El Parlamento Europeo envía una misión a Doñana para investigar sus amenazas ambientales

Flamencos sobrevolando Doñana. Foto: Héctor Garrido

El agua y el gas. Aunque el fuego, fue el que llamó la atención de todos, la sobreexplotación del acuífero y el almacén de Gas Natural son dos de las mayores amenazas que sufre el espacio natural de Doñana en estos momentos. Por eso, el Parlamento Europeo ha decidido tomar cartas en el asunto y determinar el verdadero alcance de los riesgos denunciados, hace ya cinco años, por varias asociaciones y organizaciones andaluzas .

El gobierno da gas al cambio climático a las puertas de Doñana

El gobierno da gas al cambio climático a las puertas de Doñana

La institución legislativa ha enviado una misión de eurodiputados que deben evaluar si en este espacio protegido, un punto de gran riqueza natural y clave para las aves que migran todos los años entre África y Europa, se está incumpliendo la normativa europea sobre medio ambiente.

El resultado de esta misión, en forma de informe, se llevará a la sede parlamentaria europea, donde, en cuestión de meses, se debería llegar a una resolución final con recomendaciones dirigidas tanto al gobierno de Susana Díaz, como al de Pedro Sánchez. Aunque no habría sanciones económicas directas, algo que corresponde al órgano ejecutivo, es decir, a la Comisión Europea, ésta si quedaría informada de la posible vulneración de leyes europeas medioambientales en España. Es decir, contaría con un instrumento más para sancionar económicamente al Estado español.

En diciembre o enero podría someterse a votación en la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, siendo "muy probable" que se puedan emitir recomendaciones para las autoridades españolas "más bien para febrero", según declaraciones recogidas por Europa Press de los europarlamentarios. Tras reunirse con el consejero de Medio Ambiente este miércoles, el europarlamentario eslovaco Pál Csáky ha calificado de "seria" y "muy importante".

"Una biodiversidad única"

El Parlamento Europeo recuerda, en un comunicado, que "con una extensión de 543 km2, de los cuales 135 km2 son protegidos, y una biodiversidad única en Europa, Doñana fue establecido como reserva de la naturaleza en 1969. La Unesco considera el Parque Nacional como una reserva de importancia mundial debido a la variedad de sus ecosistemas y el gran número de especies que aloja. Sin embargo, las modificaciones fluviales y la agricultura intensiva ponen en riesgo el paraje".

Si en 2009 ya se denunció ante el Parlamento, que las autoridades españolas estaban desatendiendo la protección de Doñana, hace ya un lustro se denunció "una serie de proyectos de extracción, almacenaje y transporte de gas natural en el área próxima al emplazamiento Natura 2000 del parque de Doñana".

La delegación está compuesta por el eurodiputado eslovaco Pal Csáky (Partido Popular Europeo), el griego Miltiados Kyrkos (Partido Socialista Euroepo) y el austriaco Thomas Waitz (Verdes). También participarán los eurodiputados españoles Rosa Estarás (Partido Populares Europeo), Soledad Cabezón (Socialistas Europeos) y Florent Marcellesi (Verdes).

La misión incluye reuniones con los denunciantes, organizaciones ecologistas, la Junta de Andalucía, el defensor del pueblo andaluz, científicos, agricultores y responsables de Gas Natural. Es decir, una visión global del problema con todas las partes involucradas y con visitas sobre el terreno.

"Una situación desesperada" 

Tras la reunión con los denunciantes este miércoles, Pilar González, peticionaria y responsable de la asociación Primavera Andaluza, asegura haber percibido "la voluntad de proteger toda la biodiversidad de Doñana (por parte de los eurodiputados), pero son conscientes de los equilibrios económicos que tienen que hacer". 

Por su parte, el peticionario y biólogo Javier Castroviejo, presidente de Club Doñana, ha visto "un sincero interés de los europarlamentarios. Creo que no esperaban que la situación de Doñana fuera tan desesperada". Desde la Mesa de la Ría, Rafael Gavilán asegura haberle transmitido a los europarlamentarios que en la zona de Doñana "no opera solo Gas Natural, sino otras empresas gasísticas como Repsol y Enagás.  Y que, por tanto, tienen que ser evaluados todos estos proyectos gasísticos. Los cuatro de Gas Natural y las actividades preexistentes de Enagás y Repsol".

Desde WWF, Juanjo Carmona ha expresado su satisfacción con la reunión con los eurodiputados. "Estamos contentos de que se interesen por Doñana. El Parlamento Europeo es nuestro parlamento, que los ojos de nuestro parlamento esté en Doñana es importante, como le hemos dicho", ha señalado Carmona.

"Se pueden estar incumpliendo directivas europeas"

Marina Albiol, eurodiputada de Izquierda Unida, ha destacado este miércoles durante una rueda de prensa en el Parlamento de Andalucía que en Doñana "se pueden estar incumpliendo directivas europeas de hábitats, aves, aguas, evaluación ambiental, prevención y control integrado de contaminación; y protección de humedales".

Albiol ha insistido en que "Europa no puede permanecer callada ante las amenazas que sufre Doñana. No queremos que haya un nuevo Castor, donde no se evalúo el riesgo sísmico y prevaleció el interés de la empresa sobre los intereses públicos. Doñana no se puede ver convertida en un almacén de gas".

Posibles sanciones económicas

De hecho, la Comisión Europea ya ha dado un ultimátum a España para que proteja Doñana y pare la sobreexplotación del acuífero por parte, principalmente, de los cultivos ilegales. El órgano ejecutivo europeo acusó al Gobierno de "incumplir" con su obligación de proteger el parque natural, recriminándole que negara las "evidencias científicas" que apuntaban a la sobreexplotación del acuífero.

Europa criticaba que "las autoridades españolas se han abstenido de aplicar y ejecutar las medidas de control e inspección que habrían sido necesarias para lograr disuadir a quienes realizan extracciones no autorizadas y crean instalaciones ilegales", añadiendo que "prohibir el regadío en las zonas más sensibles".

No es la única institución internacional que tiene puesta la lupa sobre el espacio protegido. La Unesco llegó a dar un ultimátum a España para que tomara medidas, bajo la amenaza de incluir Doñana en su lista negra de patrimonio en peligro. Meses después, tras maniobras diplomáticas del Gobierno y la Junta, suavizó su amenaza. España está obligada a entregar un informe a finales de este año. En dicho informe debe figurar información sobre el dragado del Guadalquivir, el estado de las aguas subterráneas y  los proyectos de Gas Natural (Aznalcázar y Marismas Occidental).

Gas Natural troceó su proyecto gasístico en cuatro partes, para sacar adelante la autorización ambiental y poder transformar una antigua explotación de de hidrocarburos en un almacén gasístico, obteniendo luz verde para un de los cuatro proyectos. 

Un informe del Gobierno de finales del año pasado, al que tuvo acceso eldiario.es, criticaba que Gas Natural había rebajado la peligrosidad por inundaciones en un estudio de riesgos. El Instituto Geológico y Minero (IGME) señalaba que "las asignaciones de peligrosidades y el riesgo que se derivan de su utilización e interpretación son, cuando menos, cuestionables".

Etiquetas
Publicado el
19 de septiembre de 2018 - 19:54 h

Descubre nuestras apps

stats