Sobre este blog

Arsenio Escolar es periodista y escritor. Con sus 'Crónicas del poder' –información, análisis y opinión de primera mano–, entrará semanalmente en eldiario.es en los detalles del poder político, económico, social... y de sus protagonistas.

Las municipales, clave a un año vista

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía, Yolanda Díaz, el pasado 19 de mayo en el Centre Cultural-Llibreria Blanquerna de Madrid. EFE/ Miguel Osés

11

Las elecciones andaluzas del próximo 19 de junio serán el prólogo y las elecciones municipales y autonómicas de dentro de un año probablemente sean la prueba definitiva: ¿Estamos ante un nuevo ciclo electoral, con previsible hegemonía de las formaciones de derecha sobre las de izquierda? Muchas de las encuestas dicen que sí, que así será; las urnas van a empezar a sacarnos de dudas en breve.

Las elecciones municipales son las más regulares de todas las que tenemos en nuestro sistema electoral: siempre se celebran cada cuatro años, el último domingo de mayo del año que corresponda, sin posibilidad de adelanto electoral; y son de ámbito estatal, ningún territorio tiene otro calendario. No hay termómetro más fiable. Las próximas serán el 28 de mayo de 2023. Parecen lejanas, pero no: en los altos estados mayores de los principales partidos ya se están haciendo análisis sobre estrategias, candidatos, debilidades, fortalezas, amenazas, oportunidades. 

Las municipales son, además, un valioso indicador demoscópico adelantado, dan muchas pistas de futuro. Atentos a estos dos datos de las celebradas en mayo del 2015. Uno: el por entonces casi recién nacido Podemos ganó en votos populares al más que centenario PSOE en 17 de las 25 ciudades españolas más pobladas. Otro: el PP, que en aquel momento estaba en el Gobierno central, con Mariano Rajoy de presidente, perdió las alcaldías de 8 de las ciudades más pobladas: Madrid, Valencia, Sevilla, Palma de Mallorca, Las Palmas, Alicante, Córdoba y Valladolid. Ambos datos anticipaban lo que vino después: el casi sorpaso de la formación de Pablo Iglesias a la de Pedro Sánchez unos meses después y el comienzo del declive del Partido Popular de Rajoy. 

En las municipales de 2019, también hubo grandes novedades. Una: el PP tomaba aire, se libraba del acoso de Ciudadanos, que un mes antes, en las elecciones generales de abril, se le había acercado a menos de un punto porcentual en votos (16,70% los azules, 15,86% los naranjas), y lograba la Alcaldía de Madrid. Otra: Podemos y sus aliados y confluencias sólo mantenían dos (Barcelona y Cádiz) de las llamadas 'siete ciudades del cambio', en las que gobernaban desde 2015, entre estas Madrid. Una más: Vox empezaba a serle necesario al PP para su estabilidad en el poder de algunos grandes ayuntamientos.

Muchas de las preguntas que se hacen en los grandes partidos de cara a las municipales de dentro de un año tienen que ver con esas grandes tendencias anteriores. ¿Logrará la 'operación Yolanda Díaz' frenar la caída y remontar el vuelo de las candidaturas a la izquierda del PSOE lo suficiente? ¿Se desplomará por completo Ciudadanos? ¿Los antiguos votantes de Ciudadanos se irán mucho al PP y algo a Vox o también logrará el PSOE hacerse con algunos? 

Los socialistas, además de hacerse muchas preguntas, se han puesto algunos objetivos. Entre ellos, dos en las dos ciudades más pobladas. El primero, salir del pozo en Madrid ciudad, donde en 2019 fueron cuarta fuerza, con sólo el 13,72% de los votos y por debajo de Más Madrid, PP y Ciudadanos. Mercedes González, la actual delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid, será probablemente la candidata. El segundo, más ambicioso, recuperar doce años después -la perdieron en 2011, tras 33 años con ella- la Alcaldía de Barcelona, donde todo apunta a una pugna muy intensa entre la candidatura de la actual alcaldesa, Ada Colau, la de ERC y la del PSC. ¿Y quién al frente de esta última? ¿Jaume Collboni, ahora primer teniente de alcalde, o alguien con previsible mayor tirón popular, como Salvador Illa o el ministro Miquel Iceta? El debate está abierto no sólo en las filas del PSC, que es el quien tiene que decidir, sino también en las del PSOE. 

Las próximas elecciones municipales, bien se ve, no serán solo unos miles de pugnas locales. Serán una batalla estatal. 

Sobre este blog

Arsenio Escolar es periodista y escritor. Con sus 'Crónicas del poder' –información, análisis y opinión de primera mano–, entrará semanalmente en eldiario.es en los detalles del poder político, económico, social... y de sus protagonistas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats