eldiario.es

Menú

Sipe mantendrá en el Supremo la batalla por las dietas irregulares de la Ertzaintza

Entiende que la sentencia del Tribunal de Cuentas acredita los sobresueldos opacos a los mandos policiales aunque absuelva a las dos directoras imputadas de toda responsabilidad

El fallo alude a anomalías que se remontan a 1995 y señala que no hay dolo en el actual Gobierno cuando ha mantenido una política iniciada "mucho tiempo atrás"

- PUBLICIDAD -
Jorge Aldekoa, de uniforme, con Gervasio Gabirondo y mandos de la Ertzaintza y de la Policía Nacional

Varios mandos de la Ertzaintza, en los juzgados de Bilbao I.R.

El pasado viernes el Departamento de Seguridad comunicó que el Tribunal de Cuentas del Estado había absuelto a las directoras Miren Karmele Arias y Guadalupe Camino, a las que juzgó tras la denuncia del sindicato Sipe por el abono aparentemente irregular de dietas de comida y transporte a mandos de la Ertzaintza. La sentencia ha dejado un sabor agridulce en la central, ya que interpreta que el Tribunal de Cuentas sí da por probadas las irregularidades y que las dietas constituyeron un sobresueldo opaco a Hacienda para un buen número de agentes con galones aunque archive al asunto al no apreciar dolo en la gestión sobre este particular de las dos altos cargos procesadas. En este sentido, Sipe ha explicado a eldiarionorte.es que mantendrá la batalla jurídica contra las dietas, por un lado en la vía penal, donde la investigación sigue su curso, y por otro manteniendo el procedimiento contable hasta el Tribunal Supremo.

El sindicato califica de "sorprendente" que el Tribunal de Cuentas haya absuelto a Arias y Camino cuando en la sentencia se puede leer que "se han realizado pagos a agentes de las escalas superior y ejecutiva que no pueden considerarse justificados en concepto de indemnizaciones por razón del servicio". En concreto, la resolución judicial constata que se han abonado desplazamientos a altos funcionarios desde su casa al trabajo "prácticamente a diario" y que se han abonado comidas sin motivos laborales e incluso algunas cerca del domicilio particular de los beneficiarios y lejos del trabajo.

La sentencia añade que el hecho de que estos pagos tengan la cobertura legal del decreto aprobado en 2012 por el entonces consejero, Rodolfo Ares (PSE-EE), no implica que las propias dietas sean legales si no están "vinculados a las necesidades de servicio". Es más, el Tribunal de Cuentas ha constatado que "ciertamente" esa "praxis" venía de lejos, en concreto de 1995, con Juan María Atutxa (PNV) como titular de Interior. Eso sí, entiende que no ha habido negligencia por parte del actual equipo económico de la Ertzaintza porque han hecho "lo mismo que venían haciendo desde mucho tiempo atrás sus predecesores sin que hasta ahora se hubiese planteado cuestión alguna sobre el ajuste a la legalidad de los pagos". Es "razonable", concluye el fallo, que las acusadas "partieran de la base" de que se venía trabajando "conforme a la legalidad" y que por ello no cambiaran la política de dietas.

Seguridad defiende su actuación

El Departamento de Seguridad recalca que una vez se empezaron a conocer los diferentes informes que aludía a irregularidades en este capítulo se han establecido mecanismos de control. "Si algo no estaba tributando, se introdujeron las modificaciones pertinentes para todos", indican portavoces del área que dirige Estefanía Beltrán de Heredia, quien hace unos años, por ejemplo, ordenó la regularización con Hacienda de cantidades no abonadas de IRPF correspondientes a las dietas pagadas a la plantilla durante varios ejercicios. En la propia sentencia del Tribunal de Cuentas se alude a que la "mayoría" de esas dietas de desplazamiento, por ejemplo, eran irregulares.

Para Sipe, el resultado del procedimiento en el Tribunal de Cuentas demuestra que eran "claramente ilegales" los pagos de dietas a los mandos. "Pero el tribunal no las condena porque como ya lo hacían otros antes no importaba que las nuevas lo siguieran haciendo. Para ir a merar y no echar gota. ¡Qué fácil resulta robar al ciudadano dos millones de euros y repartirlos entre unos pocos para tenerles comiendo de su mano!", apunta el sindicato en un comunicado en alusión a la cantidad fijada como teórico alcance de las irregularidades y que finalmente ni Arias ni Camino tendrán que restituir a la Administración.

Escritos en vía interna

El sindicato Sipe, por todo ello, mantiene las espadas en alto. Por un lado, continúa abierto el proceso penal paralelo al del Tribunal de Cuentas, en el que Arias (pero no Camino) está imputada al igual que 26 mandos policiales y un director del área de Función Pública, Juan María Barasorda. Por otro, la central aspira a llegar hasta el final en la vía contable, incluso con recursos ante el Supremo si fuera necesario. 

También ha activado varios procedimientos en vía interna. Concretamente, ha preguntado a la propia Arias si ha activado procedimientos de devolución de dietas irregulares entre los ertzainas de escala básica y no en la cúpula cuando el asunto "afecta en mayor medida a funcionarios pertenecientes a la escala ejecutiva y superior". Sipe pide un desglose de los procedimientos iniciados por escalas y también si hay abiertos expedientes disciplinarios por este motivo.

Otra vez Margarita Mariscal de Gante

La sentencia en torno a la polémica de las dietas de la Ertzaintza viene firmada por la consejera del Tribunal de Cuentas Margarita Mariscal de Gante. La 'juez' fue ministra de Justicia con el PP entre 1996 y 2000 y después diputada 'popular'. Volvió al primer plano informativo cuando hace unos meses absolvió a Alfonso Alonso y a su equipo de Gobierno cuando era alcalde de Vitoria por el oneroso alquiler de unas oficinas en la calle de San Antonio de la capital vasca que benefició al empresario, restaurador y expresidente del Alavés subcampeón de Europa Gonzalo Antón. En aquel momento, distintas voces, también el PNV, cuestionaron la parcialidad del Tribunal de Cuentas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha