La portada de mañana
Acceder
España hizo durante la Navidad un 29% menos de pruebas de COVID-19
Sánchez y Casado lanzan en Catalunya la campaña más incierta
Opinión - Lo de las vacunas no lo vamos a consentir, por Elisa Beni

Problemas antiguos, realidad nueva: las deficiencias en la caldera dejan "clases heladas" en un colegio de Granada

Los niños llegan a casa con las manos moradas del frío

Con chaquetones, bufandas, gorros, mantas, las manos heladas y trayéndose un radiador o una estufa de casa, así están más de 500 alumnos de un colegio de Granada que están sufriendo las consecuencias de que la caldera de su centro no funcione correctamente. La misma es deficiente desde hace tiempo y se ha averiado en más de una ocasión, pero la pandemia de la Covid-19 y la obligación de mantener las ventanas de las aulas abiertas, han hecho que la ineficacia del sistema de calefacción sea aún mayor.

Al colegio con mantas: el frío en las escuelas andaluzas indigna a la comunidad educativa

Al colegio con mantas: el frío en las escuelas andaluzas indigna a la comunidad educativa

Esto es lo que sucede en el Colegio de Enseñanza Infantil y Primaria (CEIP) Pilar Izquierdo de Híjar, una pedanía de Las Gabias en la Vega de Granada. Allí acuden a diario centenares de niños que desde hace días no pueden dar clase sin volver a casa casi congelados. Sus padres denuncian que se han registrado temperaturas de 6 grados en las aulas y que no se están llevando a cabo soluciones para que los menores, que van desde los 3 a los 12 años, no tengan que estar completamente abrigados para estar en el colegio.

Manuel Peralta, presidente de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del centro, explica a eldiario.es Andalucía que la situación es tan mala para el alumnado que algunos no han ido desde que se reanudaron las clases en este mes de enero: “Muchas familias no hemos llevado a los niños ni el lunes ni le martes porque se averió al arrancarla y el colegio empezó el lunes 11 de enero sin calefacción con las clases entre 6 y 8° C”. Para evitar que los escolares pasen mucho frío, en algunas clases les hacen bailar y otras se dan en el patio para aprovechar el sol.

El propio presidente del AMPA tiene a sus dos hijas escolarizadas en el CEIP Pilar Izquierdo y optó porque sus pequeñas no tuviesen que estar pasando unas temperaturas tan bajas mientras estaban dando clase. Lo que ocurrió en esta ocasión es que la caldera dejó de funcionar por no haber estado encendida durante la Navidad. El pasado viernes intentaron encenderla para que el colegio tuviera calefacción todo el fin de semana de cara al comienzo de las clases, pero no fue posible.

Finalmente, la caldera fue arreglada el martes, pero volvió a quedar patente que no es suficiente dadas las circunstancias. Como la pandemia de la Covid-19 recomienda que los lugares en los que hay muchas personas, como puede ser un aula, estén continuamente ventilados, las clases tienen las ventanas abiertas. De modo que el frío intempestivo que está haciendo en este mes de enero en Granada, con heladas en el entorno de los cero grados, está haciendo que los escolares tengan que dar clase en esas condiciones.

Un problema antiguo

“La temperatura del colegio siempre ha sido muy baja por los problemas de la caldera, pero ahora, con la ventilación necesaria por el protocolo Covid, es claramente insuficiente”, explica el presidente del AMPA. Por eso, a los padres les sorprende que el colegio funcione con “normalidad” pese a estar en estas condiciones de temperatura. De ahí que tanto el AMPA como la dirección del centro lleven tiempo solicitando a la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Las Gabias que les aporte una solución.

De hecho, los padres han redactado un escrito en el que solicitan al colegio que sus hijos dejen de padecer los problemas recientes de la caldera, recordando que la máquina es deficiente desde hace tiempo. Además de pedir que se instale una nueva, “nos gustaría que se establecieran límites objetivos que establezcan valores adecuados de confort y seguridad en nuestras aulas, así como las medidas que se tomarán en caso de que no se cumplan. Medidas que incluyan la suspensión de las clases de forma temporal en casos extremos que amparen a las familias que necesitan justificación en sus trabajos”.

En el mismo documento reflejan su malestar porque no se hayan tomado otras medidas contra la Covid-19 que no pasasen solo por ventilar abriendo las ventanas. “Consideramos que lo que ha sucedido es un error en la planificación del mantenimiento y de la seguridad. Y una vez sucedido consideramos que decidir continuar las clases aconsejando abrigar a los niños es irresponsable”. Por ese motivo, piden que se haga “un estudio que determine las necesidades concretas de ventilación de nuestras aulas y se valore la conveniencia de apoyo de material para la toma de decisiones como medidores de Co2, así como se estudie la conveniencia o no de dotar las aulas con purificadores de aire adecuados”.

Cuestión de competencias

La alcaldesa de Las Gabias, municipio al que pertenece el colegio, María Merinda (PP), reconoce los problemas con la calefacción del centro. Admite que la caldera defectuosa lleva dando problemas “desde hace 8 años y estamos en contacto con la Junta de Andalucía para la reposición de la misma y solucionar definitivamente el problema de calefacción del colegio”. Y con respecto a la última avería, la regidora dice que los alumnos “solo estuvieron un par de horas sin calefacción por esta avería que hemos solucionado provisionalmente hasta la instalación de la nueva caldera”.

“Estoy completamente de acuerdo en que con las condiciones climatológicas que tenemos el alumnado no puede estar sin calefacción en el centro”, dice Merinda. Pero culpa a la anterior administración andaluza y al anterior equipo de Gobierno local, ambos socialistas, de los problemas con la caldera. Asegura que es un problema que existe desde el año 2013 cuando se instaló el actual sistema de calefacción. “Desde ese año, el centro educativo viene soportando las averías continuadas, habiendo incluso estado sin funcionar la caldera hasta en periodos de dos semanas, a pesar de haber sufrido también condiciones climáticas adversas”.

Por eso, insiste la edil, aunque los alumnos estén sufriendo las heladas, “no vamos a consentir ni un día sin calefacción, y por ello la celeridad en dar solución”. Algo que piden que lleve a cabo la Consejería de Educación, mientras que esta, a preguntas de este medio, sostiene que la mejora de la caldera es un hecho que están estudiando tanto el Consistorio de Las Gabias como la Agencia Pública Andaluza de Educación. Sin embargo, las mismas fuentes no aclaran si se ha avanzado en algo al respecto.

Etiquetas
Publicado el
13 de enero de 2021 - 21:02 h

Descubre nuestras apps

stats