eldiario.es

Menú

¿Está bien gestionado el dinero público para investigar el cáncer por amianto?

La oposición cuestiona la viabilidad del proyecto que desarrolla Onkologikoa con dinero público tras cesar a la coordinadora del programa.

- PUBLICIDAD -

El cáncer provocado por la inhalación de fibras de amianto se ha cobrado ya siete víctimas en lo que va de 2015 en Euskadi. Y según los expertos, lo peor está por venir en los próximos años. En España, apenas hay dos equipos que se dedican a investigar sobre el mesotelioma maligno, un tipo de cáncer relacionado con la exposición laboral al amianto. Uno de esos equipos se encuentra en el Instituto Onkologikoa, en San Sebastián. Sin embargo, el proyecto de investigación que está desarrollando con la subvención del Instituto Vasco de Seguridad y Prevención Laboral-Osalan (dependiente del Gobierno de Vitoria) se ha puesto en cuestión. El cese de la coordinadora de ese proyecto, que trata de dar con un diagnóstico precoz de mesotelioma, para los que estuvieron expuestos al amianto, la doctora María Caballero, ha llevado a toda la oposición a cuestionar el futuro del programa.

La parlamentaria de EH Bildu, Eva Blanco, ha advertido de que al cese de la coordinadora se suma el abandono de alguna de las empresas que han venido colaborando y de la posible retirada del apoyo del otro grupo que investiga en España esta enfermedad (radicado en Sevilla). “Se ha puesto en riesgo el proyecto y el dinero público invertido. El nuevo coordinador se dedica al cáncer de mama, ¿es el mejor perfil posible?”. Blanco ha recordado que este es el cuarto año que el proyecto de Onkologikoa cuenta con financiación pública.

Mientras, Bixen Itxaso, del PSE, ha insistido en que “la persona al frente del proyecto y su relevo no es un tema menor. Podría poner en cuestión el resultado final. Confío en que el programa no se vea alterado en su alcance científico”.

Mari Carmen López de Ocáriz, del PP, ha preguntado a Osalan por qué no optó por desechar el proyecto cuando comprobó “los cambios sustanciales que se habían producido respecto a la idea original”. “Hay muchas variables que no coinciden con proyecto original; se han generado expectativas entre los enfermos y sienten que se ha roto una vía de esperanza. Difícilmente se podrá conseguir el objetivo. Va a ser un programa fallido y ese dinero debería ir a otra iniciativa que se ha quedado sin subvención”.

Reestructuración

La directora de Osalan, Izaskun Urien, ha mostrado su confianza en que al final el proyecto cumpla con los objetivos previstos, algo que se sabrá cuando los técnicos de Osalan evalúen los resultados en septiembre. “En julio conocimos que la coordinadora había cambiado por finalización del contrato y por una reestructuración en el Onkologikoa. Nos hemos informado con el centro y la dirección se ha comprometido a seguir adelante con el proyecto. Nadie es imprescindible. Desde Osalan no podemos intervenir en la persona que Onkologikoa contrata como coordinador, no podemos poner en entredicho su conocimiento o profesionalidad. El compromiso de Osalan es con la investigación, pero no podemos obligar a que se contrate a alguien determinado. Eso sería coacción”.

Para Urien, lo más importante ahora es que el trasvase de la información de un responsable a otro “fluya bien”. “Es la única manera de que el proyecto tenga un buen desarrollo. Y en este caso, el trasvase de la información quizá no se haya hecho de la manera correcta”, lamentó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha