Andalucía encara el final del invierno con ambiente primaveral y máximas por encima de los 20 grados

La primavera

A poco más de una semana para que se produzca el cambio de estación astronómica, Andalucía encara la recta final del invierno con ambiente puramente primaveral. Los cielos despejados y las temperaturas suaves han sido la tónica dominante desde que el pasado lunes 8 de marzo las últimas tormentas terminasen de limpiar los cielos andaluces del molesto polvo en suspensión que mantenía la atmósfera completamente enturbiada. El tono azulado del cielo andaluz de los últimos días es el que va a continuar con nosotros durante el fin de semana y hasta mediados de la próxima, cuando se espera un cambio brusco del tiempo que podría desembocar en un nuevo episodio de frío y nieve en el interior peninsular.

Las altas presiones se quedan en la Península

Tras unos días con una atmósfera muy revuelta a lo largo y ancho de la región, desde el pasado martes 9 de marzo los cielos quedaron limpios de nubosidad. El centro de la DANA que hasta entonces había salpicado de tormentas el territorio andaluz, quedaba ya diluido en la circulación atmosférica del Atlántico Norte, dejando a la Península Ibérica bajo el dominio de las altas presiones. Sólo la persistencia de cierto flujo de poniente en capas altas de la atmósfera ha servido para la formación de algunos bancos de niebla y brumas matinales en áreas de valles y vegas. Al margen de esto el sol ha brillado con fuerza, acompañando a unas jornadas sumamente agradables y con claro sabor primaveral.

Esta tendencia va a continuar durante todo el fin de semana y al menos hasta el próximo miércoles 17 de marzo. Las altas presiones se mantendrán fuertes sobre la vertical andaluza, e incluso se verán reforzadas gracias a que el anticiclón de las Azores ganará presencia, ampliando su radio de acción hasta las Islas Británicas a mediados de la próxima semana. La traducción en superficie de dicha configuración será la de ambiente suave y soleado, con temperaturas que, aunque no alcanzarán valores muy elevados, sí que irán ganando grados con el paso de los días.

Fin de semana de ambiente puramente primaveral

Los cielos andaluces permanecerán prácticamente despejados durante la mayor parte del fin de semana. Tan sólo se espera la presencia de algunas nubes de evolución diurna durante las tardes del sábado y el domingo, pero que en ningún caso vendrán acompañadas de precipitaciones. Esta estabilidad ayudará a que las temperaturas se mantengan muy estables en todo el territorio andaluz, con máximas que rondarán los 20 grados en casi toda la región salvo el extremo norte y este, donde el termómetro quedará en el entorno de los 17 a 18 grados. Las mínimas experimentarán un leve descenso gracias a la estabilidad atmosférica, la cual favorecerá los procesos de inversión térmica nocturnos, con temperaturas que bajarán hasta los 5 a 7 grados en la mitad occidental, y que caerán cerca de los 0 grados en amplias zonas de la oriental. Tan sólo en la costa las mínimas se mantendrán mucho más suaves, oscilando en líneas generales entre los 10 a 12 grados.

Una importante entrada de aire frío podría traer nevadas en la mitad oriental andaluza a partir del jueves 18 de marzo

¿Hacia un episodio de nieves para despedir el invierno?

El comienzo de la nueva semana, última del invierno astronómico, será una continuación de las jornadas anteriores. Los cielos continuarán despejados total o parcialmente al menos hasta el próximo miércoles 17 de marzo. La estabilización de la atmósfera y la entrada de viento del sur arrastrará hasta la vertical andaluza una masa de aire relativamente cálida. Esto se traducirá en un ligero aumento de las temperaturas máximas que llegarán a alcanzar o superar los 23 grados en el valle del Guadalquivir a partir de la tarde del lunes. Un ascenso de entre uno y dos grados que será algo menos en la mitad oriental, donde el termómetro se mantendrá cercano a los 18 a 20 grados.

Esta dinámica podría tener un breve, pero brusco, paréntesis a partir del próximo jueves. En la recta final del invierno astronómico, una intrusión de aire frío desde el centro de Europa podría derivar en un nuevo episodio de frío y nieve en buena parte de la España peninsular. Sería además el primero de estas características desde el pasado año, y que de nuevo podría llevar la nieve hasta cotas medias de la mitad oriental andaluza. El aislamiento de una pequeña baja en el cuadrante suroccidental de la Península arrastraría hasta el interior andaluz una importante lengua de aire muy frío de origen siberiano. Invierno puro para cerrar la estación, aquello de hasta el rabo todo es toro.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats