eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El "giro copernicano" del Gobierno de Rajoy en violencia de género

El proyecto del Gobierno de estudiar el patrón de conducta de los asesinos en casos de violencia de género es perverso: se considera a cada asesino como un caso individual y se oculta la estructura patriarcal que nos impregna a todos y todas

62 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Rajoy ve en el Libro Blanco de Juncker una "útil" contribución al "necesario" debate sobre el futuro de la UE

Mariano Rajoy, en una imagen de archivo.

El 23 de Febrero El Mundo publicó una noticia titulada "Interior entrevista a asesinos por violencia machista para detectar un 'patrón de conducta". Según se explicaba, se trataría de conocer en qué momento y por qué en la mente de un hombre "se pasea el pensamiento" de matar a su pareja o expareja (sic). Con ese fin van a ser entrevistados 200 condenados por violencia machista para tratar de detectar "un patrón de conducta que permita establecer potenciales agresiones a mujeres". Con el material conseguido trabajarán en "el diseño de un formulario de valoración policial de riesgo de feminicidio".

Pues bien, esta investigación se pondrá en práctica después de que en los primeros 62 días del año haya habido ya 16 mujeres asesinadas por violencia de género, según las estadísticas oficiales. Por lo que se desprende de esta información, resulta que las causas de este tipo de violencia hay que buscarlas en el interior de cada asesino, quien debe narrar al "experto" lo que pasó por su mente en el momento del asesinato. ¿Y por qué no cuando la maltrató psíquicamente o la agredió sin llegar a matarla?

Me pregunto: si el asesino machista después de hurgar en su mente llega a la conclusión de que se vió turbado por un "trastorno mental transitorio", ¿será eso un eximente? Porque no creo seriamente que el asesino confiese que a las mujeres no suficientemente sumisas hay que matarlas.

Para completar estas medidas el 2 de febrero se publicó que "en poco tiempo" las víctimas de violencia de género recibirán un SMS si su agresor sale de prisión. Aunque por lo que sabemos esta resolución fue planteada ya hace dos años, parece que ahora se pondrá en marcha porque.... ¡por fin se han conectado el sistema VioGen y el de Instituciones Penitenciarias!

Todo este proyecto del patrón de conducta de los agresores es perverso porque se considera a cada asesino como un caso individual y hay que profundizar en su mente para saber por qué hizo lo que hizo. De esta forma se oculta la estructura patriarcal que nos impregna a todos y todas. La estrategia de individualizar ayuda a invisibilizar la concepción de la mujer como ser inferior que está vigente de formas muy diversas y no siempre sutiles en nuestra sociedad. Encubre, además, el hecho de que la violencia de género no puede considerarse un caso más de la violencia en general sino que en su fondo lo que late es el dominio del poder patriarcal.

Y aunque todo este proyecto tendrá su presupuesto, que no sabemos de donde saldrá, es necesario que los medios recuerden al informar de los recortes que se han realizado en los tres últimos años en lo que se refiere a prevención de la violencia de género y a la consecución de la igualdad.

Como guinda del pastel, los obispos se ofrecen también a colaborar "ofreciendo educación y formación a las familias". ¡Parece que no hemos tenido ya bastante "formación" a cargo de la Iglesia!

En el artículo que he comentado se dice explícitamente que todo ello supone un "giro copernicano" del Gobierno de Rajoy en materia de violencia de género ya que además se creará un órgano ministerial que contará con representantes de cuatro Ministerios, la FEMP, las Comunidades Autónomas y los portavoces de los grupos parlamentarios. ¿Esto representa algún cambio significativo? ¿Creen seriamente que así va a disminuir aunque sea en un pequeño porcentaje el número de asesinatos por violencia de género?

Hay que dar la impresión de que se hace algo y por eso se crean grandes organismos inoperantes y proyectos de entrevistas a condenados por ese tipo de violencia, en vez de ir a la raíz del problema.

¡Pobre Copérnico! La tierra continúa en el centro y el sol sigue girando en torno a ella.

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha