Andalucía Blogs y opinión

La portada de mañana
Acceder
La escalada de hospitalizaciones dispara la alarma entre el personal sanitario, agotado tras meses de epidemia: “Si viene la segunda ola no sé cómo aguantaremos”
Los profesores tratan de blindarse para que no les responsabilicen de los contagios ante una “vuelta al cole caótica”
Seis meses de lucha contra un enemigo invisible y todavía estamos muy lejos de cantar victoria

Sobre este blog

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) cuenta con 23 institutos/centros de investigación, propios o mixtos, en Andalucía. En este espacio de divulgación, las opiniones de los autores expresadas en este blog son de exclusiva responsabilidad de los mismos.

Una nueva amenaza para los abejorros nativos

Una nueva amenaza para los abejorros nativos

Cada año, miles de abejorros son introducidos en invernaderos de Andalucía para polinizar fresa y tomate. Estos abejorros se pueden comprar en prácticas cajitas e instalar en tu cultivo. Parece una combinación perfecta, ¿verdad? Sin embargo, el uso de polinizadores comerciales puede entrañar un riesgo que ha pasado desapercibido hasta ahora. El quid de la cuestión es preguntarse, ¿De dónde vienen estos abejorros? ¿Cómo interaccionan con las poblaciones nativas? Sí quieres saber más, hemos preparado este simpático vídeo para explicártelo.

El problema central es que las diferentes poblaciones de abejorros están adaptadas a su ambiente. Por ejemplo, en Andalucía, las poblaciones aestivan (hacen un parón biológico en verano), mientras que en Suecia invernan (el parón es en invierno). Los abejorros comerciales son de subespecies diferentes a las nuestra, y por tanto, estamos introduciendo cada año individuos genéticamente diferentes a los nativos.

Nuestro equipo en la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC) acaba de descubrir que los abejorros comerciales y los nativos no solo hibridan (pueden reproducirse y generar descendencia), sino que estos individuos híbridos son muy comunes. Las consecuencias son impredecibles, pero introducir genes no adaptados a nuestro ambiente en las poblaciones locales nunca es buena idea. Para frenar este potencial impacto hay que regular mejor para que los abejorros comerciales sean de líneas genéticas nativas, y criados localmente, minimizando además el movimiento entre países de enfermedades de abejorros.

Sobre este blog

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) cuenta con 23 institutos/centros de investigación, propios o mixtos, en Andalucía. En este espacio de divulgación, las opiniones de los autores expresadas en este blog son de exclusiva responsabilidad de los mismos.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
4 de junio de 2020 - 22:08 h

Descubre nuestras apps

stats