eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rajoy necesita 30 escaños más de lo que le dan las encuestas para ser presidente

El presidente del Gobierno tiene muy difícil continuar en La Moncloa, toda vez que Albert Rivera tiene su futuro en sus manos y ya ha anunciado que no le dará el apoyo de Ciudadanos: Rivera juega con la hipótesis de ser segundo y lograr el apoyo del PSOE

La abstención del partido de Rivera no sería suficiente para que Rajoy lograra la investidura, según los sondeos, porque no lograría la mayoría simple con sus escaños: habría más diputados que votarían en contra de él que a favor

El horizonte, de acuerdo con las encuestas publicadas, sería semejante a la situación que está viviendo Artur Mas en Catalunya

51 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Albert Rivera y Mariano Rajoy, durante un encuentro en Moncloa.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en Moncloa. Europa Press

El futuro de Mariano Rajoy en Moncloa está en manos de Albert Rivera. Y el presidente de Ciudadanos no quiere votar su investidura.

Las encuestas publicadas, la última por el CIS de este jueves, conceden hasta 128 escaños al Partido Popular, un grupo insuficiente para lograr la investidura sin el voto favorable de Ciudadanos: habría más diputados que votarían en contra de él que a su favor.

Rivera ha ido clarificando su discurso en este aspecto: "Queremos ganar a Rajoy y a Sánchez, no apoyarles; si no ganamos, estaremos en la oposición". Y se ha mostrado favorable a la hipótesis de ser investido si no era el partido más votado: "La pregunta es si Sánchez o Rajoy apoyaría a Ciudadanos. Si somos segundos o primeros, tendrán que mojarse. Si tengo la mayoría del Parlamento... cualquiera sabe que tiene que gobernar con la mayoría de escaños". Y sentenció: "No voy a apoyar a Rajoy". Lo cual le ha valido que las redes 'populares' lanzaran el hashtag #RiveraEsSocialista.

Rajoy, por tanto, necesita un mínimo a 150 diputados para seguir en La Moncloa, siempre y cuando Ciudadanos se mantenga entre los 60 y los 70 que le dan las encuestas. Es decir, el presidente en funciones del Gobierno necesita 30 escaños más de lo que le dan las encuestas para ser investido con la abstención de Rivera.... Salvo que se produjera otra hipótesis hasta el momento descartada por Pedro Sánchez: que el PSOE también se abstuviera para permitir la investidura del PP.

Tras la restauración de la democracia tras la dictadura de Franco, el presidente que ha sido investido con menos escaños fue José María Aznar, en 1996, con 156 escaños.

¿Y si el resultado se acerca a lo que pronostican las encuestas? Estaríamos una situación semejante a la que está viviendo Artur Mas: la lista más votada se vería con grandes dificultades para formar Gobierno. Tras las elecciones autonómicas, Ciudadanos ya exigió la dimisión del candidato del PP, el expresidente Pedro Sanz, para dar el Gobierno autonómico a los conservadores.

La Rioja no es lo mismo que La Moncloa, pero fuentes de Ciudadanos sostienen, al margen del discurso oficial y público, que es muy improbable que Rivera pueda votar a favor de un Gobierno del PP si quien lo encabeza es Mariano Rajoy: "Está demasiado quemado".

Lo que está teorizando el equipo de Rivera, no obstante, es la posibilidad de quedar segundos el 20D –como le dan algunas encuestas–, por detrás del PP y por delante del PSOE. En ese contexto, consideran probable, si suman los números –que de momento no suman, según los sondeos–, recibir el apoyo de Pedro Sánchez para la investidura de Rivera. Pero deslizar esta hipótesis, desnuda su estrategia: que Rivera considera el escenario de perder las elecciones.

Por ello, prefiere centrar su discurso en "ganar o ir a la oposición", más que en cábalas para ganar una investidura.

Rivera en alguna ocasión ha llegado abrir la puerta a la incorporación de ministros de otros partidos en un hipotético Gobierno presidido por él: "Si hay gente con talento que quiere incorporarse a nuestro equipo, incluso si otros partidos tienen una buena idea, pues por qué no. He visto a Obama incorporar a Hillary Clinton, a la que le ganó las primarias, y a otra gente propuesta por los republicanos. He visto a Sarkozy incluir a gente del partido socialista [en alusión al ministro de Exteriores entre 2007 y 2010, Bernard Kouchner]. Los buenos liderazgos no temen al talento, ni siquiera al que tiene matices ideológicos".

Aunque en otros momentos ha modulado ese discurso: ¿Incorporará ministros del PP o del PSOE?, le preguntó Ana Pastor: "Del PP o del PSOE, no. Independientes, sí. Si hubiera negociaciones, una de esas condiciones puede ser que haya alguien del PP o del PSOE, pero no puedo aceptar un Gobierno con las manos atadas, si no estaré en la oposición".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha