eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PSOE cierra filas hasta el 26J a la espera de que las urnas digan ‘sí o no’ a Pedro Sánchez

Susana Díaz muestra su apoyo y "unidad" en torno al candidato socialista pero le exige salir a ganar y no quedar segundo

Pedro Sánchez refuerza su idea de plantear estas elecciones como un plebiscito entre él o Rajoy: 'Un sí por el cambio' será el lema del PSOE hasta el 26J

"Puedo prometer y prometo decencia, diálogo y dedicación", dice el candidato socialista emulando a Adolfo Suárez

133 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Sánchez: "Puedo prometer y prometo decencia, diálogo y dedicación"

Pedro Sánchez y Susana Díaz en la presentación de la candidatura EFE

El PSOE ya está en campaña. Una vez aprobadas las listas, que han sufrido más cambios y provocado algunas tensiones más de los esperados por Pedro Sánchez, y con un nuevo lema –'Un sí por el cambio'-  los socialistas han dado el pistoletazo de salida a la competición electoral con un acto en el que han pretendido dar imagen de unidad en el partido. La presentación ha corrido a cargo de la presidenta andaluza, Susana Díaz, que dejó claro fue el candidato quien se lo pidió.

Tras meses de tensión interna en la que el sector crítico llegó a imponer a Sánchez que adelantara el Congreso para decidir su liderazgo en pleno proceso de investidura y una vez que Díaz renunció a pelear por ponerse al frente del PSOE, ha llegado el momento del cierre de filas hasta el 26. La presidenta andaluza volvió a insistir este viernes en que Sánchez “tiene que ganar las elecciones para ser presidente”. Es el encargo de Díaz, que le ha exigido que no se conforme con ser segundo en las elecciones. Pero hasta entonces los socialistas tienen una tregua que ha quedado escenificada en la presentación de Sánchez como candidato a la presidencia del Gobierno después de que el Comité Federal los ratificara oficialmente y aprobara definitivamente las listas.

“Hoy, aquí, hay una de esas fuerzas, de esas raíces, que nos han permitido aguantar en cualquier momento (…)  y una de esa fuerza es la unidad que hay en esta sala en torno al PSOE, en torno al candidato para que llegue a la Moncloa y haya un proyecto de futuro para España”, ha expresado Díaz tan solo dos semanas después de que el secretario general les pidiera “unidad y confianza” y reconociera, en una reunión a puerta cerrada, que el gran problema que afronta el PSOE es la división interna.

También los barones que más se han alejado de Ferraz en los últimos meses han querido dar imagen de paz interna. “No hay que escenificar unidad, existe ´-ha expresado el asturiano, Javier Fernández-. “Hay que reflejarla, manifestarla, no hay otra palabra”. “Fuerza y unidad para cambiar el 26J”, ha sido la expresión utilizada por el presidente aragonés, Javier Lambán. Muchos de los dirigentes socialistas han llegado juntos en un autobús desde Ferraz. El portavoz en el Congreso, Antonio Hernando, ha roto el hielo repartiendo unas pastas. 

Pero en el acto de presentación ha habido una ausencia notable: la del presidente valenciano, Ximo Puig. La federación valenciana no ha ocultado su malestar por la negativa de la dirección de Sánchez a que el PSOE llegue a una alianza para el Senado con Compromís y Podemos. Puig teme que la confluencia de esas dos formaciones con IU les deje sin senadores. Tampoco han acudido Guillermo Fernández Vara y Emiliano García-Page. Eduardo Madina, a quien Sánchez ha mantenido en el número siete pese a la presión de Díaz para que le garantizara un escaño, tampoco ha acudido a la presentación en un polideportivo en Móstoles.

" Somos el PSOE, cuatro letras, no hace falta más"

Tanto Sánchez como Díaz han reivindicado en sus discursos el legado del PSOE como “patrimonio” que tienen que defender ante los ciudadanos para volver a ganarse su confianza. “Somos el PSOE, cuatro letras, cuatro siglas, no hace falta más, así ha sido en 137 años de historia y así seguirá siendo”, ha dicho en una alusión a la propuesta de ir con Podemos en la misma papeleta al Senado.

La idea de Sánchez es centrar su campaña en un mensaje positivo, según fuentes socialistas, y por eso no ha citado a Iglesias, aunque le ha enviado varios mensajes. “Que otros hablen de siglas o de sillas –ha dicho en una referencia velada al pacto alcanzado por Podemos e IU para concurrir conjuntamente y bajo el nombre ‘Unidos Podemos’- . Nosotros tenemos las solciones y vamos a construir el país, que es lo que merecen los españoles”. “No se trata de cambiar por cambiar, se trata de sentido común. Tenemos la experiencia, la juventud, nosotros damos sentido al cambio”, ha aseverado.

Además, ha reprochado –sin citarles pero en referencia tanto a Podemos como a Ciudadanos- que fueron aupados “con el no nos representan” y su “única propuesta” ha sido la de un presidente independiente. Al estilo de Albert Rivera en la anterior campaña, Sánchez ha emulado a Adolfo Suárez: “Puedo prometer y prometo decencia; puedo prometer y prometo diálogo; y puedo prometer y prometo dedicación”.

La presidenta andaluza también ha arremetido con beligerancia contra la formación de Iglesias: “Simulan que van contra el poder porque lo que quieren es el poder”. “Hay quien está preocupado por quién se hace la foto con quién y piensan que los españoles se levantan por la mañana pensando en los dos puntos que sacan las encuestas y de quién acuerda con quién”, ha dicho Díaz, que ha pedido a los suyos que hablen de los problemas de la gente y planteen soluciones para así “ganar”.

Un referéndum que decidirá su futuro

Sánchez, que ha cambiado la gran bandera de España que usó en su presentación para el 20D por unas imágenes de flores, se ha mostrado convencido de que el PSOE conseguirá esta vez ganar las elecciones después de haber obtenido hace tan solo cinco meses el peor resultado de su historia. El candidato socialista confía en que los ciudadanos le respalden después de que las “cartas hayan quedado sobre la mesa”. El PSOE sostiene que el cambio no ha sido posible y que no se han evitado las elecciones por el “bloqueo” del PP y la “intransigencia” de Iglesias.

Por eso los socialistas plantearán esta campaña como un plebiscito entre el ‘sí o no’ al cambio que, a su juicio, solo el PSOE puede llevar a cabo. “El 26J se celebra un referéndum por el cambio –ha asegurado-. Para votar no hay varias papeletas, para votar sí, solo está la del PSOE”, ha exclamado Sánchez en un acto al que han asistido unas 400 personas.

De ahí que el lema que utilizará el PSOE hasta el 26J sea ‘Un sí por el cambio’.” Ha llegado el momento de elegir. Para España, ahora, es sí o es no. Elegimos entre inmovilismo y progreso. Solo hay una manera de decirle no a Rajoy y es decirle sí a Pedro Sánchez, sí al Partido Socialista”, explican desde el PSOE. “Pedro Sánchez ha demostrado que es un hombre dispuesto a decir sí cuando otros dicen no. Al futuro solo se le puede decir sí”, zanjan en el PSOE, que reforzará esta campaña la petición de voto útil.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha