Pirámide, música electrónica y folklore del Bajo Guadalquivir (y con mensaje): "¿Te imaginas celebrar una boda en Auschwitz?"

Pirámide, actuando el pasado 1 de mayo en Los Palacios y Villafranca

"Si andas por el Canal de los Presos toca hormigón / Piensa quién te trajo aquí / Escarba en la tierra, pica la piedra, la memoria no se encierra". Pirámide se presenta no como grupo de música sino como un "colectivo" de "gente afín" que quiere "dar visibilidad a las sensibilidades culturales del Bajo Guadalquivir a través de la experimentación electrónica mezclada con nuestra música folklórica". Nada menos. A eso se le unen las técnicas más vanguardistas, que acompañan en su puesta en escena con un espectáculo audiovisual diferente, y que se funden con sonoridades de Semana Santa, trap, flamenco, copla, etc. Por si fuera poco, el conjunto de Los Palacios y Villafranca (Sevilla) a todo ello le suman mensaje, no sin provocación. Como en las canciones de su primer EP, 'El canal de los presos', del mismo nombre que la faraónica obra hidráulica levantada por miles de "presos políticos del régimen" que se hacinaban en las cárceles del franquismo, utilizados como mano de obra esclava entre 1940 y 1960, y al que pertenece la letra con la que arranca esta información.

Antes de lanzar el EP el pasado mes de enero, difundieron 'testimonios', intencionados y distorsionados, a modo de 'promo'. "¿Tú te imaginas celebrar una boda en Auschwitz? Aquí la gente se casa y celebra comuniones en el cortijo de Los Arenosos, que fue un campo de concentración, o celebra raves debajo del canal. Que yo no digo que no, que yo soy el primero que va. Pero, coño, ocultarlo no es la solución". Toda una muestra de sus intenciones. Así es Pirámide, mezcla de sonidos, y también de mensaje. Todo con sentido. Memoria histórica o monarquía no le son incompatibles a La Niña de los Peines, Antonio Chacón o Juan Moneo 'El Torta' pasados por la tecnología musical. Aunque parezca mentira.

El pasado 1 de mayo comenzaron gira Claudio (ex Porcelina), Antonio y Karvy. Y lo hicieron precisamente en Los Palacios, donde agotaron las entradas del Teatro Municipal Pedro Pérez Fernández, dentro de la programación de Primavera Cultural organizada por el ayuntamiento. "Delante de nuestra gente nos lo trabajamos bastante bien y el resultado fue espectacular, salieron todos muy contentos y nosotros nos lo pasamos genial", explica Antonio a elDiario.es Andalucía. Los tres manejan sintetizadores, con Claudio a la voz y Karvy a los mandos del apartado visual, que tiene bastante peso en Pirámide como puede apreciarse en sus vídeos. Su carta de presentación es clara: "transportar la cultura que nos rodea mediante la música que nos gusta".

Surgido a finales de 2018, Pirámide bebe de muchos estilos aunque sus componentes proceden del rock. La experimentación y los sonidos nuevos atraían la atención de Antonio y Claudio, que comenzaron a reunirse en el sótano del segundo mientras iban "mutando a la electrónica", comenta Antonio. Los temas propios fueron surgiendo, poco a poco de manera más profesional, pero el confinamiento supuso un inesperado parón cuando ya tenían fecha para algún que otro bolo.

Una "construcción icónica" la dictadura

A comienzos de año, como decíamos, vio la luz por fin su primer EP. "Durante mucho tiempo toda la historia del canal de los presos ha estado un poco oculta y queríamos darle vida a esa memoria histórica, porque pasa a 500 metros de nuestra casa y, sin embargo, mucha gente ni lo conoce", explica Antonio, que alude a los tres testimonios promocionales "para que la gente entendiera el concepto", el porqué del nombre del EP o las letras de los temas. "Una "construcción icónica de la dictadura en el Bajo Guadalquivir" donde "se hace una reflexión sobre la historia, la utilidad de la misma, usando el propio canal como elemento en el que se refleja lo mejor y lo peor de la humanidad", explica el colectivo. "El Caná vale pa to. El Caná... Ahora mismo vale pa regá, pa ponerte ciego o pa hacé deporte. Hay gente que coge y se va por la pata del Caná a hacé bicicleta, a corré,... o te vas a hacé una rave, ahí a La Muerte al Litro,... El Caná... El Caná vale pa to", dice la letra del tema que da nombre al EP.

"Para nosotros es muy importante el concepto. A nosotros nos gusta la electrónica", asegura Antonio, quien cita referencias "intimistas" como las de Thom Yorke o Four Tet, pero "queríamos traer esa música global a nuestra tierra y a las sensibilidades culturales de nuestra zona, del Bajo Guadalquivir". Por eso se sirven de "canciones que hemos escuchado desde pequeños, de ahí la copla de María de las Mercedes, por ejemplo, con sonoridades que nos representan como entidad cultural". María de las Mercedes pertenece al EP 'El canal de los presos' y definen el tema como "la lagrimita que se cae cada vez que suena la interpretación de la Bernarda de Utrera de este romance de Quintero, León y Quiroga". Al final, un apunte sobre el al rey Juan Carlos tras su accidente en Botswana y su recordado "me he equivocado y no volverá a ocurrir". "Desde la época de María de las Mercedes hasta ahora no ha cambiado prácticamente nada pese a la evolución de los tiempos", apunta Antonio respecto a este tema "menos musical, más íntimo, pero con mucho concepto y que refleja los sentimientos nuestros".

El mensaje también llega con referencias a la pandemia en el single A las 20:00, un "puzzle rítmico" compuesto e interpretado junto a lospiestorcidos (Jorge Navas) y Disonante (Manuel Carvajal) en el que recuerdan el momento de los aplausos diarios a los profesionales sanitarios ante la Covid-19, con unas letras "en torno a la sensación de sumisión, desconcierto, ansias de cambio e incluso toques masónico-conspiranoicos que han predominado en este tiempo tan raro", comenta Antonio.

'El día que yo me muera' es otro episodio al que se refiere Antonio como "el más íntimo", con una letra "para que suene a copla antigua, con las frases simples del flamenco antiguo", mezclada con "los sentimientos nuestros". Recuerda a los sonidos del álbum 'La leyenda del espacio', de Los Planetas, y Antonio alude a "la batería de Omega y el bajo de 'La Leyenda del Tiempo' de Camarón de la Isla". "Coger lo local y transportarlo a lo global", añade. "El día que yo me muera / te voy a dejá un hilito / de azúcar la morena / pa que acabes a mi vera. Pero si eres tú, mi niña, / la que se va la primera, / no te busques a otro / que ya voy yo por Utrera", dice una parte de la letra, con referencias de nuevo a la localidad sevillana, muy cercana a Los Palacios.

Etiquetas
Publicado el
15 de mayo de 2021 - 20:21 h

Descubre nuestras apps

stats