eldiario.es

9

Andalucía Andalucía

Una pareja denuncia una agresión homófoba en Torremolinos: "Maricones, iros de aquí"

Juan Pedro Valera, residente en Perpignan, relata que su pareja fue empujado escaleras abajo y que les atacaron con navajas

Han interpuesto denuncia ante la Policía de La Jonquera, la más cercana a su residencia

Condenan una agresión homófoba a una pareja gay en Torremolinos

Condenan una agresión homófoba a una pareja gay en Torremolinos

Una pareja ha denunciado una brutal agresión homófoba que habría sucedido durante la madrugada del sábado al domingo en Torremolinos. "Nos vimos tirados en el suelo de golpe y porrazo, recibiendo patadas. A mi pareja lo tiraron rodando escaleras abajo", asegura Juan Pedro Valera, uno de los denunciantes, que añade que los golpes iban acompañados de insultos homófobos: "Maricones. Iros de aquí. Dais asco". Como consecuencia de la agresión, Patrick, pareja de Valera, ha sufrido una luxación de hombro y una fractura ósea.

Cada uno de los dos hombres, que estaban de vacaciones en Torremolinos y regresaron a Perpignan la mañana siguiente a la agresión, interpusieron una denuncia ante la Policía de La Jonquera este jueves, según ha podido comprobar este medio. Uno de ellos ha relatado a la Policía que llegó a temer por su vida y que pidió al agresor que le golpeaba, y que portaba un cuchillo, que no le matase. 

Valera relata a eldiario.es/Andalucía una pesadilla de golpes, patadas e insultos homófobos en torno a las tres de la madrugada en la Cuesta del Tajo, que une la zona de bares de la Nogalera con la playa del Bajondillo, donde se sitúan decenas de hoteles y apartamentos turísticos. Al principio pensó que se trataba de un atraco. Sin embargo, los agresores no se llevaron nada: ni los relojes, ni los smartphones, ni el dinero que portaban.

Según el agredido, dos asaltantes se cebaron con él y los otros dos con su pareja. Aparecieron por detrás y comenzaron a golpearles. "Nos daban puñetazos y patadas e intentaron pincharnos con una navaja", asegura Valera, que vio como empujaban a Patrick escaleras abajo. La denuncia recoge que las patadas continuaron mientras estaban en el suelo y que uno de los agresores gritó: "Maricones de mierda, hijos de puta, os vamos a matar, fuera de aquí".

Luxación de hombro y fractura ósea

Ambos gritaron, pero nadie acudió a socorrerles. Finalmente, los agresores se marcharon corriendo. Valera cree que los gritos pudieron hacerles desistir. Después de la huida de los agresores, él y Patrick llegaron al final de la cuesta y se toparon con una patrulla de la Policía, que los trasladó al centro de salud.

Fue Patrick, oftalmólogo de profesión, quien recibió la peor parte: el parte médico recoge una luxación de hombro y una fractura del troquiter, la parte del húmero que se une con el hombro, por lo que tendrá que cancelar las intervenciones programadas para las próximas semanas. Aunque en las primeras horas temió que las posibles secuelas podrían limitarle en su profesión, los médicos le han asegurado que se repondrá sin problemas, aunque le han dado un plazo aproximado de 20 semanas para recuperar la movilidad al 100%.

Valera sufrió un golpe muy fuerte en el oído y tiene múltiples contusiones. "Bajábamos muy abrigados y el chaquetón me protegió mucho", señala.

Varias denuncias en los últimos meses

Colega Torremolinos y el Observatorio Andaluz contra la Homofobia, Bifobia y Transfobia hicieron pública la agresión, que Varela pretendía denunciar formalmente este jueves en La Jonquera, la comisaría más cercana a Perpignan, donde reside la pareja. En la denuncia se ha hecho constar que uno de los agresores, que perpetraron su ataque bajo capucha, era un joven de entre 15 y 20 años "de origen árabe". 

La pareja es habitual de Torremolinos. Valera dice que siempre se ha sentido seguro y asegura que volverá, pero reclama mayor seguridad en la zona. En los últimos meses se han producido varias denuncias de agresiones homófobas o tránsfobas en el municipio, un destino habitual del turismo LGTBI desde el boom de los años 60.

El 23 de abril, la drag-queen Satin Greco denunció que había sido agredida a la salida de una discoteca. Pocos días después, la Federación Andalucía Diversidad LGBT denunció que una pareja formada por dos personas transexuales había sido víctima de una agresión tránsfoba por un vecino que, según la pareja, les hostigaba. En noviembre y diciembre han aparecido pintadas en la playa del Edén ("maricones fuera") y en un mural que muestra a dos mujeres besándose, cuyos labios se han tapado.

"Yo vivo aquí desde hace 36 años y es un pueblo estupendo, pero hay que denunciarlo todo", señala Santiago Rubio, presidente de Colega Torremolinos. El ayuntamiento ha emitido un comunicado de condena y Nicolás de Miguel, concejal de Igualdad, ha asegurado que se está trabajando para visibilizar "esta lacra social": "Con la mayoría de este tipo de agresiones no se interpone denuncia, y es importantísimo ponerla para que se tomen medidas oportunas contra los agresores".

"La violencia gratuita y desproporcionada no la comprendo", lamenta Valera. "Nos ha tocado, pero no se pueden tolerar estos ataques gratuitos".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha