El acuerdo entre Londres y Bruselas deja el Brexit duro para Gibraltar

Frontera con Gibraltar

“Felicito al Primer Ministro Boris Johnson por este histórico logro. Se trata del mayor acuerdo comercial de la historia y es un enorme alivio dadas las dificultades potenciales que un Brexit sin acuerdo podría haber creado al Reino Unido y la Unión Europea”.

Otra vez el peñazo de Gibraltar

Otra vez el peñazo de Gibraltar

Así de cauteloso se expresaba Fabian Picardo, ministro principal de Gibraltar, este día de Nochebuena y vísperas de Pascua, tras el acuerdo comercial entre el Reino Unido y la Unión Europea, que facilita un Brexit más liviano que el que se presumía si acababa el año sin fumata blanca cuando el Año Nuevo iba a convertirse en una larga cola de vehículos en las fronteras del Mar del Norte: “Un Reino Unido fuerte está en mejores condiciones de apoyar a Gibraltar”, reflexiona Picardo con parecida resignación a quien le toca la pedrea en el sorteo de la Lotería de Navidad.

Porque este acuerdo de consolación, sumamente complejo en todos sus detalles, excluye sin embargo a Gibraltar. Los negociadores se apresuraron a establecer alternativas para la frontera entre Irlanda y el Ulster, pero han fracasado a la hora de incorporar al Peñón en este paquete: “A la comarca, le han vuelto a hacer la Pascua”, comentaba un sindicalista español al conocer la noticia.

"Este acuerdo no cubre a Gibraltar"

“Este acuerdo no cubre a Gibraltar –confirma Picardo--. Para nosotros, y para la gente del Campo de Gibraltar que nos rodea, el reloj sigue corriendo. Seguimos trabajando, mano a mano con el Reino Unido, para finalizar la negociación con España de un acuerdo para el propuesto tratado entre la UE y el Reino Unido en relación con Gibraltar”.

En ese mismo tono, se han expresado, a este lado de la Verja, tanto Pedro Sánchez, presidente del Gobierno español, como Arancha González Laya, ministra española de Asuntos Exteriores: "España y RU seguimos dialogando para lograr un acuerdo sobre Gibraltar", tuiteó el actual inquilino de La Moncloa.

Eso sí, Sánchez felicitó por el acuerdo global al jefe de negociaciones de la Comisión Europea con el Reino Unido, Michel Barnier, y a la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, y a sus respectivos equipos. Menos lacónica, la ministra González Laya, también escribió por twitter: “Brexit, ¡Buenas noticias! Han concluido las negociaciones entre la UE y el Reino Unido”.

Keith Azopardi, líder de la oposición en Gibraltar, a bordo de Gibraltar Social Democrats, también se felicitó por el acuerdo alcanzado a nivel estrictamente británico y comunitario pero formuló una pregunta obvia: “¿En dónde deja esto a Gibraltar?”.

"Nada para los gibraltareños"

En declaraciones al diario The Gibraltar Chronicle, Azopardi aseguró que hasta que no se alcance un acuerdo sobre Gibraltar, esta noticia “no significa nada” para los gibraltareños y también resulta insignificante para su calidad de vida.

"Sería una ironía suprema que el Reino Unido abandonara la UE con un acuerdo y que el único territorio británico en la Europa continental que deseaba abrumadoramente permanecer en la UE fuera sacrificado en el altar de la conveniencia política", manifestó, en alusión al hecho de que el Peñón votara masivamente en contra del Brexit en el referéndum de hace cuatro años.

En sus palabras, no se advierten serias críticas al Gobierno local, sino que se dirigen claramente hacia el Gobierno británico, lo que puede dar cierta medida de la brecha que empieza a abrirse entre Londres y Gibraltar, aunque todos los actores públicos lo vengan negando: “El Gobierno de Gibraltar prometió repetidamente que el Reino Unido estaba negociando para toda la ´Familia Británica´, así que cómo puede el primer ministro británico decir que el “Brexit se ha llevado a cabo”, anunciando este acuerdo, sin que se haya alcanzado un arreglo que salvaguarde y beneficie a Gibraltar?”.

Y no considera, desde luego, que sea una noticia positiva que Gibraltar quede al margen “del anuncio del acuerdo más amplio con el Reino Unido”.

"Y sufriremos un doble golpe si el Reino Unido no solo nos entrega un Brexit no deseado, sino que no garantiza que también logremos un acuerdo seguro al mismo tiempo que el Reino Unido", protestó.

Cuenta atrás

La única posibilidad de que ello ocurra es que se materialice el acuerdo con Gibraltar en una semana, antes de fin de año. Y eso no parece probable, dado el calendario de aprobación del Brexit que no daría margen de tiempo para que ello ocurra antes de que el 1 de enero la frontera se blinde. A Azopardi, le enoja que el Gobierno británico haya antepuesto su seguridad a la posibilidad de incluir a los gibraltareños en el paquete.

"Cuando se anuncie, si es que se anuncia, un acuerdo que se extienda a Gibraltar, analizaremos el detalle y evaluaremos si es un mal o un buen negocio para Gibraltar", aseguró, al tiempo que animó a que “los esfuerzos continúen para lograr esto antes del final del período de transición y para asegurarnos de que no vayamos a ser hoy por hoy la única parte del territorio británico que se va de la Unión Europea sin un acuerdo”.

Estatus de soberanía

Por su parte, Marlene Hassan Nahon, la única diputada de Together Gibraltar, afirmó que el acuerdo anunciado supone una buena noticia para la Unión Europea y para el Reino Unido pero se mostró esperanzada a que sea el acuerdo que preceda al que ampare finalmente a Gibraltar y permita prósperas relaciones de vecindad con el Reino Unido, respetando las “líneas rojas” establecidas por el Peñón y que tienen que ver fundamentalmente con su estatus de soberanía.

“Desafortunadamente, en este momento todavía no sabemos qué futuro nos espera si fracasan las negociaciones en curso entre Reino Unido / Gib / España ”, recoge también The Gibraltar Chronicle.

Su decepción con el Gobierno británico resulta evidente: "Boris Johnson nos prometió que estaríamos incluidos en cualquier acuerdo futuro". "Una vez más nos han dejado a nuestra suerte", afirmó, al tiempo que deseaba al Gobierno local “la mejor de las suertes para las horas y los días cruciales que vienen".

¿Qué puede suponer el hecho de que aún no se haya resuelto una solución específica para Gibraltar? Que habrá que encontrarla: en principio para algunas cuestiones, como la de la situación de los trabajadores, regirá un tiempo muerto hasta el mes de julio que podría aprovecharse para afinar otros aspectos, como la de la política fiscal, cuyo memorando no ha terminado de desarrollarse, o el paso fronterizo, cuya falta de fluidez puede condicionar sobre todo los accesos de transeúntes y de turismos, dado que el paso de mercancías al Peñón ya se regía por similares parámetros, y Gibraltar nunca ha estado en Schengen.

Frontera y trabajadores

El temor a largas colas ante la exigencia y comprobación de pasaportes y a pesar de que se establezca un corredor para trabajadores transfronterizos –no sólo españoles sino de otros países europeos--, no excluirá problemas cotidianos a la hora de atravesar esa reforzada frontera exterior de la Unión Europea. El memorando sobre Derechos Ciudadanos, que es el único de los cuatro que se negociaban que ha llegado a buen puerto, garantiza la reciprocidad en derechos laborales para los trabajadores que actualmente mantienen empleos a un lado y a otro de la Verja. Sin embargo, los campogibraltareños que encuentren nuevos puestos de trabajo en Gibraltar y los gibraltareños que pasen, en el futuro, a trabajar a España, verán mermados presumiblemente esos derechos que no cubren, desde luego, a quienes se encuentren sin contrato alguno y trabajando dentro de la economía sumergida que en ese caso no tiene que ver con el tráfico de ilícitos sino con buena parte del empleo doméstico y dependencia.

Los trabajadores transfronterizos cubiertos por el Acuerdo de Retirada que entró en vigor en febrero de este año podrán, más allá del 31 de diciembre de 2020, continuar trabajando en Gibraltar y podrán beneficiarse de los mismos derechos comunitarios de los que disfrutan actualmente.

“En la práctica –afirma el Gobierno gibraltareño--, esto significa que los trabajadores transfronterizos cualificados continuarán teniendo los mismos derechos laborales basados en la normativa comunitaria de los que actualmente disfrutan. Esto incluye derecho a la no discriminación, derecho a emprender una actividad en Gibraltar y derecho a ventajas sociales y fiscales. Por lo tanto, por ejemplo, los trabajadores transfronterizos cualificados mantendrán las mismas condiciones que han existido hasta ahora con respecto a los beneficios de desempleo”.

El 1 de diciembre de 2020, el Gobierno lanzó una plataforma online para que estas personas puedan verificar su estatus: frontierworkers.egov.gi. Sin embargo, aún faltan muchos de estos trabajadores en registrarse y el tiempo también corre en su contra.

“Soy optimista en cuanto que seremos capaces de finalizar ese acuerdo”, sostiene todavía Fabian Picardo, aunque tanto él como los responsables públicos campogibraltareños confiaban en que se contemplase a esta frontera en este acuerdo final y no ha sido así.

Etiquetas
Publicado el
25 de diciembre de 2020 - 11:00 h

Descubre nuestras apps

stats