Sobre este blog

El caballo de Nietzsche es el espacio en eldiario.es para los derechos animales, permanentemente vulnerados por razón de su especie. Somos la voz de quienes no la tienen y nos comprometemos con su defensa. Porque los animales no humanos no son objetos sino individuos que sienten, como el caballo al que Nietzsche se abrazó llorando.

Editamos Ruth Toledano y Concha López.

Cuando Madrid dejó de proteger a sus gatos

AGAR (Asociación de Amigos de los Gatos del Retiro)

Centenares de gatos llevan una semana sin comida dentro de los parques y jardines que permanecen cerrados en Madrid. Tras la declaración del estado de alarma ante la crisis del coronavirus, el Ayuntamiento ordenó el cierre de todos los parques y jardines pero se olvidó de sus habitantes, impidiendo el acceso de las gestoras autorizadas que se ocupan a diario de la alimentación y atención sanitaria de los animales que viven en ellos.

Tal es el caso del parque de El Retiro, donde se encuentran centenares de gatos de cuyo cuidado, esterilización, identificación y mantenimiento higiénico-sanitario se encarga desde hace años AGAR (Asociación de Amigos de los Gatos del Retiro), entidad colaboradora del mismo Ayuntamiento que ahora les cierra las puertas y se niega a encontrar soluciones que garanticen los mínimos aceptables de bienestar animal.

Según Mercedes Hervás Gálvez, presidenta de AGAR: "Estamos indignados con esta situación que consideramos un maltrato animal masivo porque hay más parques con este problema. En esta situación tan difícil se debería demostrar más la calidad humana con los seres más débiles e indefensos que están ahí por nuestra irresponsabilidad. Toda vida es valiosa".

Desde la Mesa de Bienestar Animal del Foro Local de Retiro, espacio de participación ciudadana que reúne a vecinas y vecinos del distrito, denuncian que "desde el viernes 13 la Mesa empezó a moverse y a contactar con los distintos agentes responsables de la Administración para alertar de la situación y solo hemos obtenido respuesta de nuestra Junta Municipal de Distrito y de la Dirección General de Derechos de los Animales. Silencio absoluto por parte de quienes tienen realmente en su mano evitar esta situación, como la Dirección del Retiro y el Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid. Y esto no es una excepción: cada vez que ocurre algo y se cierra el parque sucede lo mismo, caos, lentitud, silencio... Sentimos una completa indiferencia hacia la vida de los animales".

Otro ejemplo es el Parque Juan Carlos I, donde desde hace días también se impide el acceso a las personas autorizadas para la alimentación de las colonias felinas registradas que existen en su interior, lo que pone en peligro la vida de los animales y favorece su dispersión y descontrol en busca de alimento.

A pesar de las creencias populares, estos animales necesitan ser alimentados en toda circunstancia. Los gatos de colonia no están preparados para sobrevivir en la naturaleza. No, no van a ponerse a cazar habilidosamente cuando no lo han hecho en su vida. Algunos quizá sí, pero la inmensa mayoría se quedará esperando el alimento que llevan recibiendo durante toda su vida y cuando el hambre sea insoportable, abandonarán su entorno conocido y saldrán de los parques hacia las calles y carreteras en busca de restos de comida que tampoco ahora encontrarán con facilidad.

Como explica Valentina Aybar Rodríguez, veterinaria acreditada en Medicina Felina por AVEPA (Asociación Veterinaria de Pequeños Animales de España), presidenta de Gemfe (Grupo de Especialistas en Medicina Felina de AVEPA) y parte del equipo de Hospital Felino Madrid, "los gatos de colonia no saben cazar, no les ha enseñado la madre que un recurso es la caza, su recurso de alimentación es la que les proporciona la alimentadora. Es de vital importancia que las alimentadoras puedan tener acceso restringido y normalizado a su colonia, pues son quienes conocen la ubicación y necesidades de los animales. La falta de alimento produce estrés en la colonia, hace que los individuos se dispersen, que se generen enfermedades, etc. Privar de alimento es maltrato, privar de alimento va en contra del derecho animal y privar de alimento es cruel. En estos momentos más que nunca debemos tener compasión y proteger a los más débiles".

Es importante recordar que la gestión de las colonias felinas es responsabilidad de los ayuntamientos según la Ley 4/2016 de 22 de julio de Protección de los Animales de Compañía de la Comunidad de Madrid y que la dejación de sus responsabilidades -al impedir la alimentación y cuidados básicos como la atención veterinaria- podría suponer un delito de maltrato animal por omisión por parte del Ayuntamiento de Madrid.

La alimentación y el cuidado de colonias felinas es además una de las excepciones por las que se permiten los desplazamientos de la ciudadanía durante el estado de alarma. Así lo ha especificado la Dirección General de Derechos de los Animales en varios comunicados dirigidos tanto a la población general como a las administraciones autonómicas y locales.

A pesar de ello, en Madrid la situación permanece bloqueada. Los distintos responsables de la Administración se pasan la bola unos a otros mientras las entidades y la ciudadanía preocupada se desvive por evitar que los animales mueran de hambre. Mientras permanecen encerrados en los parques, las vecinas y vecinos lanzan comida a través de las vallas y pelean con unos responsables que desde la administración ignoran y dan la espalda a esta emergencia en protección animal. Hay una petición activa para exigir a las autoridades competentes que se permita el acceso al Retiro y al Botánico a las alimentadoras de las colonias felinas.

Es fundamental comprender que es perfectamente compatible garantizar la máxima protección de la salud de las personas sin renunciar a la protección de los animales. Es posible y necesario para responder a nuestra responsabilidad con el entorno que nos rodea. Desde las entidades, colectivos y ciudadanía preocupada por el bienestar animal, solicitamos con urgencia que el Ayuntamiento de Madrid permita el acceso de las gestoras autorizadas a los parques donde se encuentran sus colonias felinas. Estas personas son quienes mejor conocen cada colonia y por tanto quienes pueden garantizar la correcta alimentación de los animales y su atención sanitaria.

Como cuenta Mati Cubillo, presidenta de la Federación de Asociaciones Protectoras y Defensa Animal de la Comunidad de Madrid (FAPAM) tras más de una semana intentando llegar a un acuerdo con la administración: "Nos encontramos con una negativa absoluta a permitir el acceso para alimentar a los animales. ¿Qué pretenden, que se mueran de hambre? Entendemos que estamos en una situación de alerta sanitaria, somos conscientes, igual que somos conscientes de que existe una normativa de protección animal y que dejar morir a los animales también está penado en el Código Penal. Con las medidas adecuadas de seguridad es perfectamente posible garantizar la alimentación y el cuidado de los animales. Nos parece de una crueldad inaceptable esta actitud hacia los gatos de los parques de Madrid. Esperamos que el Ayuntamiento de Madrid rectifique cuanto antes".

La crisis del coronavirus es una situación extraordinariamente compleja de la que saldremos con responsabilidad, solidaridad y sentido de comunidad, algo que la ciudadanía madrileña está demostrando también hacia los animales con los que comparte la ciudad.

Necesitamos instituciones a la altura de la sensibilidad de su tiempo y de la empatía de su gente. Esa gente que no se resigna ante las puertas cerradas porque mirar hacia otro lado cuando hay sufrimiento no es una opción.

Sobre este blog

El caballo de Nietzsche es el espacio en eldiario.es para los derechos animales, permanentemente vulnerados por razón de su especie. Somos la voz de quienes no la tienen y nos comprometemos con su defensa. Porque los animales no humanos no son objetos sino individuos que sienten, como el caballo al que Nietzsche se abrazó llorando.

Editamos Ruth Toledano y Concha López.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
19 de marzo de 2020 - 21:46 h

Descubre nuestras apps

stats