El dueño de la pastelería denunciada por mostrar un 'belén erótico': “Al que no le guste, que pase de largo”

El belén con figuras en forma de genitales que ha acabado en el juzgado.

Antonio Morente


2

El belén instalado en el escaparate de la pastelería erótica La Verguería en Sevilla, que ha sido denunciado por la asociación ultracatólica Abogados Cristianos y Vox por un presunto delito contra los sentimientos religiosos, es el único de los seis que hay montados en España que ha acabado en un juzgado que, además, ha abierto diligencias previas por el caso. Esta circunstancia ha sido saludada con sorna por el propietario, Andrea Suárez, que considera que el revuelo que se ha formado lo que está consiguiendo es darle una publicidad adicional a su negocio.

La Justicia vuelve a dar la razón al 'coño insumiso': no hubo intención de ofender los sentimientos religiosos

La Justicia vuelve a dar la razón al 'coño insumiso': no hubo intención de ofender los sentimientos religiosos

Suárez asegura que hasta la fecha no ha recibido ninguna notificación judicial, así que no entra en la cuestión "hasta ver si llega algo y qué es lo que me imputan". Desde que el pasado mes de abril abrió este establecimiento especializado en gofres con forma de genitales masculinos y femeninos, el único problema que asegura haber tenido ha sido con la Gerencia de Urbanismo, que le obligó a cambiar el cartel y el color de la fachada, un rosa chillón que contravenía la ordenanza municipal para proteger la fisonomía del casco histórico.

En cuanto a su belén, defiende que fue idea de dos empleados y que la intención es decorar el local de manera temática en función de la fecha, como ya hizo por Halloween. Una decoración similar se ha colocado en el resto de establecimientos que ha abierto (Sitges, Mallorca, Pamplona, Bilbao y Zaragoza), aunque solo el de Sevilla le está dando quebraderos de cabeza y es el único que ha acabado en una denuncia judicial que confía en que no prospere.

Apertura de diligencias previas

Aunque ha habido un cierto griterío en contra, no se han producido "incidentes desagradables" ni ataques contra un escaparate equipado con cristales reforzados y cámaras que graban 24 horas al exterior. Sí reconoce que ya son varias las veces que le han amenazado con llevar su negocio a los tribunales, aunque a la hora de la verdad la cosa no ha pasado a mayores. En Sevilla, no obstante, el Juzgado de Instrucción número 15 ha determinado que "los hechos (...) presentan características que hacen presumir la posible existencia de una infracción penal, en virtud de denuncia formulada por la Fundación Española de Abogados Cristianos, por un presunto delito contra los sentimientos religiosos", por lo que ha procedido a instruir diligencias previas.

Suárez reitera que todo en su negocio –incluido el famoso belén– es legal y que en sus seis tiendas tiene contratadas a una veintena de personas. "¿Que el belén es ordinario? Todo lo que se diga me da igual, al que no le guste que pase de largo y ya está; si tuviera que echarle cuenta a lo que dice todo el mundo no doy abasto", apunta, además de insistir en que "no busco ni insultar ni provocar". "La tienda es de gofres y eso es lo que pongo, me criticarían aunque el belén fuera de figuritas del chino porque lo que molesta es el negocio en sí. Hay gente que no está preparada para esto pero no hago nada malo".

Eso sí, admite que la polémica suscitada le está viniendo bien a un negocio que, de por sí, asegura que está funcionando bastante bien: "la gente hace una y hasta dos horas de cola" para adquirir los gofres con forma de genitales. Así que Abogados Cristianos y Vox "me están haciendo el marketing ellos solos, están alimentando la curiosidad de la gente y dando a conocer La Verguería". "Todo esto no me preocupa para nada, lo que hay que hacer es tomarse las cosas con más humor", al tiempo que subraya que no va a retirar el belén y que, en las próximas Navidades, volverá a poner otro.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats