El Caminito del Rey, reconocido con el premio de la UE al patrimonio cultural

La pasarela del Caminito del Rey / N.C.

El Caminito del Rey ha recibido el premio de la Unión Europea al patrimonio cultural, en la categoría de conservación. Este reconocimiento se concede desde 2002 para promover la conservación del patrimonio cultural europeo. Europa Nostra, una federación transnacional, concede este premio, que tiene el apoyo de la Comisión Europea. El Caminito del Rey es uno de los doce reconocidos en la categoría de conservación. Este reconocimiento llega con el Caminito cerrado hasta el 23 de abril.

El caminito "más peligroso del mundo" volverá a ser transitable tras dos décadas de espera

La distinción tiene el apoyo implícito de la Comisión Europea, que sostiene y difunde los premios a través del programa Creative Europe, aunque es Europa Nostra, una federación para la defensa del patrimonio cultural y natural integrada por asociaciones y fundaciones nacionales, quien entrega los premios. Durante los últimos 13 años los premios han reconocido 415 actuaciones sobre el patrimonio cultural europeo.

El apoyo de la institución comunitaria es un espaldarazo a un enclave que ha recibido unas 300.000 visitas en un año (según los datos de la Diputación de Málaga), y que ha sido protagonista en premios, como la Bienal Española de Arquitectura y Urbanismo, y publicaciones especializadas, como Lonely Planet.

El premio está dividido en cuatro categorías: conservación, investigación, reconocimiento a personas u organizaciones, y educación, formación y sensibilización. El Caminito del Rey ha sido distinguido junto a otras actuaciones como la conversión de la cervecería de De Hoorn, en Bélgica, en un centro creativo, la Iglesia bizantina de San Pedro en Kastania (Grecia), la Catedral y el Museo Diocesano de Santarem (Portugal), o la reconversión de las termas dioclecianas en Roma.

El Caminito del Rey estuvo cerrado durante 14 años por motivos de seguridad. Durante esa década y media se creó en torno al camino una leyenda negra alimentada por vídeos de YouTube grabados por aventureros temerarios y trágicos accidentes. La Diputación de Málaga invirtió cinco millones de euros en su restauración y quedó un imponente sendero que discurre pegado a la roca, con 1.600 metros en voladizo. El punto culminante es el paso sobre los cien metros de vacío sobre el Desfiladero de los Gaitanes. La nueva pasarela discurre apenas un metro sobre el camino originario, construido a principios del siglo XX para el uso de los operarios encargados del mantenimiento de la presa hidroeléctrica.

Del resultado no duda casi ningún visitante. Es un recorrido del que quien menos sale impresionado. La reapertura ha sido un éxito turístico que ha revitalizado el turismo en la zona. Sin embargo, algunos elementos de la gestión ha generado polémicas: la plataforma online de adquisición de entradas fue hackeada, y eldiario.es/Andalucía desveló en verano que algunos negocios utilizaban la disponibilidad de entradas (agotadas por cauces oficiales) para vender sus productos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats