Fin (o tregua) en la batalla del agua en la comarca de Antequera: la embotelladora cancela el proyecto

Máquinas preparan el terreno para la embotelladora | N.C.

La empresa responsable de la embotelladora del agua de sierra de Camarolos ha anunciado que desiste del proyecto. Hace sólo una semana lo presentó en el ayuntamiento de Antequera junto al alcalde de esta localidad, Manuel Barón (PP), insistiendo en que la extracción de entre 6 y 18 litros por segundo de uno de los acuíferos no ponía en riesgo el abastecimiento de los municipios, a pesar del déficit hídrico de la zona. En una semana, la oposición creciente de esos pueblos y sus vecinos ha doblado el brazo de Inversiones Domago, que lamenta en un comunicado el daño de imagen "que injustamente se le ha hecho y se continúa haciendo", lo que haría "inviable" el proyecto. La empresa había obtenido todos los permisos a lo largo de un proceso que arrancó en 2012, con la declaración del agua como mineral-natural.

La embotelladora no es bienvenida en la Sierra de Camarolos: "Si tenemos cortes en verano, ¿qué va a pasar si empiezan a sacar agua?"

La embotelladora no es bienvenida en la Sierra de Camarolos: "Si tenemos cortes en verano, ¿qué va a pasar si empiezan a sacar agua?"

La empresa, que paró ayer las obras, mantiene que el agua que pretendía extraer proviene de una masa desconectada de los manantiales de los que se nutren los pueblos que se oponen a la embotelladora (Alfarnate, Alfarnatejo, Casabermeja, Colmenar, Villanueva del Trabuco y Villanueva del Rosario), "como consta en todos los informes". "Esto es una verdad técnica y no política. Esa agua nadie la utilizará y a nadie beneficiará sin este proyecto", resalta la empresa.

En este tiempo, el proyecto nunca había recibido alegaciones a pesar de su exposición pública. Fue superando trámites ante las administraciones, si bien la Dirección General de Dominio Público Hidráulico emitió un informe negativo, que ratificó en una ocasión. Ante la insistencia de la Secretaría General de Industria, Energía y Minas, que tramitó el expediente, acabó contestando, tal y como le pedía Minas, que no tenía información de otros usos alternativos mejores, lo que bastó para desbloquear el proyecto.

También Matías Mudarra, investigador del Centro de Hidrogeología de la Universidad de Málaga y experto en la zona, declaró a este medio que la extracción sí afectaría a Villanueva del Rosario, especialmente en periodos secos o estivales.

La empresa denuncia "enfrentamientos políticos"

Inversiones Domago achaca su renuncia a los "enfrentamientos políticos y las manipulaciones y afirmaciones inciertas en redes y en prensa que dañan el proyecto empresarial", y lamenta el "desastre económico" que para ella supone. En las últimas semanas, la empresa se había reunido con los alcaldes para tranquilizarlos, pero sin responder a alguna de sus inquietudes, como cuál sería el volumen anual total que extraerían, según el alcalde de Villanueva del Trabuco, José María García.

Entre tanto, se creó una plataforma de oposición que el lunes consiguió aglutinar a unas 400 personas en una protesta en Villanueva del Rosario, y que tenía previstas varias movilizaciones en los próximos días. A esta oposición se había sumado últimamente el alcalde de Iznájar (Lope Ruiz, PSOE). Ruiz calificó de "grave atentado" la pretensión de acelerar el proyecto de trasvase desde el embalse de Iznájar, mientras en el destino se extraía agua para el lucro privado de una embotelladora.

La empresa prometía 15 millones de euros de inversión, cien puestos de trabajo (entre directos e indirectos) y una "planta ecológica pionera y única en España". La plataforma desconfiaba de esas promesas, y había hecho frente común con los alcaldes, que ya habían anunciado su intención de agotar todas las vías legales para pedir la cancelación del proyecto.

El único municipio a favor era Antequera, la cabecera de comarca, al límite de cuyo municipio se ubica el punto de extracción y la embotelladora, y que no se nutre de los acuíferos. Su alcalde, Manuel Barón, ha arremetido contra el PSOE en Twitter: "La mentira, la manipulación y los intereses políticos hacen que una magnífica empresa malagueña, Inversiones Domago, renuncie a invertir 15M€ en Antequera por las coacciones e intimidaciones recibidas. Los promotores de este despropósito son los únicos responsables #PSOEesParo", ha escrito. Los alcaldes de cinco de los seis municipios son socialistas, a excepción de García (Trabuco Sí).

También la Junta de Andalucía se había posicionado a favor . Ayer mismo, apenas unas horas antes de que se anunciara la cancelación, la delegada en Málaga Patricia Navarro, anunció "alfombra roja" al proyecto y criticó a los alcaldes por oponerse ahora.

Esta misma mañana Francisco Salado, presidente de la Diputación de Málaga (PP) ha pedido a la empresa que mantenga la inversión y no desista del proyecto, y le ha trasladado el apoyo de la institución. "Es con estas iniciativas con las que se consigue crear empleo, dinamizar la economía y también luchar contra la despoblación", ha dicho.

Sorpresa y alegría en los opositores

Cyro García, portavoz de la plataforma, admite que este miércoles "el Whatsapp arde de euforia", pero niega que sea la victoria definitiva de sus pretensiones. "Es una primera victoria. El objetivo era paralizar el proyecto, y hay que rematar la faena y conseguir la cancelación, la protección de los acuíferos y la restauración del entorno. Si no, en un futuro próximo o a largo plazo pueden intentar retomarlo".

Para la plataforma, lo urgente era parar la obra y evitar otro cadáver de cemento como la urbanización que se divisa desde la carretera. En su día, la Cuenca Mediterránea Andaluza se opuso a este proyecto precisamente por considerar que el campo de golf que incorporaba era inviable si no se regaba íntegramente con agua reciclada.

Aunque entre los opositores a la embotelladora hay alegría, cunde también cierta desconfianza ante el abandono repentino del proyecto. Todos esperaban una batalla más larga. "Estamos de enhorabuena… parece ser", responde Juan González, alcalde de Villanueva del Rosario (PSOE), que anuncia que exigirán a la Junta de Andalucía que revoque el expediente. "No entendemos que, en una cuenca deficitaria, con una masa de agua que surte a 17000 habitantes, se puedan hacer este tipo de proyectos. Vamos a luchar por que no se haga ningún proyecto parecido a este, en el que nos veamos afectados los pueblos".

Hoy mismo, IU Antequera ha presentado un recurso para solicitar la nulidad de la tramitación del proyecto ante el ayuntamiento. Creen que infringe el PGOU municipal al situar el punto de extracción en una zona protegida en la que está prohibida toda actividad minera, entre las que se incluiría la captación de agua. También resaltan la falta de un dictamen preceptivo para declarar el proyecto de utilidad pública, lo que aceleró los trámites.

Según Fran Matas, portavoz de Adelante Andalucía-IU en el ayuntamiento, el expediente se presentó incompleto al Pleno (que lo aprobó el pasado octubre). No incluía el informe negativo de Dominio Público Hidráulico. "Pedimos la nulidad, porque ahora mismo tienen la licencia y podrían vender el proyecto a otra empresa", advierte Matas.

José María García, alcalde de Villanueva del Trabuco (Trabuco Sí) también ve "algo raro". "Supuestamente han dedicado tanto tiempo y trabajo, tienen los permisos en orden y la documentación, y de un día para otro deciden paralizar las obras… Nosotros encantados, porque lo único que buscábamos era defender el recurso del agua, que es finito y escaso".

García esperaba una larga batalla legal, en la que se vislumbraba un contencioso-administrativo, la petición de revisar de oficio de la autorización minera y de la autorización ambiental unificada, quizá la revisión de la licencia de obras… "Me esperaba que se alargara más, pero así más tranquilos todos. Tenemos muchos frentes y con una cuestión de esta envergadura al final centras todos los esfuerzos en esta cuestión, y avanzas menos en otros temas", concluye satisfecho.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats