eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

El Comité de Faurecia se pregunta “qué tenemos que hacer para salvar la planta”

Esta es la incógnita que los representantes de la plantilla quieren trasladar al Consejo de Administración este jueves frente al Gobierno de Navarra, en la reunión a tres bandas convocada en Bilbao.

Geroa Bai defiende que la planta de Burlada tiene “total viabilidad” y el PNV preguntará por este anuncio de cierre en Bruselas.

- PUBLICIDAD -

La plantilla de la planta de ICF, dependiente del grupo Faurecia-Lear y ubicada en el municipio navarro de Burlada, quiere explicaciones, y que los representantes del Consejo de Administración de la compañía les aclaren, para bien o para mal, el futuro de la compañía. Para ello, consideran clave la reunión a tres bandas prevista para este jueves en Bilbao entre el Comité de Empresa, el responsable del Consejo de Administración de Faurecia y el Gobierno Foral, una cita en la que esperan que, en el mejor de los casos, desde la firma les presenten un plan de viabilidad que les permita, de entrada, desconvocar la huelga indefinida que arrancó  el pasado viernes y, a la larga, asegurar la continuidad de la actividad de la planta navarra, ahora amenaza con la posibilidad del cierre y que sus actuales proyectos se destinen a Francia y Polonia.

“Lo que queremos es que nos digan qué tenemos que hacer para mantener la planta”, apunta el representante del Comité de Empresa, Alfredo Sanz. Hasta el momento, después de que el Consejo de Administración  anunciara a los trabajadores y trabajadoras (191 en la actualidad) que la planta no era viable, a las reuniones de negociación con la plantilla la empresa ha envidado a un bufete de abogados experto en Mercantil (Garrigues) y a una asesoría. Desde el Comité interpretaron este gesto como una prueba de que la única opción que se plantea la empresa es el cierre, a pesar de que, en 40 años de actividad, ha habido beneficios “durante 37”.

El Comité siempre ha insistido en que la planta, dedicada a la fabricación de correderas para asientos delanteros de vehículos, tiene proyectos garantizados hasta al menos 2016, pero que el Consejo de Administración prefiere “una deslocalización pura y dura” al bajar la persiana y trasladar un proyecto con Volkswagen Navarra (que supone prácticamente la mitad de la producción) a Francia y otro, a Polonia.

Desde el Gobierno, por su parte, han alegado que esta no es la información que les trasladaron desde la firma cuando se reunieron con sus representantes para conocer los porqués de esta decisión de cierre. De ahí que, esta semana, se anunciara un encuentro a tres, según confirmó en conferencia de prensa el consejero portavoz Juan Luis Sánchez de Muniáin, en el que analizar la situación actual y las posibles alternativas. La cita está prevista finalmente para este jueves, a las 16:30 horas, en Bilbao. A ella acudirá un representante más un asesor de cada uno de los cuatro sindicatos del comité (UGT, LAB, CCOO y ELA); el presidente del Consejo, Pedro García, más los representantes de la Mesa Negociadora; y la consejera navarra de Economía, Lourdes Goicoechea, y la directora general de Trabajo, Imelda Lorea.

La plantilla reconoce que este es un cara a cara vital, en el que contrastar opiniones. Por el momento, se mantiene una huelga indefinida y la convocatoria, este sábado, de una manifestación que a partir de las 17:00 horas partirá desde la antigua estación de autobuses de Pamplona. El Comité ha insistido en que los empleados están dispuestos a ajustarse el suelo o estudiar prejubilaciones, pero subrayan que hay “fórmulas” para evitar el cierre. Desde la empresa, por el contrario, hasta el momento únicamente se han pronunciado a través de un comunicado en el que insistían en la no viabilidad de la planta por la caída de producción, la pérdida de importantes proyectos y, en general, de competitividad.

El debate, a Bruselas

Por otro lado, el PNV ya se ha propuesto llevar esta situación a Bruselas, para exigir que se interese por este cierre, ya que “la empresa tiene total viabilidad” y los trabajadores han hecho “todos los esfuerzos” para adaptarse a las necesidades. Además, Geroa Bai ha afirmado a través de un comunicado que “Faurecia Lear no ha hecho uso ni del 50% de las posibilidades de flexibilidad solicitadas a las autoridades laborales entre los años 2007 y 2014, lo que acredita que hay pedidos y carga de trabajo”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha