La portada de mañana
Acceder
España encabeza el resurgimiento del coronavirus en Europa
El golpe del virus del Nilo en Sevilla
Entrevista a María Chivite, presidenta de Navarra: "No puedo compartir que la máxima representación institucional tenga carácter hereditario"

El plan andaluz de desescalada excluye de la tasa de contagios a las residencias de mayores, con un 39% de muertos por el virus

Un militar de la UME desinfecta las ventanas de una residencia. / David Zorrakino / Europa Press

El plan de desescalada que el Gobierno de Andalucía ha remitido al Ministerio de Sanidad propone que todas sus provincias evolucionen a la fase 1 -apertura de negocios con limitación de aforo, autorización para reunirse en grupos de hasta diez personas, etc- "porque reúnen las condiciones epidemiológicas y de capacidad sanitaria" que requiere el mando único.

La Junta considera que 30 de sus 33 distritos sanitarios están en condiciones de acelerar el desconfinamiento, basándose en la tasa de incidencia acumulada, esto es, el número de contagios registrados en los últimos 14 días [periodo de incubación del coronavirus] y detectados por PCR (la prueba de mayor fiabilidad). Sin embargo, el recuento que hace la Consejería de Salud viene matizado por dos factores determinantes: uno es que la Junta ha reducido considerablemente el número de pruebas PCR que realiza para detectar casos positivos. En esos 14 últimos días que se analizan en el plan de desescalada, Andalucía ha pasado de realizar 2.000 test diarios a contabilizar menos de 200. Con menos PCR salen a la luz menos casos positivos y, en consecuencia, la tasa de incidencia acumulada disminuye, facilitando que más distritos sanitarios andaluces pasen el listón que ha puesto el Ministerio.

El otro dato que influye de manera determinante en el recuento de contagios por cada 100.000 habitantes que acredita el plan andaluz de desescalada es la tasa de incidencia en residencias de mayores. La Junta no computa los contagios confirmados en estos centros -que representan más de un 20% del total- en el recuento global de infectados en Andalucía. Sin esa cifra, la tasa de incidencia acumulada también disminuye y facilita a los territorios cumplir los requisitos de Sanidad y pasar de fase.

El Ministerio no ha aclarado a este periódico si ha pedido a las comunidades que excluyan los datos de contagios en residencias de mayores del cómputo total registrado en el plan de desescalada, o si ha sido una decisión de la Junta. En el planillo que Sanidad envió a las comunidades, y que deben rellenar semanalmente para que evalúen si están preparadas para avanzar en la desescalada, no había un plan específico para residencias de mayores. Fuentes del departamento de Salvador Illa advierten de que esa parte no se acometerá hasta la fase 3, a partir de junio, dado el elevado riesgo de la población residente.

Mezcla de datos

Los tres distritos sanitarios que han quedado relegados en la fase 1 de la desescalada propuesta por el Gobierno andaluz no son menores. Juntas suman una población que roza los 1,3 millones de habitantes. Se trata de Málaga capital, el epicentro de la infección en Andalucía, que atiende a una población de 628.045 personas, ha registrado 1.996 positivos y tiene una incidencia acumulada de 317,8 casos por cada 100.000 habitantes; Granada capital, con 239.149 habitantes; 1.185 positivos, y una incidencia acumulada de 495,5 casos; y Granada Metropolitana, con 428.657 habitantes; 1.297 positivos y una incidencia acumulada de 302,5 casos.

Estos tres distritos tardarán más en desescalar las restricciones del estado de alarma, pero el resto de la comunidad (más de siete millones de personas) puede situarse ya en la casilla de salida, según el análisis que ha elaborado la Consejería de Salud. Sin embargo, hay un matiz importante en la presentación de datos de incidencia acumulada en Andalucía: la Junta excluye del recuento a los llamados "pacientes institucionalizados", esto es, aquellas personas que residen en instituciones públicas, por ejemplo, las residencias de ancianos, que concentran a una población de alto riesgo en esta pandemia.

En Andalucía, excluir del cómputo total de infectados por coronavirus a los pacientes "institucionalizados" es relevante, porque representan el 20,4% del total de infectados en la comunidad: 2.990 casos de los 14.639 confirmados a fecha 5 de mayo. El 17,5% de ese total (2.574) son contagios en residencias de mayores gestionadas por la Junta, y otros 416 positivos en otras instituciones públicas, como las cárceles. Sin embargo, el porcentaje se duplica en cuanto al número de fallecidos en residencias: cuatro de cada diez víctimas mortales por Covid-19 en Andalucía residen en estas instituciones (40,4%). Si se contabilizan sólo los fallecidos en residencias de mayores, el porcentaje es algo inferior (un 38,9%): 499 muertos de un total de 1.281.

Este dato desdibuja la tasa de letalidad de los fallecidos por coronavirus en Andalucía, que no llega al 8% del conjunto del país. En España, el número de muertos en residencias geriátricas ronda los 17.452, siendo Madrid, Cataluña, Castilla y León y Castilla-La Mancha las más afectadas. La cifra de ancianos fallecidos en estos centros equivaldría al 67,49% del total notificado al Ministerio, de modo que Andalucía sigue estando por debajo de la media.

Sin embargo, el desglose por provincias arroja una estadística más oscura: Córdoba encabeza la lista. De sus 102 fallecidos por Covid, 60 perecieron en residencias de mayores (el 58,8%); le sigue Sevilla, que computa un 53,4% de sus fallecidos por el virus en estos establecimientos (139 de 260 muertos en la provincia); Cádiz, con 63 de sus 138 víctimas mortales en residencias (el 45,6%); y Granada, con 108 muertos en residencias de mayores, de un total de 261 fallecidos (41,3%). Paradójicamente, Málaga que es la provincia con mayor índice de contagios y fallecidos registrados, computa menos víctimas en residencias geriátricas: un 19,7%, 52 casos de los 263.

El Ministerio de Sanidad confirma que la situación en las residencias de ancianos es "una de las informaciones claves" en el plan sociosanitario de las comunidades para evaluar cómo harán la desescalada. "La población mayor, junto con los sanitarios, está siendo el colectivo que más preocupa en relación con la contención del virus. Merecen tratamiento diferenciado aquellos ancianos en residencias geriátricas que han sido, con mucho,los más dañados por la pandemia, y aquellos no institucionalizados, que viven solos y se enfrentan a un riesgo de desamparo", reza el planillo que el Ministerio ha remitido a las comunidades para que rellenen sus datos para el plan de desescalada.

El consejero andaluz de Salud, Jesús Aguirre, explicó recientemente que 840 de lasa 1.107 residencias de mayores de la comunidad (el 75,8%) no tenían ningún caso de coronavirus. La Junta asegura que ha realizado test rápidos de detección en todas las residencias, pero planea hacer una "segunda tanda" para confirmar este diagnóstico. "Estamos muy encima", dijo Aguirre.

Desde el pasado 30 de enero, el sistema de alerta epidemiológica de la Junta de Andalucía ha declarado 60.877 posibles casos de contagios por Covid-19, pero más de la mitad fueron descartados (37.399). A 5 de mayo, hay 14.639 casos positivos sumando los confirmados por PCR y los asintomáticos detectados con test rápidos. Otros 8.839 están "en investigación". Hasta la fecha se han hospitalizado 6.012 personas y 740 han necesitado ingresar en la UCI, aunque en activo ya sólo hay 550 en planta y menos de cien pacientes críticos. La tasa de incidencia acumulada en Andalucía es de 173,98 casos por cada 100.000 habitantes -muy inferior a la media nacional- y la tasa de contagios confirmados por PCR en los últimos 14 días es de 6,28 casos por cada 100.000 habitantes.

Etiquetas
Publicado el
7 de mayo de 2020 - 21:02 h

Descubre nuestras apps

stats