La portada de mañana
Acceder
El PSOE apela a la nueva posición del PP para llegar a pactos en políticas de Estado
La segunda ola, desde dentro de la UCI: "Pasan los meses y no vemos el final"
OPINIÓN | Picoletos novit curia, por Elisa Beni

La alcaldesa de Jerez se enfrenta a su semana más difícil bloqueada por la oposición y con crisis en su grupo

Isabel Armario, a la izquierda, podría ser el relevo de Mamen Sánchez.

El liderazgo de Mamen Sánchez (PSOE), alcaldesa de Jerez, está siendo seriamente cuestionado en los últimos días por la oposición a su Gobierno. Pero lo más llamativo es que también está puesto en tela de juicio dentro de su propio partido. La decisión de no readmitir finalmente a los despedidos en el ERE ha sido la gota que ha colmado el vaso, aunque las divergencias vienen de más atrás.

Públicamente ha tenido que salir al paso de los rumores. "Me siento totalmente respaldada por mi partido a todos los niveles: provincial y regional", ha dicho, pero a nivel local se están produciendo movimientos que pueden provocar situaciones complicadas más pronto que tarde. 

El bloqueo al que está siendo sometido el equipo de gobierno es importante, sobre todo teniendo en cuenta que el PSOE se hizo con la alcaldía gracias al apoyo de Ganemos Jerez y de Izquierda Unida, pero que ninguno de estos entró a formar parte de las concejalías. Por lo tanto, gobierna en minoría con siete concejales y una de ellos, Isabel Armario, lleva desde 2015 centrada en su cargo de diputada provincial.

Gestión complicada

Su gestión está siendo complicada y esta semana se está recrudeciendo la relación con la oposición. Ganemos Jerez ha anunciado que cancela sus reuniones quincenales con el equipo de gobierno, argumentado que Mamen Sánchez "no tiene credibilidad, ha roto unilateralmente todos los acuerdos y los puentes de comunicación, y la única solución a la actual situación es que dimita de su cargo".

Izquierda Unida también pide la dimisión, pero en este caso de todos los componentes del gobierno municipal, fundamentalmente por la decisión de dar marcha atrás en su promesa de dar cobijo a los despedidos en el ERE del PP en 2012. "Es una muestra más de la falta de valentía y de la incompetencia, ya no sólo de Mamen Sánchez, sino de todo su equipo de gobierno, para liderar el cambio que este Ayuntamiento necesita, pero a diferencia de otras ocasiones, en este caso han sobrepasado todos los límites, intentando culpabilizar a los grupos de la oposición de su propia falta de decisión a la hora de asumir responsabilidades", dice Raúl Ruiz Berdejo, portavoz del grupo municipal de IU en el Consistorio. El Partido Popular guarda silencio, sabedor de que estos movimientos le podrían devolver la alcaldía si se llegara a producir una moción de censura.

Pero lo que se cuece en el interior del PSOE jerezano es una división que tiene como objetivo encontrar una sustituta a Mamen Sánchez. Las miradas se centran en Isabel Armario, que esta semana ha instado públicamente a la alcaldesa a dar "un paso al frente" ante el bloqueo al que está siendo sometido el gobierno jerezano. Armario en este momento es portavoz del grupo municipal socialista, diputada provincial y miembro de la ejecutiva regional del PSOE-A y Sánchez le ha replicado diciendo que "porque se ostenten tres o cuatro cargos no se quiere decir que se hable en nombre de la representación de los cargos. Habla a título individual".

Armario está muy bien vista como relevo a Sánchez dentro del PSOE por parte de los partidarios a dar un volantazo en el gobierno de la ciudad. Existe otro sector en el partido que considera que hay que apoyar a la actual alcaldesa. Mamen Sánchez, consciente de ello, ha reaccionado en público y en privado. En su Facebook personal colgó hace algunos días la frase "mientras unos conspiran, otros trabajamos" y en la presente semana ha presentado un informe dirigido hacia sus socios de investidura, a los que recuerda que "el gobierno ha cumplido ya o está cumpliendo ahora el 92% del pacto de investidura realizado con Ganemos y el 96% del pacto de investidura realizado con IU".

Los próximos días serán movidos porque no se descarta una moción de censura contra la ejecutiva de Jerez y habrá que ver la capacidad de aguante de la alcaldesa. "Vivimos un momento absolutamente crítico, tenemos un gobierno con absoluta minoría que necesita de la oposición para que esta ciudad salga adelante. La alcaldesa tiene que tomar la iniciativa como responsable máxima de esta ciudad y sentar a los grupos de la oposición para que hablen y dialoguen", insiste Isabel Armario.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats