlamentaria, debe asegurar que el Plan va a seguir desarrollándose más allá del horizonte inicial del 2020".

En cuanto a los recursos económicos para luchar contra esta lacra, la Consejería de Medio Rural invierte cada año "cerca de 10 millones de euros en prevención y extinción de incendios forestales. Las inversiones en prevención, que son prioritarias, están sin embargo condicionadas por la necesidad de apagar los incendios, por lo que "en años de menor número de fuegos las inversiones en prevención se acercan al 70% del total, situación que se invierte en años con mayor incidencia de incendios forestales", según ha apuntado Lucio.

El impacto del sector forestal

Esta cuarta reunión de la Mesa Sectorial Forestal y del Medio Natural ha abordado también las labores desarrolladas por el grupo de trabajo de Socioeconomía, que ya se ha reunido en dos ocasiones. El jefe del Servicio de Montes ha presentado el borrador del informe de aproximación del impacto socioeconómico del sector forestal en Cantabria.

Se trata de un documento abierto en el que, entre otros datos, se refleja que el sector forestal supone en la actualidad el 2% del PIB de la región, porcentaje muy significativo y que también pone de manifiesto el potencial de crecimiento de un sector con gran capacidad de generar empleo en el medio rural. El objetivo de este grupo de trabajo es disponer de un informe definitivo sobre el impacto socioeconómico del sector forestal en Cantabria, antes de que finalice este año 2017.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha