Focos

Un proyecto busca modernas soluciones para las nuevas amenazas del bosque

- PUBLICIDAD -
Un proyecto busca modernas soluciones para las nuevas amenazas del bosque

Un proyecto busca modernas soluciones para las nuevas amenazas del bosque

El bosque mediterráneo está sometido a nuevas tensiones y amenazas -el abandono de usos tradicionales o el cambio climático- que requieren de nuevas y modernas herramientas de gestión para asegurar su conservación y que siga prestando los servicios y los beneficios que reporta a la sociedad.

Para avanzar en el diseño de esas nuevas herramientas de gestión del bosque, la UE patrocina el proyecto Life RedBosques, que se ha presentado hoy en Madrid y en el que participan varias comunidades autónomas, universidades y centros de investigación.

El proyecto pretende definir modelos de gestión y herramientas de las que puedan disponer los responsables de los espacios naturales, y la "planta piloto" será el Parque Natural de Els Ports, un macizo situado entre Tarragona, Castellón y Teruel con importantes recursos naturales y aprovechamientos ancestrales por parte del hombre (caza, agua, madera, hornos de cal o pozos de nieve).

En RedBosques participan la Fundación Interuniversitaria (universidades de Alcalá, Complutense y Autónoma de Madrid) Fernando González Bernáldez y el Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales de Cataluña (CREAF) -un consorcio en el que participan varias administraciones e instituciones científicas- así como la Generalitat de Cataluña; la Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente; y la Fundació Catalunya-La Pedrera.

El coordinador del proyecto, el ecólogo José Antonio Atauri, ha destacado hoy la gran masa forestal que hay en España, pero ha advertido que más de la mitad tiene un estado de conservación inadecuado, y entre las causas que hay detrás de ese abandono y deterioro ha citado la devaluación de la madera y el hecho de que resulte más rentable económicamente importarla de otros países.

El proyecto RedBosques, han explicado sus promotores, surge del nuevo escenario al que se están enfrentando los bosques en toda la cuenca mediterránea y de la importancia de dar una respuesta acorde a la sensibilidad creciente de la sociedad hacia esos bosques.

Esa sensibilidad, han explicado, está justificada en el mayor conocimiento por parte de la sociedad de los beneficios (aire limpio, agua de calidad, salud, bienestar, etc) y servicios (productos o turismo) que presta el bosque.

Francisco Lloret, catedrático de Ecología de la Universidad Autónoma de Barcelona e investigador del CREAF, ha incidido en que la historia forestal de Europa es "indisociable" de la actividad humana y en que la dinámica de los bosques es el resultado de procesos naturales y sociales.

"Los bosques son árboles, pero no sólo", ha subrayado Lloret, quien ha destacado la cantidad y variedad de funciones, servicios y beneficios que generan y en la necesidad de adaptar su gestión a las nuevas "certezas" como el abandono de usos tradicionales o el cambio climático.

El catedrático ha subrayado que a lo largo de la historia el clima siempre ha cambiado, pero nunca de una forma ni tan rápida ni tan inducida por el hombre como ahora, y ha alertado de la certeza científica de que el clima de los bosques será distinto dentro de 50 años y que deben por lo tanto adaptar su gestión para aumentar su resiliencia.

Las acciones se van a centrar en bosques españoles que están incluidos en la red europea Natura 2000, pero los expertos han observado que el 70 por ciento de la superficie forestal del país es de titularidad privada, por lo que será imprescindible la implicación de los propietarios para conseguir una gestión más moderna y eficaz de esos espacios.

Además de establecer un modelo de referencia y estándar que permita conocer el estado de conservación de los bosques, los investigadores quieren identificar las mejores prácticas de gestión silvícola -aquellas que atienden a los objetivos de conservación de la biodiversidad y que tienen en cuenta la adaptación a los cambios- para "exportar" esos modelos a otros bosques de la red Natura 2000.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha