El otoño no despega en Andalucía: San Miguel prolonga su 'veranillo' hasta el Pilar

Una pareja anda por el paseo marítimo de Playamar en Málaga, en una fotografía de archivo. EFE/Álvaro Cabrera.

El otoño avanza, pero la atmósfera sigue anclada en la resaca veraniega. El veranillo de San Miguel abarca tradicional y estadísticamente la última semana de septiembre y la primera de octubre. Durante los primeros días del otoño astronómico la dorsal anticiclónica norteafricana tiende a hacerse con el control de la atmósfera ibérica, acompañada en altura y superficie de aire cálido que aún aguanta sobre la reserva sahariana. Este año, y como viene siendo costumbre desde hace tiempo, esa suerte de verano tardío prolonga su dominio hasta mediados de octubre.

¿Por qué el valle del Guadalquivir es uno de los lugares habitados más calurosos del planeta?

¿Por qué el valle del Guadalquivir es uno de los lugares habitados más calurosos del planeta?

Así ocurrirá durante los próximos días, sin atisbo de un cambio radical que sitúe a la Península Ibérica en el punto de llegada de las necesitadas borrascas atlánticas. El fin de semana seguirá la estela de días atrás, con una atmósfera estable que mantendrá los cielos andaluces despejados o muy poco nubosos con temperaturas relativamente cálidas. Solo a comienzos de la próxima semana podrá volver la lluvia al territorio andaluz gracias al descuelgue de una baja en altura poco profunda, que disparará la formación de chubascos y tormentas a partir de la tarde del martes.

Fin de semana de ambiente primaveral

Hasta el próximo 12 de octubre la dinámica atmosférica andaluza seguirá bajo el dominio de las altas presiones, con lo que se espera un fin de semana de pleno ambiente primaveral en la mayor parte de la región. El sol brillará durante la mayor parte del día, ensombrecido parcialmente por la presencia de algunos intervalos de nubes altas que podrán ir a más a lo largo del litoral mediterráneo durante la tarde del sábado. Será este el único punto de la región que podría ver algo de lluvia durante el fin de semana, aunque las precipitaciones que se registren en estas áreas serán por lo general de carácter débil y disperso.

Lo que sí se hará notar será el viento a lo largo de todo el litoral. Aunque no se espera que sople con especial intensidad, la presencia de rachas de levante de carácter moderado será una constante en la vertiente atlántica del área del Estrecho. Así, durante todo el fin de semana y primeras jornadas de la próxima, podrán alcanzarse o superarse los 60 ó 70 km/h con viento de componente este, lo que podrá dejar mala mar y oleaje en buena parte del Golfo de Cádiz, más probable junto al Estrecho de Gibraltar.

La estabilidad también se notará en las temperaturas que se mantendrán con muy pocos cambios durante todo el fin de semana. Aunque con cierta tendencia a la baja, el termómetro mantendrá registros relativamente cálidos al menos hasta mediados de la próxima semana. Con una media de unos 2 a 3 grados por encima de lo habitual para esta época, las máximas seguirán rondando los 30 grados en buena parte del interior andaluz. Algo más bajas serán en las provincias orientales y en el litoral mediterráneo, donde el termómetro no llegará a superar los 25 grados a primeras horas de la tarde. Incluso algunos puntos del extremo oriental, en especial en áreas de las hoyas de Guadix y Baza, las temperaturas se consolidarán en valores ya puramente otoñales escalando hasta poco más de los 20 grados. Las mínimas, recuperadas tras el zarpazo frío de comienzos de semana, se estabilizarán de igual modo hasta mediados de la próxima semana en el entorno de los 13 a 15 grados en cotas medias y áreas de valle del interior, y hasta los 17 o 19 grados en las costas atlánticas y mediterráneas.

Chubascos y tormentas dispersas para el Pilar

La lluvia podría volver a la Comunidad a partir del martes 12 cuando el descuelgue de una baja poco profunda hasta la mitad occidental de la Península podrá disparar la formación de chubascos en buena parte del interior andaluz. Las lluvias asociadas serán por lo general débiles y dispersas, pudiendo ganar algo de intensidad en áreas de sierra próximas al arco mediterráneo durante la tarde del miércoles gracias al flujo de levante. Un pequeño alto en el camino sin continuidad que volvería a la estabilidad anticiclónica hasta enfilar la segunda mitad de octubre.

Etiquetas
Publicado el
7 de octubre de 2021 - 15:46 h

Descubre nuestras apps

stats