eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Qué se hace en las ranuras de la ciudad

- PUBLICIDAD -
Uno de los espacios autogestionados puestos en marcha en París por el colectivo AAA, participante en el festival. / UrbanBat

Uno de los espacios autogestionados puestos en marcha en París por el colectivo AAA, participante en el festival. / UrbanBat

Explorar quiénes son y qué hacen los que habitan las ranuras de la ciudad. Identificar las grietas que recorren la ciudad como espacios de oportunidad. Encontrar en los espacios intermedios que se cuelan entre los edificios lugares de intervención colectiva. Conocer, saber e intercambiar experiencias. Todo esto y más es lo harán arquitectos, investigadores y colectivos sociales durante tres días en Bilbao en el Festival Urbanbat, un encuentro sobre urbanismo e innovación social que en su cuarta edición quiere profundizar en todas esas iniciativas que se desarrollan en los márgenes de la ciudad.

“Hace un año descubrimos el término de alterotopia a través del colectivo francés AAA [Atelier de Arquitectura autogestionada], una palabra extraña y bonita que hace referencia a las grietas y ranuras de la ciudad, a lo que se construye y se hace en los márgenes”, explica Gorka Rodríguez, integrante de Zaramari, un colectivo que busca la transformación de la ciudad a través de la cultura, y organizador de Urbanbat, junto a ColaboraBora. Comenzaron a buscar información y a investigar sobre estos espacios definidos como tal y apenas encontraron referencias.

Alterotipia, nombre de la cuarta edición del festival, que se celebra entre 19 y el 21 de noviembre, fue precisamente el punto de partida para la que investigación que cada año realiza Zaramani como aprendizaje previo para llegar el festival con mayores saberes que poder compartir. Si no había referencias, ellos las construirían. “Nos dijimos, cojamos esa palabra y a ver qué conceptos salen en torno a ella para empezar a construir un relato”, cuenta Rodríguez.

Un diagrama para el comienzo

El resultado, con la participación de diferentes colectivos sociales y la celebración de varios talleres, fue lo que definen como ontología, una suerte de diagrama “que sirve para crear un esquema conceptual que puede emplerse para comenzar cualquier proyecto”, explica el arquitecto. En ese diagrama hay palabras como “espontaneidad, exploración, improvisación, colectivos, posibilitan...”. Y “alternativas”, destacada sobre el resto, como precisamente una propuesta a otras formas de hacer diferentes al desarrollo “homogéneo”, entendido como “aquel basado en la productividad, que viene de arriba a abajo y en base a los intereses económicos”, señala el arquitecto.

Y sobre alterotopia, “alter”, como otros, y “topia”, como espacios, aclara Rodríguez, discutirán y compartirán los participantes en la cuarta edición de de Urbanbat. Acudirán arquitectos, sociólogos, colectivos sociales y vecinales. Entre las conferencias sobre urbanismo ciudadano precisamente está el colectivo  AAA, especializados en la puesta en marcha de espacios autogestionados. “Ellos ejemplifican muy bien todos estos proyectos que están en los márgenes, nos contarán las oportunidades que ofrecen y es una manera de visibilizar todas estas iniciativas”, indica Rodríguez.

Las mesas de trabajo tienen que ver en esta ocasión con el barrio de San Francisco de Bilbao, lugar donde habitualmente trabaja e interviene Zaramari. “Es un barrio muy multicultural pero al mismo tiempo tiene muchos problemas de salubridad y marginalidad”, señala Rodríguez. De ahí, que entre todos los participantes el objetivo sea buscar propuestas e iniciativas de intervención en base a cinco ejes: mujer y espacio, gentrificación, espacios para la gestión colectiva, plazas para la innovación social y convivencia, diversidad y dinámicas viciadas.

El festival también propondrá una visita a diferentes proyectos que se están llevando a cabo en el propio San Francisco y en Bilbao La Vieja, como la Nave de Pedro Tejada, un espacio abandonado junto a la vía del ferrocarril donde trabaja el escultor Iñigo Varona. O una antigua carnicería convertida en un espacio sociocultural.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha