Los directores de los colegios públicos de Sevilla reclaman medidas y personal porque no pueden "garantizar un entorno escolar seguro"

Imagen de archivo de un aula escolar.

Los directores de los centros de Educación Infantil y Primaria de Sevilla se han plantado ante las condiciones de seguridad que les ha demandado la Viceconsejería de Educación en la elaboración de los protocolos para prevenir y evitar los contagios de COVID-19 en los colegios el próximo curso y han emitido un comunicado en el que exigen que la Inspección Educativa o la unidad de Prevención de Riesgos Laborales de la administración pública certifiquen los protocolos que los equipos directivos han de diseñar, cuando no, que sean confeccionados directamente por personas expertas en prevención y seguridad laboral. 

El 57% de escuelas andaluzas recibirá entre uno y cuatro maestros de apoyo para superar el frenazo lectivo del virus

El 57% de escuelas andaluzas recibirá entre uno y cuatro maestros de apoyo para superar el frenazo lectivo del virus

En esta exigencia sobrevuela la preocupación ante la posibilidad de que estos planes de actuación que están preparando no sean efectivos por la imposibilidad de llevarlos a cabo: la saturación de los centros, en cuyas aulas será físicamente imposible mantener la distancia de 1,5 metros entre alumnos; respetar la limitación en el uso de los baños o escalar la entrada y la salida de los estudiantes para evitar aglomeraciones, son algunas de las cuestiones en la lista de preocupaciones de los directores. También se cierne sobre estos equipos docentes y los encargados de asegurar el cumplimiento de los planes de actuación el temor a incurrir en una posible responsabilidad civil ante una eventual aparición de contagios. 

“Las direcciones de los centros no podemos responsabilizarnos del diseño, ni de las medidas sanitarias necesarias para afrontar una pandemia como la que sufrimos”, remarca el comunicado hecho público este jueves por parte de la Asociación de Directores-as de Educación Infantil, Primaria y Residencias Escolares de Andalucía (ASADIPRE). Un escrito dirigido a las autoridades educativas, responsables autonómicos y municipales, y especialmente, a las familias, en el que se señala que tal y como están las cosas no pueden garantizar un entorno escolar seguro para los estudiantes ni para los trabajadores, no pueden cumplir con las medidas establecidas en las instrucciones de la Viceconsejería y no se podrán abrir los centros si no se garantiza el personal necesario para las medidas de limpieza e higiene.  

Un goteo de centros comienzan a alzar la voz

Faltan sólo siete semanas para que los centros escolares de Infantil y Primaria abran sus puertas el próximo curso escolar y los equipos directivos de estos centros públicos se están empezando a manifestar en este sentido. El pasado martes lo hicieron los colegios e institutos de Tomares, en el área metropolitana de Sevilla; el miércoles los colegios e institutos del centro histórico de Sevilla y este jueves lo ha hecho ASADIPRE Sevilla, la asociación que agrupa a los directores y directoras de centros de la provincia.

A estas manifestaciones colectivas se suman un goteo de comunicados de centros concretos en los que se denuncia lo mismo. El último, en la tarde de este jueves por parte de los responsables de los centros de Educación Infantil y Primaria y de los Institutos del distrito Cerro-Amate, de la capital. La próxima semana lo harán los directores de institutos de Andalucía, según confirman sus miembros. 

Los problemas relacionados con la saturación de alumnos por aula y la falta de espacio físico para mantener la distancia de seguridad, aplicar los desdobles de clases o separar a los alumnos en el patio afectan de forma especial a los centros escolares e institutos de las zonas urbanas. A pocos días de finalizar el mes de julio y cerrar por vacaciones hasta septiembre, en los centros afirman que no saben aún con cuánto personal adicional de limpieza van a contar para cumplir con las medidas de desinfección de las zonas comunes, imprescindibles para minimizar los riesgos de contagios.Y ésta es la primera queja, la falta de respuesta o concreción por parte de la Consejería a estas alturas del mes de julio.

En el caso de los colegios de Infantil y Primaria, son los ayuntamientos los competentes en la limpieza y desinfección de los centros, mientras que en los institutos es la Junta de Andalucía. En Sevilla, el Ayuntamiento ya ha mantenido contacto con los representantes de los colegios para abordar esta cuestión. Tampoco saben cuántos profesores de refuerzo van ser destinados a cada centro ni su especialidad, lo que -explican- paraliza el trabajo de los equipos directivos para preparar el curso que viene. Desconocen asimismo el equipamiento informático que recibirán. 

Se prevé que este viernes se haga público otro escrito firmado por 20 directivos de colegios e institutos del Aljarafe en el que se cargan las tintas contra la administración educativa autonómica. Este periódico ha tenido acceso a dicho comunicado y en el mismo se insiste igualmente en la negativa de los docentes a asumir la responsabilidad en la seguridad de los centros en este estado de cosas que “refleja una vez más la distancia abismal entre quienes dirigen la educación andaluza y sus trabajadores, es decir, el desconocimiento que existe sobre la realidad de los centros educativos andaluces y sus necesidades más básicas por parte de quienes son sus máximos responsables”.

Un protocolo sin recursos “nunca funcionará”

La reclamación más extendida entre los docentes es que ha recaído sobre sus hombros la realización de un protocolo de seguridad que, consideran que debería ser supervisado por una persona experta. Las Comisiones específicas COVID-19 que cada centro ha tenido que constituir para redactar dicho protocolo están compuestas por el director del centro, representantes de profesores, de padres y madres, de alumnos, jefe de estudios, un representante del Ayuntamiento y una persona de enlace del centro de salud más próximo, así como el encargado de seguridad y riesgos laborales del colegio. Esta última figura, según explican los directores, no es experta en esta materia. Además,en algunos centros no se les ha asignado aún a la persona de enlace de su centro de salud, según denuncian los representantes docentes del distrito Cerro-Amate.  

El director del IES Albert Einstein, Pedro Arias, que también preside la Asociación de Directores de Institutos de Andalucía (ADIAN), explica a este periódico que esta comisión “debería estar integrada por personas seleccionadas desde un punto de vista técnico”. Arias subraya la voluntad colaboradora y proactiva de los equipos directivos en este asunto, algo que también remarca Ignacio Ayza, director del Instituto de Educación Secundaria San Isidoro. Pero, afirma este docente, “un protocolo sin recursos, da igual quién lo haga, no va a funcionar. El problema es un problema de recursos”.

No opina así la Consejería de Educación que, el pasado martes, señaló que "trabaja en un documento que responde a las dudas con respecto al inicio del nuevo curso", y que será remitido a las direcciones de los centros, aunque "sigue abierto a las aportaciones que se están realizando". En una nota de prensa recogida por Europa Press, el departamento que dirige Javier Imbroda, anunció la puesta a disposición de los centros educativos una dotación adicional de 50.000 euros para reformas y adaptación de espacios, que, en su conjunto, suman 25 millones de inversión adicional y que ya han sido aprobados por el Consejo de Gobierno de la Junta, además de los maestros de apoyo que ya anunció a principios de julio.

Educación “desconoce completamente la realidad de los colegios”

Además de las detalladas y prolijas labores de limpieza y desinfección que hay que llevar a cabo como premisa para abrir las clases, el agrupamiento del alumnado en las aulas matinales o en el comedor presenta asimismo grandes dificultades para realizarse tal y como se han previsto en las medidas trasladadas por la Junta sobre todo, si no se dota a los centros con recursos humanos suficientes, lamentan los directores.

En general, los directores y directoras dan por hecho que no va a ser posible cumplir con las medidas de distanciamiento de seguridad, lo que implicará que todo el alumnado de Infantil y Primaria, así como el resto del personal, deberá tener puesta la mascarilla durante toda la jornada escolar. Respecto a la formación de grupos de convivencia, propuesta el pasado miércoles por la Viceconsejería para estos casos, el comunicado de ASADIPRE dice: “Hablar de grupos de convivencia en un centro educativo, manteniendo los recursos existentes, supone desconocer completamente la realidad de los colegios andaluces, tratándose de una solución episódica y para la mayoría de los centros imposible de llevar a cabo”.  

Trasladar la responsabilidad civil

ASADIPRE concluye su comunicado de forma contundente reclamando compromiso y coordinación de todas las administraciones e instituciones implicadas para conseguir un entorno seguro; y reclama consensuar, compartir y coordinar cada paso para reabrir los colegios. “No es aceptable delegar toda la responsabilidad y la toma de decisiones en las direcciones de los centros, ni que asuman la responsabilidad derivada de la omisión grave de algunas instituciones”, insisten.

Finalmente, advierten de que si no se atienden las reclamaciones “de seguridad mínima sanitaria”, los directores y directoras de los centros entenderán que ante cualquier situación de contagio sobrevenida, los responsables del mismo no serán ellos, al no disponer de los recursos necesarios para afrontar esa situación, “sino que dicha responsabilidad ha de recaer en la propia Administración, la cual sí dispone de los medios necesarios para facilitar la aplicación de los protocolos que han de ponerse en marcha al inicio del curso”.

Etiquetas
Publicado el
23 de julio de 2020 - 23:06 h

Descubre nuestras apps

stats