Los hospitales aragoneses multiplican por diez la capacidad de hacer PCR: 5.000 pruebas al día

Lambán, junto a la consejera Repollés, escucha las explicaciones del jefe de servicio de Microbiología del Clínico, Rafael Benito.

Aragón ha incrementado en las últimas semanas la capacidad diagnóstica de COVID-19, con la posibilidad de analizar 5.000 PCR diarias en los laboratorios de Microbiología de los hospitales aragoneses y en el laboratorio satélite en Centro de Investigación Biomédica de Aragón.

El jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Clínico, Rafael Benito, explica que la PCR requiere de una "técnica delicada" y trabajar "de manera minuciosa" para evitar la contaminación de las muestras y del personal que las maneja, lo que supone que el proceso sea "lento".

Benito resalta que es el sistema más seguro para detectar la COVID-19 ya que "detecta el material viral" y ha contado que su laboratorio ha pasado de recibir 150 muestras diarias a 1.500 a causa de la pandemia, llegando incluso un día a más de 1.700, un "shock" que ha obligado al laboratorio a tener que adaptarse a la demanda "aumentado material y personal".

Benito ha reconocido que esto ha supuesto el retraso en dar los resultados, entre tres y cinco días en algún caso, también por la falta de reactivos o por algunas averías y por eso han externalizado pruebas al Centro de Investigación Biomédica de Aragón (CIBA) y a una empresa, si bien la validación definitiva se realiza en el Clínico, con cinco profesionales trabajando simultáneamente en esta tarea.

En estos momentos, pueden validar 600 muestras diarias, si bien la adquisición de una nueva máquina de carga continua va a permitir obtener resultados de mil muestras diarias, por lo que "prácticamente seremos autosuficientes" ya que reciben unas 1.500 muestras por jornada, y se podrán dar los resultados en 24 horas.

El jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Clínico también ha comunicado que ya se han puesto al día de las pruebas que tenían pendientes y están a la espera de recibir una segunda máquina.

Igualmente, ha apuntado que todos los hospitales de Aragón han aumentado su capacidad diagnóstica, ha comentado que antes de la pandemia solo los grandes hospitales hacían estas pruebas, cuando ahora las realizan la práctica totalidad.

Para complementar la capacidad de procesamiento diario de PCR del Hospital Clínico se procedió a la activación, el pasado 30 de julio del laboratorio satélite en el CIBA (Centro de Investigación Biomédica de Aragón).

Dotado con los equipos ordinariamente destinados al uso en investigación y con el personal de los Servicios Científico Técnicos del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS), el laboratorio, situado en el CIBA, aporta una capacidad adicional de procesamiento de hasta 500 muestras diarias, que podría ampliarse, en función de la evolución de las necesidades, hasta 1.100 al día. En estos momentos, este centro analiza alrededor de 375 muestras diarias.

Actualmente, Aragón realiza unas 4.000 PCR diarias. Al respecto, la consejera de Sanidad, Sira Repollés, hay remarcado que "no hay limitación", sino que la voluntad es que se hagan "todas las que se necesiten".

Aragón es la comunidad que más ha incrementado la realización de pruebas PCR

“Hemos visto los sofisticados sistemas que se están utilizando y la altísima cualificación de nuestros trabajadores”, señaló ayer Lambán en referencia a su visita al laboratorio del Clínico. “Aragón tiene un magnífico sistema sanitario que ha actuado de manera ejemplar, que ha entendido que la transparencia era fundamental y que ha ido adoptando medidas”, añadió el Presidente.

La comunidad realiza actualmente una media de 3.000 PCR diarias para el diagnóstico de coronavirus. Según los datos facilitados en el último informe del Ministerio de Sanidad, Aragón es la comunidad autónoma que más ha incrementado la realización de pruebas PCR, con un aumento del 16% del 31 de julio al 6 de agosto respecto al anterior periodo analizado. En Aragón se han realizado desde el inicio de la pandemia 264.790 pruebas diagnósticas COVID-19, lo que equivale a 201 pruebas por cada 1.000 habitantes. De estas, 191.039 son PCR.

Precisamente para reforzar la capacidad diagnóstica, los hospitales Obispo Polanco de Teruel y San Jorge de Huesca han duplicado en los últimos días su capacidad de análisis, con la posibilidad de procesar hasta 500 muestras diarias.

El jefe del Ejecutivo autonómico también se ha referido a la capacidad "para anticiparse a los problemas", con ha sido la instalación de una carpa de triaje para el Servicio de Urgencias del Clínico, con la colaboración del Ejército, al que ha agradecido su labor.

Situación en los hospitales

La consejera ha indicado que, si bien la tendencia de la curva epidemiológica es "claramente de descenso", aunque de forma "lenta", los hospitales de la Comunidad autónoma "se están empezando a tensionar" respecto a la disponibilidad de camas ya que los ingresos por la COVID-19 se suelen producir "unos diez días después del pico epidémico".

Sin embargo, existe todavía margen y se pueden abrir más plantas hospitalarias, algo que sumado al trabajo "ímprobo", "titánico" del personal que ha renunciado a vacaciones, libranzas y está realizando horas extra, está permitiendo "que no haya tensión" y que el sistema "esté aguantando".

Repollés ha agradecido la "calidad de la asistencia" de los profesionales, no solo de los hospitales, sino también de los centros de salud, que "también están soportando mucha tensión".

Etiquetas
Publicado el
14 de agosto de 2020 - 00:17 h

Descubre nuestras apps

stats