eldiario.es

Menú

Mendia dice que "empieza en sprint" para el cambio con los socialistas que no son "recien llegados ni iluminados"

Gonzáles llama a "dejar atrás esta nefasta legislatura y dar el finiquito a esta pesadilla del Gobierno del PP"

- PUBLICIDAD -

La secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, ha afirmado que "empieza en sprint" para lograr el cambio de la mano de los socialistas, que no son "recien llegados" ni "los iluminados de turno" que ahora "cuentan los problemas de la calle" que su partido "comoce muy bien".

Durante su intervención en el acto de apertura de campaña para las próximas elecciones municipales y forales del 24 de mayo, Mendia ha asegurado que, con estos comicios, "comienza el tiempo del cambio en este país".

Tras destacar "lo mucho que está en juego en estas elecciones", ha subrayado que el cambio de las políticas en Euskadi "empezará en los ayuntamientos y las diputaciones de la mano de los socialistas" que darán "solución los problemas más inmediatos de la gente".

"Tenemos 15 días para decir que necesitamos muchos votos socialistas para poder hacerlo, que nadie se puede quedar en casa, que el día 25 ya no valdrá de nada lamentarse. ¡Es aquí y ahora cuando necesitamos un fuerte apoyo para poner fin a las políticas de la derecha que tanto dolor están causando!", ha subrayado.

"LA ÚLTIMA RECTA DE LA CARRERA"

La líder del PSE-EE ha recordado que ahora "comienza el sprint final y la última recta de una carrera que viene de lejos" porque los socialistas no son "unos recién llegados".

"¡Que no nos vengan ahora los iluminados de turno contando cuáles son los problemas de la calle!, los conocemos muy bien. Tenemos las suelas gastadas de patear las aceras de nuestros pueblos y ciudades. Llevamos muchos años peleando por los derechos de la gente. Ahí está la labor de nuestros alcaldes, de nuestros concejales, de nuestros junteros. Con ese currículum nos presentamos a estas elecciones, con el aval del trabajo bien hecho en las instituciones", ha asegurado.

Idoia Mendia cree que el 24 de mayo los vascos "se juegan mucho", como la configuración de los Ayuntamientos y Diputaciones, el mantenimiento de los servicios públicos, la solidaridad con los más necesitados y el trabajo en favor del empleo.

"Nos jugamos hacer políticas desde la izquierda, que piensen en el progreso de todos y no en el beneficio de unos pocos. Tenemos que salir a la calle a explicar que no es lo mismo un alcalde que defiende los servicios públicos que uno que los recorta", ha subrayado.

Asimismo, ha señalado que "no es lo mismo" un regidor "que fomenta la convivencia que uno que divide entre vecinos, y no es lo mismo usar las banderas para cobijar a todos que aprovechar el mástil para golpear al adversario" o uno "que impulsa planes de empleo que uno que sólo da trabajo a las empresas amigas". "No es lo mismo tomar medidas para evitar el fraude, que dar amnistías a los maletines de Suiza o rescatar personas que rescatar bancos", ha insistido.

Según ha asegurado, de la elección que los ciudadanos tomen el 24 de mayo dependerán las políticas que se puedan desarrollar a partir del día 25. "Eso es lo que está en juego en España, lo que está en juego en Euskadi y lo que está en juego especialmente en Álava. Si en algún sitio se hace necesario el cambio, es aquí", ha añadido.

"CENTRO DE CRISPACIÓN Y ENFRENTAMIENTO"

A su juicio, "cuatro años de gobiernos del PP han convertido Álava y Vitoria en el centro de la crispación y el enfrentamiento", y han "destrozado los avances sociales" que se produjeron con los socialistas en el Gobierno vasco.

Mendia ha asegurado que "cuatro años de 'Marotos' y 'Andreses' han sido demasiados y no podemos permitir que duren más". "Álava y Vitoria se merecen unos gobernantes que no discriminen, que nos les mientan, que no tiren de victimismo para rascar cuatro votos y que no hagan de la bronca entre pobres su único argumento político", ha indicado.

La máxima representante del PSE-EE ha afirmado que su partido no desea que la capital alavesa "salga sólo en los medios por la bronca, los insultos, el rechazo al inmigrante o el fraude de la tortilla de patata". "Queremos una ciudad de la que no sentirnos avergonzados, conocida por fomentar la tolerancia y la concordia, por ayudar al que lo necesita y no dejar a nadie abandonado a su suerte", ha dicho.

En su opinión, "hay otra Álava y Vitoria posibles, hay otro Ayuntamiento y otra Diputación posibles". "Y somos nosotros los únicos que podemos construirla. Tenemos la fuerza y la convicción de que la nuestra es la única propuesta capaz de dar un giro a las políticas de la derecha y de los nacionalistas que están hundiendo a este país", ha apuntado, para remarcar que "es el tiempo de los socialistas". "Demostremos de qué pasta estamos hechos", ha concluido.

"DEJAR ATRÁS LA PESADILLA"

Por su parte, la candidata a diputada general de Álava y secretaria general del PSE-EE en este territorio, Cristina González, ha afirmado que solo quedan 15 días "para dejar atrás esta nefasta legislatura y dar el finiquito a esta pesadilla del Gobierno del PP".

En ese sentido, ha dicho que la ciudadanía alavesa "tiene ahora la oportunidad de dejar fuera de juego a quienes les han dado la espalda a sus necesidades". Tras lamentar que Álava "lidera el paro en España" con 27.000 desempleados, ha criticado que el PP "ha dejado Álava como un recortable", en alusión a los "recortes en la dependencia, en el servicio de ayuda a domicilio y en los convenios con todo tipo de asociaciones", mientras que las inversiones en empleo "han sido cero".

Además, ha criticado que haya "una cruzada contra las políticas sociales y, además, la estigmatización del diferente". También ha citado "la amenaza de reapertura de Garoña, el semicierre de Foronda y el retraso de las obras del TAV en el tramo Vitoria-Burgos".

González ha asegurado que Álava es "una tierra cargada de oportunidades, cargada de futuro", y ha considerado que "lo que no tiene y necesita" este territorio "con urgencia son buenos gobernantes".

La candidata socialista ha demandado para Álava "gobernantes sensibles y cercanos a los problemas de los ciudadanos, sin ninguna discriminación por su origen, algo que no va ni con el PP ni con los nacionalismos excluyentes".

GOBIERNO DE PROGRESO

Además, se ha comprometido a formar un Ejecutivo "de progreso, a tener presupuestos, a sumar en la política y fuera de la política, en la sociedad, con los emprendedores, con los autónomos, con los empresarios, con los sindicatos, con las asociaciones, y a desterrar actitudes racistas y xenófobas".

También ha expresado su compromiso a "frenar actitudes políticas de imposición, sea con el euskera o con la independencia", así como a "sostener y mejorar los servicios públicos y las políticas sociales". Según ha recordado, en la política alavesa "siempre hubo acuerdo unitario, hasta que ha llegado esta nueva hornada de gobernantes del PP, decididos a destrozar todo lo público porque son enemigos de los derechos y de la igualdad".

Asimismo, se ha comprometido a ser "implacable en la lucha contra el fraude fiscal, y a corregir cualquier manera de elusión", así como a "fijar y cuantificar objetivos económicos en esa lucha y a invertir esos recursos en la creación de empleo". También ha rechazado el fracking y la energía nuclear, para apostar por las energías renovables.

Por último, ha advertido de que en las elecciones municipales y forales hay "mucha competencia, hay más candidaturas, pero solo hay una que reúna tres requisitos, ser de izquierda, haber defendido la libertad y la igualdad durante 136 años, y haber protagonizado la construcción de todos los servicios públicos, derechos colectivos y políticas sociales, de las que hoy disponemos". "Hoy empieza la cuenta atrás para el cambio que Álava necesita", ha asegurado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha