Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Los sindicatos alertan de jornadas de más de 30 horas entre los médicos rurales de Andalucía por la falta de plantilla

Los médicos rurales se quedan sin sustitutos

Álvaro López

Andalucía —

0

El problema de la falta de personal en la sanidad pública de Andalucía se sigue agravando. Según sindicatos como UGT y CCOO, el déficit de médicos se está notando también en las jornadas laborales que han de afrontar quienes asumen guardias. De acuerdo con ambas secciones sindicales, algunos profesionales médicos tienen que hacer jornadas “de más 30 horas” porque no hay otros que les puedan suplir. Desde Salud admiten esta cuestión y lo explican hablando de “zonas de difícil cobertura” en las que se están haciendo “reorganizaciones puntuales”.

“Sé que es perjudicial para mi salud y la de mis pacientes, pero no puedo dejar tirados a mis compañeros y por ellos me quedo”, dice Ismael, nombre ficticio de un médico que trabaja en la Sierra de Cádiz. Él es uno de los ejemplos de galenos que están teniendo que hacer jornadas maratonianas para asegurar la asistencia en zonas sobre todo rurales. Según denuncia UGT, esta situación supone de facto que los profesionales “pierden” su derecho a un día de descanso tras cada guardia.

Porque está sucediendo que algunos de estos médicos, tanto de atención primaria como de especialidades hospitalarias, están teniendo que alargar sus jornadas de trabajo más allá de las 30 horas. Es decir, su horario normal, más la guardia que tengan asignada y que puede tener una duración máxima de 24 horas, según explican fuentes sanitarias. Sin embargo, como no hay plantilla suficiente, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) está teniendo que hacer uso de médicos que han sobrepasado con mucho las horas eficientes de trabajo.

Ismael, el galeno gaditano, es “consciente” de que así no van a arreglar “nunca este grave problema, pero también se sabe que mañana le pasará a otro compañero” y no quiere tener que quedarse solo en un centro con todos los pacientes del resto de médicos. Es ahí donde reside la clave del problema: no hay nadie que les pueda sustituir porque no se están contratando profesionales suficientes o las ofertas que se ponen encima de la mesa son insuficientes para conciliar una vida laboral y personal, denuncian los sindicatos.

Zonas rurales afectadas

UGT señala que los problemas de esta índole se están dando en zonas de difícil cobertura y especialmente rurales como las sierras de Huelva y Cádiz, La Alpujarra, el norte de Córdoba o el nordeste de Granada. Lugares en los que la contratación de médicos está cayendo en picado mientras las jubilaciones y las bajas no se detienen. Un diagnóstico que coincide con el de CCOO, al tiempo que desde este sindicato recuerdan que es “ilegal” que los médicos tengan estas guardias.

En ese sentido, desde el Sindicato Médico Andaluz (SMA) llaman a la calma y afirman que no se trata de un problema “global”, sino que atiende a casos “puntuales” que en todo caso suceden de forma “voluntaria” porque los médicos acceden a ello. No obstante, Antonio Macías, portavoz sanitario de UGT, afirma que los afectados llaman “todos los días preguntando si deben quedarse o no en las guardias”. Una situación que afecta tanto a centros de salud como a hospital de forma indistinta. “Y evidentemente tienen que quedarse porque no pueden dejar desasistido el puesto de trabajo”.

Macías asegura que los compañeros que les piden asistencia se sienten “obligados” a alargar sus jornadas laborales porque desde los centros les piden que lo hagan aludiendo a “necesidades asistenciales”. “Tan nefasta es la capacidad para sustituirlos, como la falta de dinero para ello y la desorganización que reina en el SAS”. Un panorama que se está produciendo en “zonas de mucha dispersión” donde es más “complicado” que los profesionales médicos “quieran ir a trabajar”.

Desde CSIF, su portavoz Victorino Girela, apunta a que es “evidente que falta personal y que se están utilizando todos los recursos posibles”. “Faltan médicos y para cubrir huecos, sobre todo los que genera el saliente de guardia, se utilizan a los Dispositivos de Apoyo, incluso a los SUAP (servicio de urgencias de Atención Primaria). Es posible que la propuesta de prolongación de jornada, a través de las continuidades asistenciales, tengan su equivalencia en las jornadas de Atención Continuada (guardias), pero esto no está escrito en ningún sitio (no hay norma regulatoria) ni tenemos constancia de que se esté haciendo”.

Puestos de “difícil cobertura” por méritos y sin examen

La Consejería de Salud, a través del SAS, admite en parte el problema. Hablan de “zonas de especial dificultad para la cobertura de los profesionales” y tildan estas jornadas maratonianas como de “reorganizaciones puntuales en circunstancias concretas, siempre contando con la voluntariedad de los profesionales médicos”. Desde el Servicio Andaluz de Salud se reconoce el “especial compromiso de estos profesionales en aquellas zonas con dificultad de cobertura”. Al tiempo que piden un esfuerzo a nivel nacional para que se aumenten los perfiles en Medicina Familiar y Comunitaria.

“Andalucía ha ofertado el 100% de las plazas de formación acreditadas para esta especialidad y se ha pedido al Ministerio de Sanidad que flexibilice o modifique los criterios de acreditación de unidades docentes de formación para poder ofertar más. El Gobierno de Andalucía sigue exigiendo al Ministerio de Sanidad que en los próximos cuatro años se incluya una oferta extra de 1.000 facultativos por año”. En todo caso, desde Salud aseguran que se está trabajando para mejorar la contratación en estas zonas rurales. Aluden al pacto de mejora para la atención primaria sellado con los sindicatos donde se contempla un complemento retributivo de 150 euros al mes en 12 pagas para las categorías declaradas como puestos de difícil cobertura y la actualización de dichos puestos. 

“Además, la Consejería de Salud y Consumo ha elaborado y se encuentra ya en consulta pública el proyecto de Decreto que aprobará por primera vez un concurso extraordinario para cubrir puestos de difícil cobertura. Los profesionales que participen en este concurso extraordinario para puestos de difícil cobertura podrán obtener plaza fija según el baremo de méritos que se determine, sin necesidad de examen”.

Etiquetas
stats