La atención psicológica a hijos de víctimas de violencia de género crece cada año en Andalucía

Manifestación en Madrid con motivo del Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo / Gaelx

La lacra de la violencia de género tiene un lado no tan conocido, del que no se habla tanto, pero igual de oscuro. Es el que afecta a los más jóvenes, tanto las víctimas adolescentes de la violencia machista como a los hijos e hijas de las mujeres maltratadas, a menudo invisibilizados en los informes y las estadísticas. No obstante, algunos de los programas puestos en marcha por las instituciones públicas permiten detectar mejor este tipo de casos y, por consiguiente, proporcionarles una atención adecuada a los afectados.

En los últimos tres años, el Servicio de Atención Psicológica a Hijos e Hijas de Mujeres Víctimas de Violencia de Género del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) atendió a 2.561 menores, casi mil de ellos, en 2014. Los 993 casos de menores atendidos el año pasado suponen un aumento del 18% respecto al año anterior (842 menores). Los datos que ya se tienen de este 2015 parece que harán aumentar la cifra anual. El IAM ha atendido ya durante el primer semestre del año a 589 menores, 296 niños y 293 niñas.

Se trata de un programa que se presta desde 2009 a través de la asociación Acción Social por la Igualdad, y que tiene como objetivo mejorar el bienestar psicosocial y atender las necesidades socioeducativas de los hijos e hijas, de entre 6 y 17 años, de las mujeres que sufren o han sufrido violencia por parte de su pareja o ex pareja, y que son también víctimas directas del maltrato machista. El programa, que se prestaba en los centros provinciales del IAM, ubicados en las capitales, amplió en 2014 su cobertura, "acercándolo a los municipios más alejados y con mayor demanda de atención, para ahorrar a las personas gastos y tiempo en desplazamiento", asegura Carmen Cuello, directora del Instituto Andaluz de la Mujer. 

Este servicio ha llegado entre enero y junio de este año a 73 menores víctimas en zonas rurales y a 516 en los centros provinciales. Junto a ello, se ha prestado asesoramiento a 411 madres, 52 en los municipios y 352 en las capitales. Por provincias, en Málaga se han atendido a 116 menores, seguida de Jaén (103), Córdoba (92), Sevilla (74), Almería (64), Cádiz (56), Granada (50) y Huelva (34). Por tramo de edad, el 57% de las niñas y niños tenían entre 6 y 10 años, un 28,7% entre 11 y 14 años, un 10,7% más de 14 años y un 3,6% menos de seis años.

Eliminar estereotipos y prejuicios

La atención psicológica a hijos e hijas de víctimas de violencia de género pretende aumentar la autoestima, resolver conflictos psicológicos derivados de su situación, potenciar actitudes y comportamientos empáticos, así como eliminar los estereotipos y prejuicios de género. Con respecto a las madres, se les enseña a identificar señales de alarma previas a la reproducción de conductas violentas por parte de las hijas e hijos, a mejorar las relaciones entre madre y menor y a orientar sobre las pautas educativas más adecuadas a cada edad.

El número de mujeres y menores atendidos en los centros de acogida del IAM ya aumentó el año pasado. En estos centros, que dan protección y atención integral a mujeres y menores víctimas en situación de alto riesgo de muerte, se han atendido en los últimos tres años a 6.568 personas, 3.437 de ellas menores. "Durante el año pasado, la red atendió a 2.338 personas, lo que representa un 11% más que en 2013. Esto demuestra, por un lado, la mayor concienciación por parte de las víctimas –que dan el paso de denunciar y buscar ayuda- y, por otro, la eficacia de los recursos públicos frente a la violencia de género y, especialmente, de la red de atención directa, principal fuente de derivación hacia los centros de acogida", asegura Cuello.

De acuerdo con las cifras del IAM sobre Violencia de Género y Prevención, los centros provinciales y los Centros Municipales de Información a la Mujer proporcionaron atención directa a 390.106 mujeres en los tres últimos años. El número anual de atenciones suele superar las 130.000 y el motivo principal de consulta siempre es la violencia de género, con más del 16% de personas atendidas, "una cifra que, de por sí, llama la atención, ya que refleja que más de 22.000 mujeres acuden cada año a nuestra red de atención por violencia machista", asegura Carmen Cuello. Estas cifras muestran "la gravedad y magnitud de la violencia de género", y el hecho de que el número se mantenga en el tiempo refleja, para Cuello, que dicha violencia es "un problema estructural de la sociedad".

Adolescentes víctimas

Por otro lado, desde que el Programa de Atención Psicológica a las Mujeres Menores de Edad Víctimas de Violencia de Género, del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), se pusiera en marcha a finales de 2012, la cifra de menores atendidas ha ido creciendo año tras año, algo que, según el IAM, se debe a la progresiva consolidación del programa. Sin embargo, no deja de llamar la atención que este servicio de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía atendiera durante el año 2014 a casi un centenar de adolescentes (94), que solicitaron ayuda tras vivir una situación de violencia machista, diez más de las que lo hicieron en 2013. En total, 202 chicas adolescentes han recurrido a este servicio, según los datos aportados por el IAM.

La directora del IAM añade que la violencia de género es "un problema social de magnitudes epidémicas ya que, como señalan la OMS y la ONU, un tercio de las mujeres de todo el mundo ha sufrido y sufrirá violencia machista, una constante en todas las culturas y en todos los tiempos, que sólo podremos erradicar cuando eliminemos la desigualdad y el machismo que la sustentan".

Etiquetas
Publicado el
3 de agosto de 2015 - 20:40 h

Descubre nuestras apps

stats