Sin agua, pero con más obras: el nuevo proyecto turístico de Tarifa nace seco

Playa de Atlanterra

"No se puede construir sin ton ni son si no hay recursos ni infraestructuras", dice el vicepresidente de la Asociación de Vecinos de Atlanterra, Francisco Acedo. Esta zona del municipio gaditano de Tarifa ha vuelto a ser el foco del debate público después de que la Junta de Andalucía acordase la aceleración de 'Atlanterra Golf', un complejo turístico que incluye un campo de golf de 18 hoyos, 1.035 viviendas, 1.372 plazas hoteleras y un centro comercial. 

La Junta impulsa un complejo turístico y deportivo en el municipio gaditano de Barbate que equivale a 700 campos de fútbol

La Junta impulsa un complejo turístico y deportivo en el municipio gaditano de Barbate que equivale a 700 campos de fútbol

Acedo no entra en el debate sobre los pros y los contras del proyecto —creación de empleo, posible daño medioambiental, cambio de modelo productivo andaluz— y se centra en que la iniciativa no puede ser "otra cortina de humo para seguir dando licencias de construcción sin tener infraestructuras". "¿De dónde se va a sacar el agua?", es lo que le preocupa. 

La zona de Atlanterra sufre de escasez de agua desde el inicio de sus primeras construcciones. Ni el embalse de Almodóvar, de capacidad limitada, ni los pozos de la finca de La Obscuridad dan abasto. La parcela SA-1 "Cabo de Plata" siempre ha estado en el punto de mira del desarrollo urbanístico y 'Atlanterra Golf' es un nuevo intento para una iniciativa que desde 2008 lleva siendo rechazada por el mismo motivo: la falta de agua.

"Zahara está sobredimensionada"

"Los cortes de agua son continuados sobre todo en verano cuando la ocupación es total. Y cada año vamos a peor", dice un representante de La Tahona, una zona de Atlanterra que colinda con la entidad local autónoma​ (ELA) de Zahara de los Atunes. "Cuando La Tahona eran cuatro casas suministrábamos agua, pero con la llegada de los hoteles cortamos el suministro", dice el alcalde de Zahara de los Atunes, Agustín Conejo (Gente de Zahara). El presidente de la ELA no es partidario de 'Atlanterra Golf' ya que agravaría los problemas de superpoblación y de desborde de los servicios que sufre su localidad. "Zahara ya está sobredimensionada. Hay que mejorar lo que hay y no construir más", remata. 

Vecinos de distintas urbanizaciones denuncian las averías y la falta de presión en una red de abastecimiento anticuada. "Las instalaciones no están proyectadas para la gente que veranea aquí", se queja Manuel Ariza, vecino de Atlanterra Sol y miembro de la asociación de Vecinos de Atlanterra. Ante unas infraestructuras hidráulicas deficitarias, las urbanizaciones han tenido que invertir en depósitos para el almacenamiento de agua. Pero el problema se agudiza en la época estival donde, como cuenta un vecino de la urbanización Atlanterra Pueblo, es habitual pedir cubas de agua. La demanda se dispara cuando los hoteles también recurren a camiones cisternas para rellenar sus aljibes. 

Ecologistas en Acción denuncia que 'Atlanterra Golf' se aprobó sin tener las garantías en cuanto a la provisión necesaria de agua. La organización calcula que las instalaciones —el campo de golf, las viviendas y los hoteles— necesitarían más de 500.000 m³ al año. Por ello, si en la actualidad la escasez de agua es notoria, ¿cómo se garantizará el suministro cuando en la zona se levante el nuevo núcleo urbanístico? La coordinadora de Ecologistas en Acción, Lola Yllescas, teme, como Acedo, que finalmente no se desarrolle el proyecto y que la intención sea la de "simplemente obtener terrenos aptos para urbanizar sin renovar las infraestructuras".

Adhesión a la zona gaditana

El desarrollo del sector SA-1 "Cabo de Plata" donde se ubica la urbanización nueva lleva suspendido desde 2008. La causa es obvia: no hay agua suficiente. Pero el Ayuntamiento de Tarifa ha buscado machaconamente fórmulas para sortear este problema. El pasado 2 de junio en pleno ordinario, el Consistorio solicitó por unanimidad su adhesión al Consorcio de Aguas de la Zona Gaditana (CAZG) con el fin de garantizar el abastecimiento de agua en la urbanización Atlanterra.

La petición fue aprobada en agosto y el pasado 14 de septiembre Tarifa participó en su primera sesión del CAZG. Esto facilita la incorporación del municipio a la cuenca hidrográfica del Guadalete-Barbate.

"Por ley, Tarifa no puede unirse a la zona de abastecimiento gaditana", resalta Yllescas, que apela a la Ley 17/1995 de transferencia de volúmenes de agua de la cuenca del Guadiaro a la cuenca del Guadalete. Este trasvase solo permitía el suministro a quince municipios, pero en la actualidad además de la reciente incorporación de Tarifa figuran los municipios de Vejer de la Frontera y Barbate.

"El consorcio solo gestiona las infraestructuras hídricas, es la Junta de Andalucía quien establece cómo y de dónde se abastece a un núcleo de población", dice el presidente del CAZG y también alcalde de Trebujena (IU), Jorge Rodríguez. Desde el CAGZ se reconoce la "preocupación" por el "problema generalizado" de abastecimiento de agua en la zona de Atlanterra, pero descartan que la adhesión de Tarifa al consorcio perjudique al resto de municipios. Rodríguez ve asegurado el suministro de agua para consumo humano aunque recela de que sea suficiente para el regadío y sobre todo, para campos de golf.

Agustín Conejo teme que la inclusión de Tarifa en el CAZG pueda repercutir al suministro de Zahara de los Atunes. "No entiendo que se habilite esto y más si es para un campo de golf cuando en otras zonas, como Zahora y Los Caños de Meca no hay agua potable", dice. En la misma línea opina el alcalde de Conil de la Frontera, Juan Manuel Bermúdez (IU): "Hay que valorar si ['Atlanterra Golf'] es factible y no repercute en un bien escaso como el agua". El Ayuntamiento de Tarifa (PSOE) no ha atendido a las llamadas de este diario para dar a conocer su parecer sobre este asunto.

Los ecologistas no tienen "ninguna duda" de que la inclusión de Tarifa provoca un déficit en el resto de la red. "Es indudable que el agua es la que hay y si la pones en un sitio deja de ir a otro", dice Yllescas, que además avisa de que su organización recurriría ante los tribunales el cambio de cuenca de la localidad.

Impulso turístico

Los problemas de agua en la zona no son nuevos. Que "el turismo tiene la capacidad de reactivar la economía" tampoco. El mantra del vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Juan Marín, se basa en que este sector representa el 13% del Producto Interior Bruto (PIB) andaluz, que da trabajo a unas 450.000 personas y genera 22.000 millones de euros. 

"La creación de empleo y al aprovechamiento de recursos naturales y económicos" son los argumentos básicos que han servido al Ejecutivo andaluz para defender recientemente otros proyectos similares como 'Valle del Golf Resort’ en Mijas (Málaga) y 'Següesal Golf Resort' y 'Castellar Golf', en Barbate y Castellar de la Frontera, respectivamente, ambos en la provincia de Cádiz.

Para Ecologistas en Acción estos proyectos responden "a una política urbanística y turística obsoleta" y ya han iniciado las acciones legales para impedir que el litoral gaditano se someta a "la economía del ladrillo". "No aprendemos y seguimos cometiendo los mismos errores del pasado", dice Yllescas. "Nosotros no hemos dado ninguna licencia. Estos proyectos ya la tienen por parte de los Ayuntamientos. Lo que hemos hecho es hacerle la vida más fácil a los que invierten en Andalucía", defiende Marín que, ante las críticas, insiste en que "no se va a desarrollar nada que no cumpla con la ley".

En la "agilización de todas las actuaciones y procedimientos de las administraciones públicas andaluzas que sean necesarios para la efectiva implantación" de estas iniciativas de interés turístico, la Junta de Andalucía ha asignado un gestor de proyectos -project manager lo llaman- para garantizar "un seguimiento individualizado" de los mismos dentro de lo que se conoce como Unidad Aceleradora de Proyectos.

La Consejería de Transformación Económica insiste en que la recuperación económica tras la Covid-19 no se centra en campos de golf y en el ladrillo. Según la relación de iniciativas declaradas de "interés estratégico" por la Comisión Delegada para Asuntos Económicos de la Junta de Andalucía, la apuesta, "de momento", está en la industria, en las energías renovables e incluso en la investigación y tratamiento contra el cáncer como refleja la construcción del Centro Andaluz de Protonterapia. El cambio de modelo productivo "va más allá del turismo", dicen las fuentes consultadas.

Etiquetas
Publicado el
22 de septiembre de 2021 - 21:04 h

Descubre nuestras apps

stats