eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Diario Turing Diario Turing

CodeSpells: El videojuego de magia que enseña a programar a los niños

CodeSpells es un videojuego donde el jugador es un mago, como en otros títulos de rol y fantasía, pero con la particularidad de que para lanzar hechizos es necesario programarlos en JavaScript

El proyecto se ha financiado gracias al crowdfunding en Kickstarter y está orientado a introducir en la programación a niños de entre 8 y 18 años, a través de una interfaz intuitiva

- PUBLICIDAD -
CodeSpells

La programación se está introduciendo poco a poco en las escuelas. Por una parte como una materia que puede aportar a los alumnos un conocimiento tecnológico útil para su futuro, por otra como un método para potenciar en los niños ciertas habilidades cognitivas, de creatividad, de colaboración. A día de hoy no existe un plan definido para enseñar programación en la etapa escolar sino que hay varios caminos abiertos. Un elemento común de todos estos suele ser intentar que los niños aprendan jugando.

El proyecto CodeSpells ha recogido esta filosofía y la lleva a su máximo exponente. Su objetivo es tomar los elementos atractivos que tiene un título comercial, como un videojuego de espada y brujería, y orientarlos al aprendizaje de la programación. La idea parte de la comparación entre el papel de un programador en este mundo y un mago en un mundo de fantasía. “Como programadores nos sentimos como magos. Podemos crear software que puede hacer casi cualquier cosa. Queremos que los no programadores entiendan el poder que tienen cuando entienden programación. Es una herramienta increíblemente poderosa en la sociedad de hoy”, explica Lindsey Handley, responsable de marketing y coordinadora del proyecto.

Dos expertos en informática educativa, Sarah Esper y Stephen Foster, han sido los creadores de la idea. Estudiaron la gamificación aplicada a la enseñanza de la programación y concibieron CodeSpells como una solución al reto. Con una versión del videojuego más sencilla ya han comprobado que los más pequeños pueden aprender programación de esta manera y además se interesan hasta tal punto de continuar el aprendizaje por otros medios.

Los pantallazos de CodeSpells tienen la apariencia que podría tener cualquier otro videojuego comercial

Los pantallazos de CodeSpells tienen la apariencia que podría tener cualquier otro videojuego comercial

CodeSpells está indicado para fomentar la enseñanza en niños de entre 8 y 18 años, pero lo cierto es que cualquiera puede ponerse en la piel de un mago-programador. “Estamos haciéndolo de manera que sea lo suficientemente simple como para que los niños se diviertan, pero también lo suficientemente complejo como para que los adultos puedan crear hechizos realmente asombrosos también”, comenta Handley. No importa que el usuario sepa programar o no.

Programando hechizos

El jugador se introduce en un mundo de fantasía con su personaje mago y puede levantar montañas en el terreno, crear un campo de fuerza impenetrable alrededor de sí mismo y hasta fabricar un golem utilizando rocas cercanas. “Nuestro objetivo es permitir al jugador confeccionar cualquier hechizo que pueda imaginar. Esto quiere decir que el entorno de CodeSpells es mucho más manipulable que en un juego corriente de fantasía”, indica Handley.

También existirán hechizos ya diseñados, con el fin de que sirvan de inspiración a los jugadores para desarrollar los suyos propios, el principal motor del juego.  La base de los conjuros son cuatro elementos: tierra, fuego, agua y aire. Combinándolos se pueden crear infinito número de hechizos e interactuar con el entorno, usando y modificando los ríos o la temperatura de un escenario.

Esto se logra en base al lenguaje visual de programación Blocky, creado por Google, en el que se han introducido todas las herramientas de JavaScript. Como su nombre indica, la interfaz funciona arrastrando y soltando bloques para lanzar hechizos, pero también se puede programar código a mano. De esta forma se puede lanzar prácticamente cualquier hechizo que el jugador pueda imaginar

CodeSpells

En cuanto a la historia detrás del videojuego, la idea es que los propios usuarios desarrollen las suyas propias. Los creadores no se han centrado en desarrollar una línea argumental, con misiones y una trama de fondo. Pretenden ofrecer el universo a los jugadores y que estos creen líneas y juegos dentro del entorno, enriqueciendo la plataforma.

La introducción en las escuelas

Ha habido varias escuelas que han apoyado en Kickstarter el proyecto y tienen intención de llevar a cabo un despliegue en sus centros. Los creadores tienen este objetivo en su punto de mira, pero por el momento no cuentan con un plan definido. “En el futuro nos gustaría crear un currículum en torno a CodeSpells para su uso en clase. Pero por ahora los profesores pueden ser creativos en las aulas usando CodeSpells para enseñar programación, de la misma forma que otros profesores lo han hecho usando Minecraft para enseñar algunas materias en clase”, apunta Handley.

Pilara Lacasa, catedrática de Comunicación Audiovisual de la Universidad de Alcalá y especializada en educación, cree que productos como CodeSpells pueden ser beneficiosos para enseñar programación en las aulas. “Hacer este tipo de juegos es muy interesante porque el niño aprende que detrás del juego que él está jugando hay un lenguaje. Podemos decir que aprende a programar en un contexto”, añade que el niño tiene que ver utilidad en lo que está aprendiendo. En ese momento es cuando el interés se despierta.

Sobre si CodeSpells puede tener más o menos éxito que otros videojuegos para enseñar programación a los más pequeños, Lacasa considera positivo su voluntad de asemejarse a un título comercial. “Su valor radica en que enseña el código en un contexto real”. Y es que no deja de tratarse de un videojuego como otros a los que se juega habitualmente, con la particularidad de que se aprende programación mientras se juega.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha