eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Corea del Sur altera su día a día para el examen de acceso a la universidad

- PUBLICIDAD -
Corea del Sur altera su día a día para el examen de acceso a la universidad

Corea del Sur altera su día a día para el examen de acceso a la universidad

Las pruebas de acceso a la universidad en Corea del Sur para más de 630.000 estudiantes comenzaron hoy y, como cada año, causaron la alteración del tráfico, el transporte público, los vuelos y los horarios de trabajo, además de movilizar a las fuerzas del orden.

El número de jóvenes que se presenta este año al examen de selectividad es de 631,187, unos 10.000 menos que el año pasado y 20.000 menos que en 2013, que han acudido a un total de 1.212 centros educativos, informó el Ministerio de Educación en un comunicado.

La prueba, que comenzó a las 8.40 hora local (23.40 GMT del martes) y se desarrollará durante ocho horas y veinte minutos con varios descansos, se divide en cinco áreas: lengua coreana, matemáticas, inglés, ciencias sociales y naturales y segundo idioma extranjero.

La alta competitividad se respira en todos los ámbitos de la sociedad surcoreana, donde la mayoría de los jóvenes aspiran a alcanzar un puesto de responsabilidad en alguna de las grandes multinacionales como Samsung, Hyundai o LG.

Para ello, los jóvenes hacen sus mayores esfuerzos en la prueba de selectividad con el objetivo de obtener una nota alta y ser admitidos en una de las universidades más prestigiosas del país, lo que más tarde les facilitará el acceso a puestos de trabajo en estas grandes empresas.

Debido a la trascendencia de esta jornada el Gobierno surcoreano ha establecido, como cada año, diversas medidas para facilitar el acceso de los alumnos a los centros de examen y prevenir cualquier ruido que pueda molestarlos.

Así, hoy ha aumentado la frecuencia del transporte público a primera hora de la mañana, los funcionarios han entrado una hora más tarde al trabajo y la policía ha desplegado un dispositivo para transportar en sus coches patrulla y motocicletas a los más rezagados.

Con el fin de evitar despistes, el tráfico se ha cortado a 200 metros de los centros donde se realiza el examen y se ha prohibido el despegue y aterrizaje de aviones durante los 40 minutos en los que tiene lugar la prueba de audición de inglés, lo que ha alterado completamente el horario de los vuelos del jueves.

Mientras, los templos e iglesias del país se muestran hoy abarrotados de personas que oran por sus hijos, nietos o hermanos que están realizando la prueba, e incluso la Bolsa de Seúl ha modificado su horario para abrir y cerrar una hora más tarde.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha