La cascada del mar de nubes, la silueta del Volcán Tacande y Pico Bejenado desde el Llano del Jable

“Por mucho que la veamos no deja de sorprendernos la panorámica que vemos desde la zona del Llano del Jable (El Paso), con sus variantes y matices en función de la época del año, las condiciones lumínicas y el tiempo que haga en cada momento”, comenta  en sus redes sociales Jorge Pais, doctor en Prehistoria y jefe de la Sección de Patrimonio Histórico y Arqueológico del Cabildo de La Palma.                  

La fotografía que acompaña este texto, añade,  realizada el miércoles, “queda realzada por la cascada del mar de nubes descendiendo, y esfumándose, por la vertiente occidental de La Hilera-Cumbre Nueva”.

En primer término,  explica, “vemos la silueta triangular del Volcán Tacande (así lo denominan las fuentes etnohistóricas), popularmente conocido por Montaña Quemada, cuya erupción tuvo lugar en torno a 1470, unos 22 años antes del comienzo de la conquista de la antigua Benahoare. Por tanto, sería la primera erupción histórica de Canarias”.

A ello, señala, “hemos de añadir que según J. Abreu Galindo, entre otros cronistas de la conquista, sus lavas corrieron y sepultaron un valle muy rico en pastos y agua en el cual vivían un buen número de benahoaritas.

Detrás se aprecia la mole del Pico Bejenado, La Cumbrecita, Punta de Los Roques y las estribaciones septrentrionales de la Caldera de Taburiente, es decir, parte del territorio que comprendían los primitivos cantones de Tihuya, Aridane y Aceró, cuando llegaron las huestes de Alonso Fernández de Lugo”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats