La Fiscalía abre diligencias por el estado del mini zoo de La Magdalena tras la denuncia de Podemos

Podemos Cantabria presenta una denuncia ante la Fiscalía por el estado del minizoo de La Magdalena.

La Fiscalía de Cantabria ha abierto diligencias por la gestión del zoológico de la Península de La Magdalena, propiedad del Ayuntamiento de Santander, y el mal estado en el que se encuentran los animales allí presentes, tras la denuncia efectuada por Podemos el pasado mes de julio. Se investigará si esta “nefasta gestión”, en palabras de Podemos, es constitutiva de un delito de maltrato animal según la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, del Código Penal, sobre los delitos relativos a la protección de la flora, fauna y animales domésticos en su Artículo 337.

Luis del Piñal, coordinador de Podemos Cantabria, ya advirtió cuando se efectuó la denuncia de que “estos actos podrían incluso acarrear penas de prisión e inhabilitación tanto para Gema Igual, como alcaldesa de Santander, como para Guillermo Blanco, como Consejero de Ganadería y Medio Ambiente”.

El responsable de bienestar animal de Podemos Cantabria, Carlos Pozo, ha subrayado que “las imágenes de cadáveres de leones marinos envueltos en bolsas de basura a la vista de la gente que allí se encontraba son impropias de un zoo del siglo XXI. Algunos de los animales que habitan en este minizoo tienen una gruesa capa de verdín que les cubre todo el lomo. La imagen que proyectan estos animales es claramente alarmante, ya que este verdín lo tienen incrustado en el pelo y adherido a la piel. El comportamiento también es anómalo, apenas se mueven y muestran una clara apatía”.

Además, la formación morada cree que “el estado de las instalaciones manifiesta un claro abandono, carente de los filtros de agua adecuados para garantizar unas condiciones adecuadas para la supervivencia de los animales”. Pozo insiste en que “los mamíferos marinos son especies que utilizan el medio marino para realizar alguna de las funciones vitales de su ciclo biológico y el estado del agua es determinante para su bienestar, incluso para su supervivencia, por ello una gran carga de algas genera biomasa, con todas las bacterias que esto conlleva, y esto puede estar causando infecciones a los animales, por lo que podemos entender que, en las condiciones en la que viven estos animales suponen un maltrato para ellos.”

Desde Podemos recuerdan que el mantenimiento de estas instalaciones “cuesta a los santanderinos medio millón de euros al año que bien podrían utilizarse para otros menesteres, pues la Península de la Magdalena no necesita de un zoológico para ser el mayor reclamo turístico de la ciudad”.

Etiquetas
Publicado el
18 de septiembre de 2020 - 13:05 h

Descubre nuestras apps

stats