eldiario.es

9

Podría haberse evitado la muerte de 30 animales en el incendio del zoo alemán

Los orangutanes, gorilas, chimpancé, titís y otros animales que murieron abrasados por las llamas o asfixiados por el humo se hallaban sin posibilidad alguna de huir, en unas pequeñas jaulas donde son encerrados para dormir

Las instalaciones del zoo eran antiguas. No había guarda o cuidador. No había alarma. No había sistema de rociado para extinción de incendios. No había recintos con salidas al exterior...

Proyecto Gran Simio -para quienes los zoos deben reconvertirse en centros de rescate de animales autóctonos- solicita de manera urgente inspecciones en todos ellos, protocolos ante accidentes o catástrofes naturales, dispositivos contra incendios en todas las jaulas o sistemas de rociado de agua

JEFF McCURRY / ARCHIVO PROYECTO GRAN SIMIO

JEFF McCURRY / ARCHIVO PROYECTO GRAN SIMIO

El 2020 comienza con una nueva tragedia, ocurrida en el zoológico de Krefeld, situado al Oeste de Alemania. Un farolillo volador chino lanzado por unas visitanes cayó encima de unas instalaciones precarias y con falta de seguridad. En España, hace casi un año, en la madrugada del día 6 de enero de 2018, las tres jirafas del zoológico de Cabárceno (Cantabria) murieron al producirse un cortocircuito en el interior de la caseta donde se hallaban encerradas sin posibilidad de huir.

Puestos en contacto con el Proyecto Gran Simio de Alemania, nos informan de que la tragedia se podría haber evitado. El recinto donde se encontraban los animales quemados y asfixiados se encontraba en malas condiciones. Su construcción era de 1975 y el incendio por negligencia quemó hasta los cimientos. No había guardia o cuidador, que podría haber pedido ayuda a tiempo (los vecinos fueron los que informaron en primer lugar del incendio y cuando llegaron los bomberos ya era demasiado tarde para que pudieran intervenir). No había instalado ningún sistema de alarma en el edificio, tampoco ningún sistema de rociado para extinción de incendios, ni había recintos al aire libre donde los animales podrían haberse salvado. Estaban atrapados en sus pequeñas jaulas para dormir.

En el incendio han muerto cinco orangutanes de Borneo (Suria, Lea, Sungai, Changi y Bunjo), dos gorilas occidentales de llanura (Massa, el más longevo de los que se encuentran en cautividad en Europa, y Boma) y el chimpancé Charly, así como varios titís, murciélagos frutales y aves exóticas. Más de treinta animales. Además, resultaron heridos dos chimpancés, que los bomberos no se explican cómo han podido encontrarlos con vida.

Ahora el zoológico de Krefeld planea reconstruir las instalaciones quemadas lo antes posible, por medio de un seguro contra incendios y dinero de donaciones, y adquirir nuevos grupos de cría de orangutanes y chimpancés.

Para Proyecto Gran Simio, los zoológicos deberían reconvertirse y ser simplemente centros de rescate de animales autóctonos, llevando a los exóticos a santuarios. Los grandes simios deben ser sacados de los zoos. Numerosos informes científicos ya avalan que no deben ser encerrados en cautividad, debido a que pertenecen a nuestra propia familia, Hominidae, e incluso piden que el chimpancé y el bonobo formen parte de nuestro propio género homo.

Igualmente, para esta organización, todos los animales de un zoológico son meros cromos sin vida. Se les ha quitado la esencia de vivir, la cultura de su propia especie y solo se les mantiene en las instalaciones con un claro beneficio económico. bajo la falsa creencia de que se les mantiene de esa forma para la supervivencia de la especie. Cuando se cierra el zoológico al público, todos los animales, incluidos los grandes simios, son sacados del espacio exterior y encerrados en jaulas-dormitorio.

Proyecto Gran Simio solicita una nueva legislación sobre los zoológicos en España, con un  reglamento más duro del existente, ya que se está tratando con seres vivos que sienten y a quienes hemos obligado a posar para el divertimento de los niños con sus padres, en una clara muestra de desvirtuar la verdadera educación.

También solicitamos encarecidamente que se realicen inspecciones en todos los zoológicos, que deben disponer de protocolos ante accidentes o catástrofes naturales,(que debido a la crisis climática cada vez serán más frecuentes: inundaciones, incendios, vientos huracanados, etc.). Igualmente pedimos que en todas las jaulas, donde son encerrados los animales al cierre de las instalaciones al público, haya dispositivos contra incendios con sistemas de rociado de agua, para evitar casos como el de Alemania o el de Cabárceno. La misma seguridad que se busca para los humanos debe también extenderse a los  no humanos.

Los zoos de hoy en día no deben existir, deben ser reconvertidos en centros de rescate no visitables. Hoy día tenemos muchos medios virtuales para mostrar a nuestros hijos cómo son los animales y no verlos en cautividad, sino en su hábitat y en libertad. La protección de las especies se debe realizar in situ donde las poblaciones libres sobreviven al acoso del ser humano.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha