La portada de mañana
Acceder
El fiscal advierte de que García Castellón cruza todas las líneas
Jaque mate a las abejas: la agricultura intensiva acaba con los polinizadores
OPINIÓN | 'Fernández Díaz como síntoma', por Esther Palomera

El Ayuntamiento de Calatayud reclama casi 400.000 euros en impuestos impagados a tres ministerios y tres consejerías

Las elevadas cuantías de las reclamaciones económicas auguran varios pleitos entre el consistorio y las administraciones afectadas.

Eduardo Bayona


0

El Ayuntamiento de Calatayud ha desempolvado su ‘lista de morosos’ y ha comenzado a notificar a varias administraciones apremios por valor de casi 400.000 euros, con recargos e intereses de demora incluidos, por el supuesto impago de impuestos como el IBI o contribución urbana.

Algunos de esos recibos pendientes de cobro datan de hace más de quince años, lo que ha hecho que varias de esas instituciones rechacen las propuestas de liquidación al entender que las deudas han prescrito por haber transcurrido más de cuatro años desde que se generaron y, en algunos casos, no tener constancia de que se trate de impagos por no constarles que en su día les fueran notificadas las obligaciones.

El mayor de los requerimientos de pago, que suman 388.371 euros con recargos e intereses de demora, ha sido remitido al Gobierno de Aragón y asciende a 100.010,07 euros, cantidad a la que se añaden otros 8.983,04 que el consistorio reclama al ISVA (Instituto del Suelo y la Vivienda de Aragón) y 4,548,74 más al IASS (Instituto Aragonés de Servicios Sociales), dependientes estos dos últimos de las consejerías de Vertebración del Territorio y de Ciudadanía.

Las cuantías de los os expedientes de apremio remitidos a la administración autonómica suman un total de 113.541,85 euros.

Los impagos reclamados, por ministerios

En el caso de la Administración General del Estado, las reclamaciones se concentran en los ministerios de Educación (9.614,63), Transportes (134.347) y Defensa (130.867,55) para hacer un total de 274.829,18. 

Los apremios remitidos a Transportes se desglosan en 4.318,57 para el actual ministerio y 748,99 bajo la antigua denominación de Fomento, más otros 14.013,21 dirigidos al Sepes, 89.06 al GIF (Gestor de Infraestructuras Ferroviarias), 73.926,15 para la Demarcación de Carreteras del Estado y 41.251,02 para el Servicio de Conservación de esta última 

Por último, el desglose de los de Defensa incluye, además de los 95.051,10 del propio departamento ministerial, 1.132,21 del Acuartelamiento Aéreo El Frasno, 302,53 del Instituto Politécnico y  34,381,71 del Invifas (Instituto de Vivienda de las Fuerzas Armadas).

Defensa asegura desconocer las notificaciones

La Subsecretaría de Defensa ha recurrido ante el Ayuntamiento de Calatayud el pago de las cantidades que le reclama al Invifas por el presunto impago del IBI de los años 2004 a 2007 en un grupo de viviendas militares ubicadas en la avenida Pascual Marquina (48.570 euros de principal al que se suman 9.714 de recargo y 36.501 de intereses de demora) en el que asegura que “no se tiene conocimiento previo de notificación ni tipo de entrada en el área de los recibos que se reclaman”, para los cuales había solicitado la declaración de prescritos por considerar que había transcurrido el cuatrienio del que dispone un consistorio para ejecutar sus cobros.

El Servicio de Recaudación de este, por su parte, ha desestimado el recurso. Según expone, las providencias de apremio serían en realidad un “recordatorio de deuda” que el sistema informático expide de manera automática antes de que venza cada plazo de cuatro años para, precisamente, evitar la prescripción de la deuda.

Eso habría ocurrido en varias ocasiones a lo largo de los últimos años, lo que, aunque Defensa sostiene que nunca recibió esas notificaciones, lleva al consistorio a desestimar el recurso y a resolver que deben “satisfacerse por el recurrente los recibos reclamados por este ayuntamiento”, lo que reduce las opciones legales a dos vías: la liquidación o el recurso ante los juzgados de lo Contencioso Administrativo.

La situación es similar para varios otros organismos a los que el Ayuntamiento de Calatayud reclama el pago de los impuestos de hace varios años.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats