eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

María Nuñez tras su primer año en el juzgado de los ERE: "Mi objetivo ha sido dividir y agilizar las macrocausas"

"Tengo una frase fundamental, que es que la justicia lenta no es justicia. Si no hay solución, no hay solución, y si la solución llega tarde, tampoco es solución"

- PUBLICIDAD -
Comienzan a declarar los interventores en la pieza "política" de los cursos

EFE

La jueza María Núñez cumple este jueves día 16 de junio un año como titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, periodo de tiempo en el que su objetivo "ha sido dividir, simplificar, tramitar y agilizar" las macrocausas como los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos o las irregularidades en cursos de formación profesional para el empleo financiados por la Junta de Andalucía.

Cabe recordar que fue el día 16 de junio de 2015 cuando tomó posesión en sustitución de la magistrada Mercedes Alaya -que ahora ocupa una plaza en la Audiencia Provincial de Sevilla- tras 11 años en el Juzgado de Familia  número 17 de la capital hispalense. De este modo, y preguntada en los pasillos de los juzgados por un grupo de periodistas que cubre habitualmente la información de tribunales de Sevilla para que haga un balance de su primer aniversario, la jueza ha apuntado que el trabajo hasta el momento es "positivo", ya que, según ha indicado, "se han hecho muchas cosas".

"Tengo que agradecer evidentemente todos los refuerzos que he recibido", ha resaltado la magistrada en referencia a los dos jueces de refuerzo con los que cuenta actualmente -Álvaro Martín, encargado del caso ERE, e Ignacio Vilaplana, que tramita los asuntos ordinarios que llegan al juzgado- y a los funcionarios recibidos desde la  Consejería de Justicia e Interior. En su opinión, se ha formado un equipo bueno" que "está trabajando" para agilizar el trabajo que acumula este órgano.

Preguntada por el estado en que se encuentra la instrucción de las macrocausas, ha manifestado que trabaja para agilizarlos. De hecho, la magistrada ha dividido en piezas separadas tanto el caso de los ERE -algo a lo que se había opuesto de manera reiterada Mercedes Alaya- como la causa de la formación. "Tengo una frase fundamental, que es que la justicia lenta no es justicia. Si no hay solución, no hay solución, y si la solución llega tarde, tampoco es solución", ha indicado.

Entiende que en esto "hay ya un acuerdo genérico de los juristas", pero no ha querido dar una previsión temporal en cuanto a la finalización de la investigación de estas macrocausas: "Se acabarán (...) y eso lo más importante que podemos decir. (...) Veremos un final, porque quizá antes esto nadie lo veía". En este sentido, ha desvelado que "mucha gente" le pregunta si la instrucción se acabará "de alguna vez", a lo que ha contestado rotunda: "Claro que sí".

La herencia recibida

Sobre su antecesora, ha dicho que ha hecho un "gran trabajo, complicado, difícil (...), que ha requerido de mucho esfuerzo". Cuando se cumple su primer aniversario, los que conocen a la magistrada resaltan que pidió la plaza porque quería sobre todo "hacer justicia" al considerar que "no se estaban haciendo bien las cosas" en este órgano. En este sentido, sus amigos recuerdan que con 14 años ya decía que quería ser juez de lo laboral para "defender a los trabajadores".

Pocos días antes de su toma de posesión el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) informó favorablemente y proponer al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que los magistrados Mercedes Alaya -ya con plaza en la Audiencia de Sevilla- y Álvaro Martín ocuparan las dos comisiones de servicio aprobadas para reforzar el juzgado. De hecho, Mercedes Alaya solicitó esta comisión de servicio para seguir instruyendo todas las macrocausas. En su pugna con María Núñez por las macrocausas, Mercedes Alaya la criticó duramente y aludió, entre otros aspectos, a su "estrecha amistad" con el consejero de Justicia e Interior, Emilio de Llera, y a sus "escasos conocimientos" en la jurisdicción penal.

María Núñez, tras conocer el contenido de este informe, se limitó a considerar que las formas empleadas por Mercedes Alaya "no son elegantes", y en espera de que se resolviera el reparto de asuntos entre ambas magistradas, concretamente el día 30 de julio de 2015, aceptó la petición realizada por la Fiscalía Anticorrupción y dividió en tres grandes piezas separadas la causa de los ERE, a lo que se había opuesto reiteradamente su antecesora en el cargo. El 13 de octubre del pasado año el TSJA acordó por unanimidad apartar a Mercedes Alaya de las macrocausas dada su "clara voluntad de no colaboración" con María Núñez

El último gran hito en relación a las macrocausas ha sido el auto en el que el juez Álvaro Martín procesa a 26 exaltos cargos de la Junta de Andalucía en la pieza del procedimiento específico, entre ellos los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán. Sería la primera pieza de los ERE que podría ir a juicio, aunque nunca antes de finales de 2017 o principios de 2018.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha