¿Cuánto cobra un banquero? La masa salarial de la cúpula de Ibercaja dobla (y triplica) la del Gobierno

Los salarios de los 22 miembros de la cúpula de Ibercaja suman 3,5 millones de euros anuales.

Eduardo Bayona


2

¿Cuánto cobra un banquero en Aragón? La respuesta resulta tan variada como claro queda que las remuneraciones de los mejor situados en el escalafón de la principal entidad financiera de la comunidad superan con holgura a las que perciben los miembros del Gobierno autonómico: cuatro consejeros de ‘la caja’ cobran más que Javier Lambán y el sueldo de un quinto supera al de cualquier titular de cartera.

El último Informe de Remuneraciones remitido por Ibercaja a la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) cifra en 1,482 millones de euros las ganancias de origen laboral de los once miembros de su consejo de administración, una cifra que prácticamente duplica los 793.362  que suman los salarios brutos anuales de los once miembros del Consejo de Gobierno de la comunidad.

Eso, en cuanto a los considerados administradores de la entidad financiera, que cobran en su conjunto menos que los también once miembros de la alta dirección que no forman parte del consejo, y cuyos salarios suman 2,092 millones de euros, una cifra cercana al triple de la masa salarial del gabinete que preside Javier Lambán.

Esta última, disponible en la Ley de Presupuestos, que lleva varios años congelándola, establece sendos salarios de 87.827 euros brutos anuales para el presidente; 74.540 para el vicepresidente, Arturo Aliaga, y 70.110 para cada uno de los nueve consejeros, lo que hace un total de 793.362 euros.

Casi la cuarta parte de las remuneraciones está libre de impuestos

La estructura de las remuneraciones de los consejeros de Ibercaja tiene algunas peculiaridades como el hecho de que casi la cuarta parte de ellas estén libres de impuestos por tratarse de dietas; es decir, de cantidades que la empresa les abona para cubrir gastos de desplazamiento y manutención.

Las dietas declaradas en 2021 ascienden a 342.000 euros, el 23% de un montante total en el que la principal anotación es la retribución fija con 756.000 euros, una cifra que quintuplica con creces la parte variable de los salarios pero que apenas triplica los 245.000 consignados como “otras remuneraciones”.

Esas dietas, que según el Reglamento del Consejo se devengan “por la asistencia a las reuniones del Consejo de Administración y de sus comisiones, sin perjuicio del reembolso de los gastos correspondientes”, suponen el grueso de las remuneraciones de varios de los consejeros, en la mayoría de los casos completadas con cantidades consignadas en el apartado de “otros conceptos”.

Dietas que se cobran “sin perjuicio del reembolso de los gastos”

De hecho, solo el consejero delegado, Víctor Iglesias, tiene formalmente un sueldo fijo, en este caso de 395.000 euros brutos anuales, más una parte variable vinculada a los resultados de la entidad que en 2020, último ejercicio del que se han hecho públicas las cifras, ascendió a 139.000.

Esas cantidades se completaron con 28.000 euros en dietas y 7.100 por “otros conceptos” para dar un total anual de 569.100 con una mejora del 5% con respecto al ejercicio anterior.

Paralelamente, el presidente, cargo que en esas fechas desempeñaba José Luis Aguirre, en proceso de relevo desde finales del año pasado por Francisco Serrano, recibía una “remuneración fija” de 361.000 euros complementada con 28.000 en dietas y 20.600 por “otros conceptos”. Los ingresos de ambos suman 978.700 euros, dos terceras partes de la masa salarial del consejo de administración de Ibercaja.

Medio consejo cobra más en dietas que en salario

Entre los nueve consejeros restantes hay seis para quienes las dietas suponen más de la mitad de las remuneraciones que obtienen al cabo del año del banco aragonés.

Se trata de Jesús Bueno, que cobró 42.000 en dietas y 35.300 por “otros conceptos”; Gabriela González-Bueno, que recibió 17.500 y 8.400 por esos términos más 7.600 por formar parte de las comisiones de Nombramientos y de Retribuciones; Félix Longás, que obtuvo 27.300 y 10.500; Emilio Jiménez, que percibió 42.700 y 600 euros; Enrique Arrufat, que ingresó 18.900 y 11.600, y Pilar Segura, con 23.100 y 7.800.

La estructura salarial es diferente para los tres presidentes de las comisiones internas del consejo, en los tres casos con un peso cercano a la mitad de la remuneración para las dietas.

Vicente Cóndor, presidente de la Comisión de Grandes Riesgos y Solvencia, ganó ese año 45.600 euros por ese cargo más 44.800 en dietas y 7.900 por “otros”, cifras que en el caso de Jesús Tejel, responsable del Grupo de Auditoría y Cumplimiento, fueron de 38.000, 41.300 y 8.900, y en el de Jesús Solchaga, coordinador de las comisiones de Retribuciones y de Nombramientos, fueron de 30.400, 28.700 y 4.200.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats