Aragón se ‘abriga’ ante la cuarta ola: los bares y comercios volverán a cerrar a las 20.00 horas

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, y el gerente del Salud, Chema Arnal.

Aragón pasa a un nivel de alerta 3 agravado con el cierre de toda actividad no esencial a las 20.00 horas. Además, se prorrogarán los confinamientos provinciales y el toque de queda entre las 23.00 y las 6.00 horas. La consejera de Sanidad del ejecutivo autonómico, Sira Repollés, y el gerente del Salud, Chema Arnal, han detallado este sábado unas medidas que se toman “por precaución” ante la perspectiva de una cuarta ola que puede ser “nefasta”. Repollés ha pedido a aquellos que celebraron la Nochevieja fuera de su núcleo de convivencia que “limiten los contactos sociales en los próximos días”.

Tras el análisis de la situación epidemiológica de la comunidad, el Departamento de Sanidad emitirá una orden, que se publicará previsiblemente el lunes, por la que pasa de nuevo a un nivel de alerta 3 agravado. Con este se prevé el cierre de todos los servicios no esenciales a las 20.00 horas. En los establecimientos de hostelería se establece un aforo en el interior del 30% y en las terrazas del 50%. Los grupos de mesas, en terrazas, no podrán superar las seis personas, con distancia interpersonal de 1,5 metros entre sillas de diferentes mesas. En el interior de los locales, en cada mesa podrá haber un máximo de cuatro personas. Se establece además la prohibición de fumar en las terrazas.

El aforo máximo en establecimientos y locales comerciales minoristas y de actividades y servicios profesionales abiertos al público será del 25%. Esta misma cifra será aplicable para los centros comerciales y sus zonas comunes. En el sector cultural, este porcentaje se incrementa al 50%, con butacas preasignadas. El horario máximo de comienzo de sus actividades será a las 20.00 horas. Es decir, dichas actividades podrán acabar más tarde de ese horario, siempre y cuando tengan en cuenta la limitación horaria que sí existe para la movilidad y que está fijada a las 23.00 horas.

Los gimnasios podrán mantener sus puertas abiertas con un aforo máximo del 30%. Asimismo, se prorrogarán los confinamientos provinciales y el toque de queda entre las 23.00 y 6.00 horas hasta el día 31 de enero y se prolongará hasta el 31 de mayo la prohibición de realizar festejos populares.

“Debemos anticiparnos y hacer caso a las previsiones, que nos indican que, si no extremamos medidas, multiplicaremos rápidamente los contagios. Debemos anteponer nuestro compromiso con la salud de los aragoneses a cualquier otro interés”, ha asegurado la consejera de Sanidad, Sira Repollés. “La enfermedad tiene un periodo de incubación de ente 2 y 10 días. Por eso les pedimos que, por favor eviten en la mayor medida posible contactos sociales durante los próximos días, sobre todo entre las personas más vulnerables: personas mayores, grupos de riesgo…”, ha añadido.

El Departamento de Sanidad ha decidido tomar estas medidas ante la evolución de los marcadores de seguimiento de la pandemia, que apuntan una tendencia creciente que podría agudizarse en los próximos días. De este modo, el índice de reproducción básico a 7 días se sitúa ahora en 1,19 mientras que en las últimas semanas estaba por debajo de 1. Esto significa que la evolución de los contagios tiene una tendencia multiplicadora, dado que la previsión para la próxima semana es que cada infectado contagie a más de una persona.

La incidencia acumulada en la última semana también crece y se sitúa ahora en 147,55 casos por cada 100.000 habitantes. Hace 15 días esta tasa era de 110. Asimismo, la positividad global de las pruebas diagnósticas en los últimos 7 días es del 13,27%, una cifra muy superior al 9% de media de las últimas semanas.

Etiquetas
Publicado el
2 de enero de 2021 - 15:10 h

Descubre nuestras apps

stats